Actualizado 15 / 08 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Cuando mima cumplía ochenta

–Mi´jo, ¿en qué año estamos, qué edad voy a cumplir?

–Estamos en 2010, ¿cuándo tú naciste?

–El 30 de septiembre de 1930.

–Cuenta. Año cuarenta, cincuenta, sesenta… ¿Cuántos van?

–¡Ochenta! Mira tú, me quitaba tres. Bueno, hay muchas por ahí, más jóvenes, no pueden ni caminar ni hacer lo que hago: limpio, lavo. Ahora me cocina mi hija Miriam; hasta ayer me cocinaba yo… Cuarenta, cincuenta… Ven acá, no me da el balance, házmelo tú.

–A ver, pon los dedos; naciste en 1930; estamos en 2010… ¡Vas a cumplir ochenta!

–¿No son setentiocho? Año cuarenta, cincuenta, sesenta… ¡Tengo setentinueve!

–Tienes setentinueve; vas a cumplir ochenta; naciste en 1930.

–¿Estamos en 1980? ¡Ah!, en 2010. ¡Mi madre, los dos mil!

–Estamos en 2010. Cumplirás ochenta.

–¡Coño! A ver, cuarenta, cincuenta, sesenta, setenta, ochenta, noventa, cien, ciento diez… Mi´jo, sácame la cuenta alante de mí.

–Pon los dedos: año cuarenta, cincuenta… Son ochenta.

–¡Niño, son setentisiete!

–Hice el cómputo tres veces, da ochenta; si quieres cumplir setentisiete...

–Mira: dos mil diez, dos mil once, dos mil doce…

–Nooo.

–¡Ah! Porque no tengo que contar pa´lante, sino desde que nací: septiembre, octubre, noviembre, diciembre…

–Mima, ¡cuenta los años, no los meses!

–¡Es lo que te digo! Estamos en 1977, ¿cómo voy a cumplir ochenta? Respóndeme.

–¡Estamos en 2010! ¡2010! ¡2010!

–¿2010? Me lo hubieras dicho. Fíjate, el año treinta no se cuenta, me faltan tres para ochenta, cumplo en septiembre, ¿no?

–Sí, estamos en abril, faltan cinco meses.

–¡Coñoooo! Estaba sacando la cuenta al revés. ¿Así que en septiembre cumpliré ochenta?

–Haremos una fiesta; agradeceremos a Dios por tanta vida.

–¡Tanta vida! Año cuarenta, cincuenta… ¡No me alcanzan los dedos, se me cambia el número! Si nací en 1977, ¿cuántos cumpliré?

–Naciste en 1930: cumple los que te dé la gana.

–¡Ay, mi´jo!, ¿por qué me hablas así?

–Porque no quieres cumplirlos. Dale gracias a Dios.

– ¿Gracias a Dios? ¡Los fósforos! Para mí que eran menos. Oye, ¿¡es tanto!?

–Son ochenta. ¡Terminamos con el tema de la edad!

–¿Fin del tema y me estás poniendo años?

–Gracias a la vida cumplirás ochenta. Es una bendición.

–Qué bendición si tengo setentisiete, digo, setentidós, ¿o no?

–Escucha, cumple cuantos quieras, quince mejor.

–¿Ves como tú me tratas? Es que no contaba los dos miles diez. Llegaba hasta el dos mil. Bastante bien estoy. ¡Me faltan tres para ochenta!

–Nooo, los vas a cumplir en septiembre.

–¿En septiembre? ¿En qué mes estamos, cuántos tengo hoy?

–Tienes setentinueve. Cumplirás ochenta en cinco meses.

–¿Qué día es ahora? ¿Domingo? ¿Voy a cumplir ochenta? ¡Me parece que no! Oye, yo nací el 30 de septiembre de 1930. ¡Tengo setentisiete! ¡No comas mierda! ¡Qué cuento me vas a hacer tú a mí!

Sobre el Autor

Hilario Rosete Silva

Hilario Rosete Silva

Periodista y editor habanero.

Más artículos de este autor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero