Las manos que preparan el ‟San Luis” en Pinar del Río

Cuando por estos días se entra por el dugout de visitadores y se sale de frente a la medialuna del estadio Capitán San Luis en Pinar del Río, uno se percata que prácticamente está listo para albergar la 60 temporada de la pelota cubana, objetivo cumplido gracias al trabajo de la brigada de mantenimiento y de algunos actores de la Comisión Provincial.

Aunque faltan detalles, el terreno está en excelentes condiciones y así lo hace saber Pablo Rivera Monterrey, uno de los cinco hombres dedicados a las labores de mantenimiento: ‟la Serie puede empezar mañana, que el estadio está listo,” me dice.

‟El terreno presentaba malas condiciones cuando comenzamos a trabajar y la hierba estaba muy seca porque no había llovido. Esto ha sido agotador porque hay que estar arriba de él, como se dice en buen cubano, hay que perfilar, guataquearlo y regarlo para que tenga las condiciones que hoy presume. A nosotros no nos paró ni la COVID‒19”, afirma Rivera Monterrey.

Jornadas extensas caracterizan el trabajo de la brigada de mantenimiento del estadio Capitán San Luis

Lo cierto es que ni en las jornadas de mayor peligro por la presencia de la pandemia en el país se detuvo la labor de acondicionamiento y ponderar la actitud de quienes obraron de tal forma es algo justo. También es sensato destacar que hasta el mánager Alexander Urquiola dejó su huella en esta batalla: ‟él trabajó duro hasta con la guataca” y así lo aseveran los muchachos de mantenimiento.

‟Hasta los domingos se ha venido a trabajar, hay que aprovechar mucho la jornada. Aquí hay que chapear, porque no nos podemos dar el lujo de tener la hierba muy larga. Nosotros somos cinco y nos dividimos las labores por áreas. Todavía falta emparejar un poco y algo más de tierra, pero esto es sencillo”, añade Orestes Castro, con más de 30 años en esta función.

 Yariel Blanco Madera, otro integrante de este colectivo, se refiere a que llegaba al estadio a las ocho de la mañana y en numerosas ocasiones hasta las cinco de la tarde no se terminaba. ‟A mí me gusta mi trabajo. La calidad del juego de nuestra novena depende en gran medida de las condiciones del terreno y lo fundamental es cuando Pinar clasifica y vemos a los jugadores contentos del estado del ‘Capitán San Luis’”.

PARA TENER UN MEJOR ESTADIO

Heriberto Suárez, comisionado provincial de béisbol, destaca la amplitud del trabajo de mantenimiento de que fue objeto el estadio pues se mejoraron tanto el terreno como las partes que tienen relación directa con el público, entre estas las gradas.

‟A la medialuna, que está en excelentes condiciones, se le echó arcilla, en la actualidad llueve y a los 30 minutos esa parte drenó bien. En el caso de los colchones se van a poner en una posición simétrica, además a la zona de seguridad y a los bullpen se le removerá la arcilla. El box tiene una altura adecuada, incluso nos ayudó en este tema el profesor José Manuel Cortina. Sin dudas, el terreno está preparado para la Nacional”, puntualiza el directivo.

Asegura que más de 1 200 palcos nuevos se colocaron en las gradas, con lo que se sustituyeron los viejos de madera que databan de 1969, acción que dará más confort a los aficionados pinareños; y hay un nuevo equipo de audio, que ya se probó. Sin embargo, queda pendiente la nueva pizarra.

En otro orden, Suárez dice que se inaugurará la Academia Provincial, que ocupará un espacio debajo de las gradas, tendrá 25 capacidades y se prevé su apertura para el próximo 26 de Julio.