Actualizado 21 / 07 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
35ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Juego de béisbol con mucha diferencia

En una crónica anterior explicamos cómo se formó por el compañero Gilberto Rodríguez Hernández, el primer equipo de béisbol del barrio Primero Sur, en el año 1948. Ya para la segunda mitad de la década del 50 del siglo pasado, este equipo llamado Fábrica de Fideos La Regional, se había renovado en más de un 50 por ciento con jóvenes del lugar y de otras partes del municipio de Pinar del Río.

Fue un honor para todos los integrantes del equipo tener como jugador de cuadro durante tres años, a Yuli Camejo, hijo del compañero Camejo, coordinador de nuestra pelota popular en todo el municipio, un joven excelente que se destacaba por sus cualidades personales.

En el mes de noviembre del año 1957 se nos informa por parte del director del equipo el cronograma de juegos que comenzaba el próximo domingo en el territorio de Las Ovas, donde enfrentaríamos un equipo local en un terreno llamado: Bonne o Bonné (no recuerdo bien). Fuimos convocados para reunirnos en la Terminal de Trenes y que viajaríamos en el entonces denominado tren lechero, ese día ninguno de los miembros del equipo pudo almorzar, pues la cita era para las 11:00 a.m., así que cada cual compró lo que pudo adquirir con sus propios recursos y lo consumió en el viaje.

Llegamos al lugar, ya pasadas las 12:30 p.m. Por la observación que hicimos al terreno donde jugaríamos, este era bastante aceptable, y al cual se acercaban algunos vecinos del lugar para presenciar el juego. Percibimos que entre los miembros del equipo local cinco o seis de esos peloteros tenían un gran parecido físico, por lo que preguntamos y nos dijeron que eran los hermanos Crespo, famosos en ese lugar por su excelencia en el juego de béisbol.

En la pequeña reunión que tuvimos con nuestro director en la Terminal de Trenes, antes de salir de viaje, nos arengaba y decía que si nos comportábamos bien, podíamos alcanzar la victoria, porque enfrentaríamos a un equipo de la zona campesina, que según él, podía ser un equipo de poca preparación y fuerza.

Ya en el comienzo del juego, nos dimos perfecta cuenta que la novena local estaba bien preparado y con una gran ofensiva, nuestro pícher abridor, no pudo pasar del tercer inning, pues esta novena de los Crespo, como le llamaban, desató contra él una ofensiva descomunal, así sucedió con los dos pícher restantes y el juego concluyó por 14 o 15 carreras (no recuerdo bien) por el equipo contrario y nosotros no logramos ninguna anotación, más que eso, ninguno de nuestros corredores llegó a tercera base y a continuación explicaremos el porqué.

Nos presentaron un pícher de la familia de los Crespo, y mi equipo no estaba acostumbrado, aquellas rectas de más de 90 millas una tras otra, no daba tiempo ni siquiera a que los bateadores se prepararan en el cajón de bateo, así como sus curvas y slaider que parecían que se nos venían encima y caían en forma de strike en las esquinas, como aquel lanzador, nunca habíamos visto otro, era un verdadero profesional del picheo. Aquella derrota nos demostró a todos que en cualquier rinconcito de la campiña cubana, en la pelota popular de los años 40-50, se podían encontrar verdaderos talentos del pasatiempo nacional.

En la actualidad, nuestra peña Cultura y deporte tiene el honor de contar en sus filas como miembro fundador y activo al teniente coronel Luis Crespo, ciertamente uno de los hermanos Crespo a los que enfrentamos en aquel memorable juego, quien fue también un excelente lanzador de la pelota popular y hoy cuenta con el respeto y la admiración de todos nosotros. Su participación en los temas que se discuten y analizan es muy buena e instructiva. Luis Crespo es como nuestro hermano mayor.

Desde esta sencilla crónica enviamos un saludo afectuoso a esa familia que aportó tan buenos peloteros para el pasatiempo nacional.

Sobre el Autor

Julián Torres Hernández

Julián Torres Hernández

Profesor de Historia y miembro de la Peña Deporte y Cultura

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero