Actualizado 22 / 02 / 2020

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

19ºC
24ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Liga de Béisbol Amateur Pedro Betancourt

Con el nombre oficial de Asociación Deportiva Amateurs Pedro Betancourt, era básicamente una liga de invierno que reunía la mayoría de los peloteros aficionados, después que culminaban en sus respectivas ligas. En ella participaron jugadores negros y blancos de casi todo el país, lo que elevó considerablemente la calidad.

Comenzó como un torneo local, después se hizo provincial y ya en sus finales tenía rango interprovincial, con mucho prestigio. Agrupó equipos de diferentes localidades de la provincia de Matanzas, con base en la ciudad de Pedro Betancourt, y llegó a contar en sus filas con novenas de pelota de La Habana. Sus inspiradores habían sido, Ricardo Galindo, Héctor del Ángel Mederos Argüelles (Titi) y Amelio Drake Drake, tres entusiastas del béisbol.

Galindo, quien nació el 30 de junio de 1915 y falleció el 27 de mayo de 1998, era un empleado del comercio y había entrenado y dirigido equipos como el TARAFA. Mederos había nacido el 5 de noviembre de 1919 y falleció el 5 de enero de 1996. Drake vino al mundo el 15 de septiembre de 1915 y murió el 4 de abril de 1989.

Para comenzar las competencias, en 1944 se creó el Ejecutivo, conformado de la siguiente forma: Presidente: Dr. José Manuel Francisco Mesa Peña, Vicepresidente: José A. D. Urrutia Saínz, Secretario: Héctor Mederos Arguelles, Vice-Secretario: Ricardo Galindo García, Tesorero: Teodoro Rangel Mesa, Vice- Tesorero: Anselmo Pino Rodríguez, Asesor Técnico: Evelio A. Jorrín Mena, Vocales: Ángel Hernández Rodríguez, Amelio Drake Drake, José A. Suárez, Belarmino Martínez Morejón y Evelio Ibáñez Pique. Local de Reuniones:

Asociación de Colonos de Cuba. Delegación Municipal “Cuba” y “Dolores”. Calle Maceo, esquina a Santa Catalina, Pedro Betancourt.

La Liga comenzó su primer campeonato, del 20 de mayo de 1944 al 1ro. de octubre del mismo año, en el terreno Tarafa Park, hoy Rubén Aldama, de Pedro Betancourt. Fue iniciado en acto solemne con la banda rítmica de la Escuela Primaria Superior, que presidió el desfile inaugural, seguida por el Ejecutivo de la Liga, delegados de los equipos, invitados y las autoridades del pueblo, junto al alcalde Florentino Ibaceta Barranco, quien en compañía de su esposa izó la Enseña Nacional.

A continuación, desfilaron los equipos participantes. Con el tiempo asumió el nombre de Asociación Deportiva Amateur General Pedro Betancourt, hasta 1960, pero popularmente siguió reconociéndose como la Liga Pedro Betancourt.

Estuvieron presentes en aquel primer certamen, los clubes NAVAJAS, que resultó campeón, con balance de 13-7, CEIBA, PUEBLO NUEVO, LA ISABEL, SINDICATO AZUCARERO DEL CENTRAL CUBA y el CENTRAL CUBA. Hubo momentos estelares en la historia de la Liga que no pueden dejar de mencionarse, entre ellos un reñido empate que tuvo lugar entre el CENTRAL PORFUERZA y el TARAFA, que culminó con la victoria del primero 3 x 2 en un juego celebrado posteriormente.

En el VII Campeonato, celebrado en 1950, resultaron finalistas los equipos TARAFA y TINGUARO, ambos de elevada calidad técnica, que por primera vez se enfrentaban, obteniendo la victoria el TARAFA. Por último, queremos destacar el juego ganado por el equipo del CENTRAL CUBA en un encuentro con el CLUB DEPORTIVO GRAVI, de Jovellanos.

Estos encuentros constituyeron pruebas fehacientes de la calidad alcanzada por los jugadores de aquellas lides. En 1949, la Liga Provincial de Béisbol Amateur de Pedro Betancourt, se convirtió en Interprovincial, agregándose los equipos de la RUTA 67 DE AGUACATE, el CENTRAL PERSEVERANCIA y el CIENFUEGOS SPORTS CLUB. Ese año obtuvo un rotundo triunfo frente a la selección de la Liga Nacional Amateur, de la Unión Atlética de Amateurs de Cuba.

El encuentro tuvo lugar en el Gran Stadium Cerveza Tropical. Resulta significativa la participación de jugadores de la Liga Pedro Betancourt en campeonatos provinciales, nacionales y eventos internacionales, como los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Guatemala 1950 y los I Juegos Panamericanos de Buenos Aires, Argentina 1951.

Hasta entonces, la Liga Nacional Amateur se había arrogado el derecho de enviar a sus jugadores a los torneos internacionales. Según Eddy Martin, en su libro Palabras a los setenta y..., p. 154:

“La Liga de Pedro Betancourt se hizo fuerte y llegó a retar a la Liga Nacional, para hacer valer su derecho a integrar también el equipo CUBA a los primeros Juegos Panamericanos que tendrían lugar en Buenos Aires, en 1951. En la confrontación entre ambas ligas triunfó la de Pedro Betancourt, pero por presiones de la Unión Atlética se llegó al acuerdo de compartir la integración del conjunto en un 50%; así asistieron varios jugadores de aquella liga como Ángel Scull, Aurelio Herrera, Gilberto Delgado, Evelio Orgallés, Nelson Campver, Gustavo Martínez, Juan Ravelo y Derubín Jácome...”

Rodolfo Landín (Lalito), historiador de la Pedro BetancourtRodolfo Landín (Lalito), historiador de la Pedro BetancourtRodolfo (Lalito) Landín, historiador de la Liga Pedro Betancourt, en documento al autor de este trabajo, afirma que:

“Al finalizar la temporada 1955, de la Liga Profesional Cubana, se desarrolló un partido amistoso entre los equipos ESTRELLAS DE MIÑOSO, con peloteros profesionales, algunos de Grandes Ligas como Julio Bécquer, José Valdivielso, Héctor Rodríguez y Carlos Paula, dirigidos por el propio Miñoso, quien patrulló el jardín central, contra el CENTRAL ESPAÑA, dirigido por Antonio Bulio Delgado. Se destacaban, por los amateurs: Jorge Trigoura, Carlos Balvidares, Justo Jácome y Leonardo Cárdenas, quien después sería estelar en las Ligas Mayores. El juego concluyó con pizarra de 8 x 3 a favor de los profesionales, con victoria para Julio (Jiquí) Vega, sobre F. Oramas...”

En la Liga Pedro Betancourt se destacaron jugadores que después serían estelares en las primeras Series Nacionales, como Edvin Walters, Mariano Álvarez, Lino Betancourt, Raúl (Cunagua) González, el lanzador Isidro Borrego, el vueltabajero Fidel Linares, el zurdo Roberto Mesa y muchos otros.

Algunos de sus miembros llegaron a formar parte de las Grandes Ligas, como Orestes Miñoso, Tony Taylor, Edmundo Amorós, Tany Pérez, y tantos otros. Los equipos triunfadores fueron: CENTRAL ESPAÑA, hoy España Republicana (4 títulos), TARAFA (3), CENTRAL PORFUERZA, hoy Seis de Agosto (2), Central TINGUARO, hoy Sergio González (2). Los siguientes obtuvieron un título: NAVAJAS, CENTRAL DOLORES, hoy Jaime López, CASINO ESPAÑOL DE PERICO, CASINO ESPAÑOL DE CALIMETE, DEPORTIVO GRAVI DE JOVELLANOS y el CENTRAL CUBA, el último campeón en 1960.

Un análisis del desarrollo de la Liga Pedro Betancourt en sus diecisiete años de existencia, demuestra su importancia en la historia del deporte nacional cubano, pues contribuyó a la formación y calidad competitiva de los diferentes equipos, a través de enfrentamientos intermunicipales, que fueron tomando carácter nacional por los jugadores que allí participaron.

Entre el 15 de noviembre de 1960 y el 15 de febrero de 1961, se efectuó el que sería último campeonato profesional criollo. En 1962, el naciente INDER erradicaba, mediante la Resolución 83-A, el deporte rentado en el país, ochenta y cuatro años después de haberse firmado en la calle Obrapía, número 17, el acta de constitución del primer campeonato cubano de béisbol.

El fin de la Unión Atlética de Amateurs de Cuba y de la Liga Provincial Pedro Betancourt, unido a la eliminación de La Liga Profesional Cubana en 1961 y otras ligas populares, no hizo que el béisbol desapareciera en la Isla, pues a partir de ese momento comenzó una nueva etapa, o mejor dicho se iniciaba lo que con el paso de los años se conocería como el béisbol revolucionario y sus Series Nacionales, donde por primera vez se jugó y juega a nivel nacional.

Equipos que participaron en la Liga Pedro Betancourt: CENTRAL ESPAÑA, CENTRAL CUBA, CENTRAL ARAÚJO, CENTRAL TINGUARO, CENTRAL PORFUERZA, CENTRAL ÁLAVA, CENTRAL LIMONAR, CENTRAL GUIFUZCO, CENTRAL SAN IGNACIO, DEPORTIVO PERSEVERANCIA, NAVAJAS, LA ISABEL, LA CEIBA, JOVELLANOS, DEPORTIVO GRAVI, RUTA 67 DE AGUACATE, CIENFUEGOS, SPORT CLUB, CALIMETE S. C., DEPORTIVO COLÓN, TARAFA, DEPORTIVO CÁRDENAS, LOMITA DE MARTÍ, TELÉGRAFO DE MARTÍ y COLÓN.

Algunos récords en los diecisiete campeonatos con veintisiete equipos: Jonrones en una temporada: Mariano Álvarez, en 1956 (6) y René Núñez (6); dobles: Ervin Walters en 1958 (7) y Mariano Álvarez en 1956 (7); carreras anotadas: Antonio Haitiano González en 1956 (24); impulsadas: Mariano Álvarez en 1956 (26); hits: Mariano Álvarez en 1956 (29); más torneos ganados: Central España (4); average más alto: Mariano Álvarez en 1956 (.548), así como en slugging (.736); bases robadas: Otto Jústiz en 1956 (15); promedio de ganados y perdidos en una temporada, Humberto García en 1948 (6-0); más ganados en una temporada, Santiago Pérez en 1960 (8).

Como se observa, la figura más sobresaliente de aquel circuito, sería el ya nonagenario Mariano Álvarez, quien, hasta la fecha, radica en el Central España Republicana, donde rindió extraordinariamente. También jugó en la Liga Nacional Amateur y en las Series Nacionales. Había sido el sustituto del gran torpedero Antonio (Quilla) Valdés, con el poderoso HERSHEY SPORTS CLUB.

El estelar Derubín JácomeEl estelar Derubín JácomeAsimismo, los hermanos Derubín, encabezados por Jácome, rindieron tremendas faenas. Toda una familia en función del béisbol matancero de entonces y del país. Derubín también jugó en otras ligas dentro y fuera de Cuba, como profesional.

Aunque jugó en corto tiempo en Matanzas, quizás la figura más importante que anduvo por aquellos predios sería el camagüeyano Atanasio Pérez Rigal, conocido por Tany y Tony, quien, con una extraordinaria labor en las Grandes Ligas, fue electo al Salón de la Fama de Cooperstown en el año 2000, con el 77,2 de los votos. Único nativo en las Ligas Mayores, que ostenta este galardón.

En la Liga Pedro Betancourt se desempeñaron catorce jugadores que posteriormente estuvieron en Grandes Ligas, así como treinta y seis en el equipo CUBA en diferentes épocas; dieciocho de ellos fueron peloteros de alto nivel. A fines de los años cincuenta, se había convertido en una importante plaza en el occidente del país, que atrajo a jugadores de toda Cuba, quienes, por su fama y calidad competitiva, iban allí a medirse. Además, con la eliminación del racismo contribuyó a democratizar y elevar la calidad de la pelota cubana.

(Con documentación de 2007, Baseball de Cuba.com; Ismael Sené, Adolfo Suárez, Héctor Mederos Argüelles, Reynaldo González Villalonga, Luis Benito Cintado Tortoló, Rodolfo (Lalito) Landín, Eladio Secades, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Alfredo Santana, Eddy Martin, Severo Nieto, Roberto González Echevarría, Félix Julio Alfonso López, Yasel Porto Gómez, y otras fuentes).

Sobre el Autor

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Escritor, promotor cultural, crítico, ensayista. Profesor Titular y Consultante Universitario de la Facultad de Cultura Física y Deportes Nancy Uranga Romagoza de Pinar del Río y una experiencia de 35 años en labores investigativas y pedagógicas en la Universidad del Deporte Cubano.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero