Actualizado 15 / 11 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Geografía

Fue un día mapamundi. Viajó de regreso a sus tiempos de estudiante, en los que conoció la geografía del planeta y de las cosas más elementales y trascendentales.

Era la asignatura preferida. Al estudiarla podía escapar de su pequeño pueblo y con la imaginación volar sobre lugares exóticos, populosas ciudades con sus parques y monumentos, visitar aquellos escenarios importantes de la historia del mundo, seguir el curso de los grandes ríos y desembocar en los mares sin mojarse siquiera la punta de los pies.

Disfrutaba adivinando las capitales de cada país y sus banderas. Llegó incluso a memorizar docenas de ellas e interesantes detalles de sus culturas. Seguramente podría visitarlas algún día. Vana ilusión.

El tiempo pasó. Ya no está tan enamorado de la Geografía. Salir del país resultó una utopía. Si conoce alguna de sus regiones es por causa de visitas familiares o misiones de trabajo. Ya perdió la visión inocente de los fantásticos lugares lejanos.

Ahora le agobia la amarga realidad de una Geografía en la cual los males humanos son los principales protagonistas.
Sabe que la belleza de los paisajes puede convertirse rápidamente en horror por causa de la guerra. Ha visto en videos cómo las soñadas cumbres heladas se están desnudando de su blanco vestido por el calentamiento global y cómo una ciudad con sus tesoros ancestrales puede perecer repentinamente por un terremoto, un ataque terrorista o la codicia de los poderosos.

Le duele que aquellas exóticas multitudes que cantan y bailan en coloridas promociones turísticas, tengan tras la vitrina la más espantosa expresión del hambre y la enfermedad, la física y la moral debatiéndose en vano por cambiar el mapa de la existencia, cazados en las fronteras, tragados por las aguas o la neo-esclavitud económica de la inmigración.

Le entristece saber que el norte es usurero y derrochador y que al sur se le engaña con el título de región en desarrollo, cuando en realidad existe una Geografía financiera determinando el ordenamiento del mundo.

Hace poco escuchó a un comentarista deportivo lamentándose del trasiego de banderas en las reuniones atléticas, mejor dicho, de una nueva bandera que tiene grabado, no un símbolo nacional, sino una poderosa moneda, convirtiendo a los hombres en mercancía y a los negros y árabes en anglosajones.Teme que conservar la identidad sea el motivo de tantas derrotas.

Ayer tuvo un día de mapamundi. En sus recorridos vio pañuelos, blusas, camisas, gorras y pieles tatuadas con banderas. Banderas soñadas en carros viejos y también otra roja, blanca y azul, que tremolaba en un balcón, saludando a los transeuntes fríos e indiferentes.

Vio pasar a grupos de turistas por la calle principal y percibió apenado que las distancias en el mapamundi (de norte a sur) cada día crecen más y más a pesar de los altruismos y las buenas intenciones.

Pero al regresar a casa y disfrutar a su familia comprendió que hay otras banderas más invencibles y trascendentes: las del amor, la actitud cívica, la solidaridad, el reconocimiento al esfuerzo o el sacrificio ajeno.

Ahora sonríe porque sabe también quiénes son los verdaderos ciudadanos del mundo y que hay una Geografía toda-vía por construir.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero