Actualizado 19 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Lidia

¿Lo leerá? ¡Desde cuándo no la veía! Pensé que no estaba en el país. Al hacer la locución de un acto de Copextel, en el municipio Viñales, afortunadamente me la encontré, 15 años después. Esta gran mujer, Lidia, es la mejor maestra que tuve en la enseñanza Primaria en la escuela Juan Rius Rivera, del reparto Montequín.

En mi graduación de sexto grado me fotografié con ella y conservo en soporte material esa foto con mucho cariño. Hoy la comparo con otra que nos tomamos en la misma posición, pasados tres lustros, y el que cambió fui yo. Ella es la misma, siempre entusiasta con sus niños, incentivando en ellos la cultura, el respeto a la Patria, el amor a la décima, tan cubana.

Me sentí feliz cuando dijo a sus niños que estaba orgullosa de mí, de verme como locutor, que soy el fruto de su trabajo, que me tuvo entre sus alumnos como un hijo más, y eso es verdad.

Le comenté que yo, además, era profesor de Lingüística en la universidad Hermanos Saíz, escritor y locutor de programas de radio. Le hablé de mis triunfos, de mi doctorado, de mi vida y no dejé de expresarle que la tengo como paradigma en mi formación humana y docente.

Su hija, Liena, estudiaba por aquel entonces en la escuela vocacional de arte (EVA) Pedro Raúl Sánchez. Su voz de niña se escucha aún por la radio en el tema musical infantil de Samuel Concepción Juguete roto. Creo que su talento lo heredó de mi maestra, porque ella también cantaba en los matutinos a viva voz. Una voz que en los primeros claros del día era alta, fina y armoniosa. Lo más auténtico es que todavía canta, década y media después, y con la misma fuerza: me sorprendo. Accedo a mi página de Facebook y muestro a mis amigos ambas fotos, para establecer la comparación, escribo sobre ella y más de 280 personas reaccionan.

Agradezco a más de 45 amigos por sus emociones y comentarios. Una exalumna mía del IPVCE, Ana María Cordero Padrón, amiga en Facebook además, le mostró desde su teléfono la publicación, allá en Viñales, y me cuenta que se emocionó mucho, que “...hasta lloró”. Le pidió que le tomaran otra foto para enviármela (ya la tengo) y que me hiciera saber que fue el mejor regalo que le habían hecho en mucho tiempo, pues la gratitud es el mejor obsequio.

“Hasta sus niños también se emocionaron. Fue muy lindo”, me dice Ana.

Mi maestra Lidia, lo confirmo nuevamente, es especial. Hay gestos que nunca olvido. Tuve una infancia difícil, vivía solo con mi madre enferma, sin muchas posibilidades económicas y un día, al ver que la mochila en que yo llevaba mis libros estaba ya vieja y rota, ella me obsequió una para que no me sintiera diferente y fuera como los demás niños.

Vienen a mí esas palabras de mi escritor favorito, Edmundo de Amicis, en su magistral libro Corazón (mi preferido): “¡Oh, mi buena maestra, no me olvidaré de ti! Cuando sea mayor seguiré recordándote e iré a buscarte entre tus chicuelos; y cada vez que pase por la puerta de una escuela y sienta la voz de una maestra, me parecerá escuchar tu voz y pensaré en los años que pasé en tu clase, donde tantas cosas aprendí, donde tantas veces te vi enferma o cansada, pero siempre animosa, indulgente, desesperada cuando uno tomaba mal la pluma al escribir, temerosa cuando los inspectores nos preguntaban, feliz cuando salíamos airosos, y siempre cariñosa y buena como una madre… ¡Nunca, nunca te olvidaré, maestra querida!”.

Ya, no puedo escribir más.

Sobre el Autor

Yosmany Ventura Pérez

Yosmany Ventura Pérez

Yosmany Ventura Pérez, escritor y conductor de programas de la emisora Radio Guamá, mereció premio en el concurso Crónicas de mi Ciudad

Más artículos de este autor

Comentarios   

jorge luis
0 # es por amorjorge luis 22-06-2018 19:37
acabo de leer este escrito completo y me he vuelto a emocionar, como cuando lo leí por vez primera. en él no se desborda otra cosa - claro, además de una excelente prosa- que no sea amor y agradecimiento. ojalá hubiesen más personas agradecidas en este mundo por la labor de los maestros. excelente escrito mi amigo Yosmany, muy bien. gracias por emocionarme
Responder

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero