Actualizado 20 / 05 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

21ºC
34ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

El guante de Héctor Rodríguez

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaLas simpatías por uno u otro jugador de cualquier deporte, van de los sublime a lo ridículo. Algunos prefieren el estilo de juego, sin profundizar en la calidad: --¡Viste qué jugada, ése es el mejor! Y allá van los otros: --¡No, hombre, no!, ese no puede compararse con “fulanito ni con menganito”. Se eleva la discusión, hasta que aparece la voz sentenciante de un veterano: --Ustedes no saben lo que es fildear ni batear ni nada de eso. En mis tiempos vi una tercera por allá, por donde el diablo dio las tres voces y les aseguro que como aquel ninguno. Los hay que ríen, otros maldicen y hasta quienes se van a las manos. Es la encantadora presencia de nuestra pelota.

Lázaro Madera, un bateador impredecible

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEl béisbol es un deporte que necesita concentración, pues tiene más de filosófico que de militar. Además, el único donde los que defienden tienen en sus manos el implemento esencial: la pelota. Quienes lo fundaron, encabezados por el norteamericano Alexander Joy Cartwright, mucho tuvieron que pensar para medir las distancias del terreno, la confección de una regla que supera en grosor a cualquier otro deporte y los miles de vericuetos que a veces confunden hasta a quienes imparten justicia en los terrenos.

Una mirada a las Ligas Negras Norteamericanas

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaLa influencia del democratizado béisbol profesional cubano, llegó con fuerza al norteamericano. No en balde el primer equipo integrado por negros se llamó Cuban Giants (Gigantes Cubanos), en una suerte fetichista de ocultar los orígenes, a favor de los jugadores del vecino sureño. Ellos trataban de hacerlo con léxicos inventados en el terreno, parecidos al español del cubano, quienes por el mestizaje tenían menos rasgos africanos. En corto tiempo jugarían junto a cubanos de piel oscura, que de ninguna forma podían hacerse pasar por blancos. Otros equipos apelaron al gentilicio cubano.

Mariano no quiso ser profesional

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaCuando se habla de la pelota cubana anterior a 1959, por lo general se acude a la Liga de Béisbol Profesional, las Menores y las Grandes Ligas, donde indudablemente hemos tenido excelentes jugadores. Pasan a un segundo plano los torneos amateurs, cada cual con sus características, fuente y consecuencia del desarrollo. Los mismos donde se abarrotaban y abarrotan los estadios de todo el país, pues representan al terruño.

Monarcas de la Pelota Cubana ¿Pinar o La Habana?

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaHoy no hablaré de jugadores y managers, tampoco de las reglas bien o mal aplicadas, ni siquiera iré a la carga sobre las estructuras deseadas y necesarias. Dedicaré un poco de espacio, solo un poco, a las provincias que encabezan los títulos en nuestras autóctonas y lamentablemente decrecidas Series Nacionales. Hablaremos de territorios campeones.

Germán vs Paret

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaPara Crucito, un conocedor

Cuba ha tenido infinidad de torpederos destacados, desde Anguilla Bustamante, aquel moreno original de San Juan y Martínez, a inicios del siglo XX atraído por los scouts de las Mayores, pero lo traicionaba el color, hasta el inconvertible Willie Miranda, nacido en Velasco, Puerto Padre, pasando por Quilla Valdés, quien se alzó en su posición con el HERSHEY SPORTS CLUB de la Liga Amateur y desechó el profesionalismo.

Félix Isasi, un jugador todo terreno

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaDefender la segunda almohadilla requiere muchos poquitos, con destaque para la inteligencia vivaz. Me explico, no son sinónimos. Albert Einstein, entre los genios de la historia, era lento en las respuestas ágiles, necesitaba comprender el asunto, trillarlo y después dar su criterio. Sin embargo, otros cargan sabidurías por arrobas y responden al instante con certeza. Sucede en todas las facetas de la vida; no se excluyen los peloteros.

La posible última entrevista a Fidel Linares (Final)

Juan A Martínez de Osaba y GoenagaJuan Carlos se me parece mucho a ti.

Sí, dicen eso, él le da lo mismo a los zurdos que a los derechos. Ahora recuerdo una anécdota. En el año 1970 yo estaba bateando sobre los .380. Entonces íbamos a jugar a Las Villas, el manager me dijo que era un lanzador zurdo. Le contesté que sí, que lo mío era jugar contra quien fuera, que si no bateaba, mala suerte, pero trataría de hacerlo lo mejor posible.

Recuerda que eres un Martínez

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaJosé Manuel, más conocido por Kity o simplemente Casquillo, porque en Minas de Matahambre nadie escapa a los apodos, es la vejez sobreviviente de los Martínez de mi pueblo. Una familia que supo imponerse en la decencia y el decoro, con una prole que sobrepasaba la decena, todos al compás de Virginia y don Tomás, los fundadores, con los asientos guardados en la primera fila del estadio.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero