Intensifican las medidas en el hospital pediátrico pinareño ante la COVID-19

Con la certeza de que desempeñan un rol importante en la detección a tiempo de posibles casos, profesionales del hospital pediátrico Pepe Portilla, de Pinar del Río, se adiestran en los protocolos establecidos para enfrentar la enfermedad infecciosa COVID- 19, causada por el nuevo coronavirus SARS CoV-2.


   La doctora Mayté Cabrera Hernández, directora de la institución,
explicó que como parte del Grupo temporal creado en la provincia, se realizan capacitaciones al personal médico, técnico y administrativo sobre las características del coronavirus, la sintomatología y los modos de actuación.


   Actualmente contamos con una intensivista pediatra preparada en el
Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), la cual se desempeña
como facilitadora de todo el proceso de instrucción, de manera que la
totalidad de los trabajadores y estudiantes estén listos para la
identificación de los signos de alarma de la enfermedad, dijo.


   La protección del personal es vital y en ese sentido también se
trabaja; tenemos habilitada una consulta en el local de cuerpo de guardia
para la exploración de los casos con infecciones respiratorias agudas, y
para ello disponemos de los medios de protección, aseveró.

Hospital pediátrico de Pinar del Río


   Asimismo, un grupo integrado por 10 médicos pediatras, igual cantidad de enfermeros y dos intensivistas trabajará directamente con la afección en el Puesto Médico Territorial de la Región Militar- destinado a los casos
sospechosos- y en el hospital León Cuervo Rubio, para los confirmados;
además, en las terapias intensivas dispondrán de personal para la
atención a pacientes pediátricos.


   No obstante, habilitamos otros en caso de que la enfermedad se propague por el país, para las rotaciones pertinentes y no detener la asistencia médica, apuntó Cabrera Hernández.


   Un área de hospitalización está identificada en el Pepe Portilla en la
cual estarían los lactantes hasta los niños de 18 meses de nacidos, aunque
conocemos por la historia de la enfermedad que solo el dos por ciento de los infantes de edad pediátrica han sido afectados, y generalmente de forma leve, indicó.


   Resaltó que la capacitación tiene un carácter continuado y se incluyen
los estudiantes de las carreras de Medicina y Enfermería.


   Jackson Jesús Sánchez Cabrera, jefe del servicio de urgencias médicas
del Hospital, especificó que se intensifican las medidas educativas para
hacer frente a la pandemia, presente en más de un centenar de naciones.


   El llamado principal es hoy a un cambio de conducta especialmente ante el contagio por las vías respiratorias, y en ese sentido debe insistir el
personal, enfatizó.


   Somos la primera puerta de entrada al sistema, por eso las capacitaciones en la Universidad de Ciencias Médicas doctor Ernesto Che Guevara y en el propio Pediátrico, añadió.