Actualizado 22 / 01 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La posible última entrevista a Fidel Linares (I)

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEsta entrevista se realizó el 29 de agosto de 1999 en el portal de su antigua casa sanjuanera. A pesar de su quebrantada salud, en aquel instante nada indicaba que lo perderíamos definitivamente el 9 de noviembre del mismo año, dos meses y nueve días después, ni que el día 10 acudiríamos a su sepelio junto al pueblo de San Juan y Martínez.

La posible última entrevista a Fidel Linares

Juan A. Martinez de Osaba y Goenaga.Llevo conmigo la amistad de Fidel Linares Rodríguez, (Maraña) para sus allegados. Nuestros primeros encuentros fueron inadvertidos para él. Quien suscribe era uno de los muchachos que corría para verlo jugar con las novenas sanjuaneras en el estadio de las Minas de Matahambre; la más famosa era EL GACHO.  Recuerdo que a un antesalista de aquel team, mi tío Rodolfo (Iso-El Clavo Osaba), le fracturó dos dedos con una línea a la velocidad de la luz. Por allí desfilaron jugadores emblemáticos de la talla de Napoleón Reyes, Pedrito Ramos, Luis Zayas, y Eulogio Osorio Patterson, en distintas épocas. Pero siempre descolló la figura de Fidel Linares.

Don Zimmer y el casco protector

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEn mi intrascendente carrera beisbolera de las Minas de Matahambre, comencé a batear encimándome al home. Pareciera como que los lanzadores me respetaban, pues ponía cara de santo con el propósito de que lanzaran por el medio del plato; poco a poco fui tomando confianza, hasta un día, un durísimo día, como la recta de aquel a quien llamaban Bonete, quien me sacó por un buen rato de las fantasías peloteriles.

Brooks Robinson: Una aspiradora en La Habana

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaHace poco, en una tertulia literaria-deportiva, vimos el documental All Century Team, o sea, los Mejores Jugadores del Siglo XX en las Grandes Ligas. Algunos preguntaron por fulano y mengano, que si no están y debieron aparecer ahí. Pero ninguno quitó méritos a los elegidos. Es curioso que varios de ellos anduvieron por nuestra Isla. Los presentes pidieron repetir las jugadas de los antesalistas y se oyeron exclamaciones sobre el hombre que hoy, con justicia, ofrecemos.

Hasta siempre, Remberto Concepción

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaSe cuentan por miles los practicantes cubanos de la pelota. Prácticamente al nacer el varón, choca en la casa con bates y guantes y si no los hay, ya se encargarán los padres y abuelos de narrarles cuentos, anécdotas, jugadas y leyendas del deporte nacional cubano, heredado de los Estados Unidos y tomado como propio desde hace muchísimos años.

Barbera y la pelota

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaSe agolpan los recuerdos de niñez y juventud. El más popular, en las Minas de Matahambre, fue Manuel Pérez Barrios, quien hace años dijo adiós de entre los vivos por cuenta propia. Conspicuo, determinado y a veces tierno, dependía de cómo tuviera el día. Nadie, ni de su propia familia, lo recuerda por el nombre; fue y es Barbera.

Tabares y Lazo, rivales y hermanos

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaHoy, queridos lectores, no acudiré a los números para demostrar la valía de quien dice adiós en el terreno. Solo lo haré por un binomio esencial en nuestra pelota. Ellos cargan el placer de la amistad. La vida los puso en trincheras opuestas y desde ahí surgió una especie de hermandad beisbolera. Y no pensemos en entregas al contrario, porque el azul le jugaba a partirse el alma y el verde hasta le dio pelotazos. Rivales en el terreno, hermanos en la vida. Ponches y batazos, batazos y ponches.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero