Actualizado 19 / 08 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Una acción bien preparada

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaUn jueves cualquiera del enero de 1972, nos enfrentamos en el célebre Palmar del Junco, a los HENEQUENEROS de aquellos Tres Mosqueteros y el Caballero D'Artagnan, sinónimo de Wilfredo Sánchez (Hatos), Rigoberto Rosique (Portos), Félix Isasi (Aramís), y el cuarto bate Tomás Soto (D'Artagnan). El bautizo había sido una obra maestra del genuino Bobby Salamanca.

Cartílago Cricoideo

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaNunca catcheé. Brazo débil, reacciones lentas, demasiado trabajo, lesiones y para qué seguir inventando, tenía miedo; sí señor, miedo. Algunos se hacen los guapos y después buscan justificaciones para no calzar los arreos. Hay quienes se pintan solos, desde chiquitos no hacen otra cosa. Los padres, sin saber bien en lo que andan, les buscan implementos. Cuando pasan los años, pocos se adueñan de la receptoría.

 

24 y 18

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaEl joven de veinticuatro miraba absorto los movimientos del que solo había cumplido dieciocho y recorría los alrededores de la segunda almohadilla como si hubiera nacido allí. Adelante, atrás, a la derecha, hacia la izquierda. Pronto el joven comprendió que el mejor trance de su carrera, buena en su pueblo, regular en la provincia y pobre en el país, sería admirar las virtudes de quien nunca podría considerar un rival, por la limpieza de sus acciones en el cuadro y un talento desbordado.

Ray Brown vs Dihigo: émulos del box

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaLas letras que aparecen a continuación, rinden homenaje a uno de los mejores lanzadores en la historia del béisbol, quien se sintió en Cuba como en su casa. Negro y pobre, supo erguirse ante las adversidades en varios deportes, hasta avanzar definitivamente hacia el béisbol. Su huella trasciende fronteras, amén de algunos problemas y achaques que pudieron mermar un tanto su estelar desempeño, entre ellos el alcohol.

Chiche el catcher

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaBraulio Rodríguez no fue de las personas que pasan inadvertidas, tampoco está en el campo de los inmortales; le llamábamos Chiche el catcher. Muchacho aún, comenzó a abrirse paso en el trabuco de las Minas. Después emigró a Santa Lucía, donde también jugó. Alcanzó una longevidad deportiva digna de admirar. De niños lo veíamos con los mayores, después jugamos juntos; saque usted la cuenta.

El profesor Bragaña

Juan A Martinez de Osaba y GoenagaRamón Bragaña Palacios está entre los lanzadores cubanos más destacados en cualquier época. Lanzaba a la derecha y fue conocido como El Profesor, por su talante y el dominio del arte de lanzar. Vivió setenta y seis años exactos, pues nació el 11 de mayo de 1909 en La Habana y falleció el 11 de mayo de 1985 en la ciudad de Puebla, México, país que lo recibió con los brazos abiertos.

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero