Actualizado 25 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río
Sección especial de Fidel Castro    
 Fidel y “Alberto”  Fidel siempre  A él le debemos la Educación

El papel del Partido Comunista de Cuba desde el pensamiento de Fidel Castro Ruz

Fidel Castro

Fidel Castro Ruz, máximo líder de la Revolución cubana, al expresar de modo sistemático su pensamiento sobre disímiles temas, tanto del acontecer nacional como internacional, ha contribuido a ampliar la cultura general integral y a fomentar la conciencia revolucionaria del pueblo cubano.

En momentos en que su partida hacia la inmortalidad de los que luchan toda la vida nos compromete a continuar su obra y sus ideas, se considera oportuno realizar el estudio e interpretación de algunos de los criterios expresados por él respecto al papel o función del Partido Comunista de Cuba (PCC), pues pretender reflejar todas las manifestaciones de su pensamiento sobre el tema, sería una aspiración no lograble. Al definir su concepción acerca del Partido, Fidel puntualiza su vital significación para la existencia de la Revolución Cubana. Sus expresiones “Sin el partido no podría existir Revolución“y “El partido es hoy el alma de la Revolución Cubana“, planteadas en marzo de 1974 y diciembre de 1975 respectivamente, resultan de las más conocidas y reiteradas, pero sus ideas acerca del papel del PCC en la sociedad socialista cubana, más que expresadas, han sido explicadas y argumentadas por él desde los momentos incipientes del proceso revolucionario. Fidel refiere que la organización de partidista corresponde dirigir, guiar, orientar, divulgar las ideas y tareas de la obra revolucionaria e insiste en que su papel esencial como vanguardia de la Revolución es propiciar el desarrollo económico del país; en este sentido expresa: ¨ El Partido (...) Orienta, dirige, impulsa, apoya, garantiza el cumplimiento de los planes de la dirección de la Revolución en cada lugar ¨. Expone la delimitación de funciones entre el Partido y las demás organizaciones al expresar que a este corresponde dirigir, supervisar, controlar, vigilar, informar, discutir lo que deba ser discutido pero no administrar ni gobernar y argumenta que no debe sustituir la función de la administración, ni de las organizaciones de masas, pues debe dirigir en los distintos niveles sin interferir en las funciones, sin desconocer a las organizaciones, ni la jerarquía dentro de las mismas, y subraya las consecuencias que provoca al involucrarse en cuestiones que no le son propias y abandonar las tareas que le corresponde realizar. Explica que esta organización política, sin administrar, tiene que preocuparse por todos los problemas socio- económicos y políticos; ningún asunto le puede resultar ajeno, pues tiene que proyectar acciones que posibiliten que todas las actividades marchen correctamente. Señala su responsabilidad en la formación, orientación y dirección de los hombres, así como en la preparación de estos para combatir las tendencias negativas y los errores; fundamentalmente desde las organizaciones de base en cada centro de trabajo.
En la Constitución de la República de Cuba, artículo 5, se expresa que el Partido Comunista de Cuba ¨ (...) es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo. (...) ¨. Ello refrenda legalmente las ideas de Fidel respecto a su papel en la sociedad socialista Cubana. En el cumplimiento del papel del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro ha dado prioridad al principio de vinculación con las masas, al enfatizar que su función es crear la conciencia revolucionaria, educarlas en las ideas del socialismo, exhortarlas al trabajo y a la defensa de la Revolución. Plantea que resulta imprescindible conocer los criterios, preocupaciones o problemas del pueblo; el PCC debe tener autoridad por su trabajo, por su contacto y por sus relaciones con esas masas y que la constante vinculación con ellas es lo que le da prestigio y fuerza a la organización política. Al respecto afirma ¨ (...) el partido en las masas, el partido con las masas, pero jamás por encima de las masas.¨ En reiteradas ocasiones explica respecto a la significación de la organización partidista, que no se puede llevar hacia delante una Revolución sin una fuerte y disciplinada organización política y que esta organización de vanguardia es lo fundamental, ya que le da seguridad y porvenir a la Revolución; es la vanguardia, la confianza y la garantía del pueblo. Al afirmar ¨ (...) los hombres mueren, los hombres pueden perecer, pero el partido es inmortal ¨ (...) expone su imprescindible perpetuidad y cómo debe prepararse su continuidad histórica. En este propio sentido enfatiza que el principio de la selección para el ingreso a las filas resulta cardinal en la actividad de la organización, ya que garantiza la calidad de la militancia, explicando como este criterio debe ser cada vez más riguroso de manera que permita que a la organización de vanguardia de la Revolución vaya precisamente lo mejor del pueblo, partiendo del precepto de que el primer requisito para pertenecer a un núcleo del PCC es ser trabajador ejemplar. No tiene que ser una organización numerosa, sino una integración selecta, integrada por los mejores revolucionarios, los de mayores méritos y cualidades. Esta organización política será siempre una selección porque no constituye la masa, sino la que dirige, moviliza y desarrolla a las masas. En relación al papel de la organización partidista, Fidel define y reafirma su concepción de unidad, la cual mantiene perenne en sus ideas e intervenciones. Plantea que la fusión de las organizaciones revolucionarias en una sola organización, con una sola dirección significa una necesidad y un fortalecimiento extraordinario de la Revolución. Declara que la unidad y la doctrina constituyen los pilares fundamentales del PCC, por los que habrá que velar siempre; insiste en la unidad del pueblo como lo más sagrado y el arma número uno de la Revolución. Se pronuncia por el mantenimiento del partido único, como vigencia del legado martiano. Explica que con el PCC es suficiente pues garantiza la unión, el futuro y la independencia del país. Al argumentar sobre las consecuencias de la pérdida de la concepción de partido único expresa: ¨ (...) el pluripartidismo es el gran instrumento del imperialismo para mantener a las sociedades fragmentadas, dividirlas en mil pedazos; convierte a las sociedades en sociedades impotentes para resolver los problemas y defender sus intereses.¨
Los criterios antes expuestos sobre el rol del Partido, los reitera el Comandante en Jefe en disímiles oportunidades. Son muestra del profundo dominio de la teoría marxista-leninista, de sus importantes aportes teóricos, su maestría para desarrollarlo con espíritu creador y de su interpretación del lugar del Partido en la sociedad socialista cubana. También constituyen reflejo del carácter activo de su lucha por integrar al pueblo al proceso revolucionario cubano. Las ideas de Fidel Castro Ruz sobre la vital significación del Partido Comunista de Cuba para la existencia de la Revolución cubana, su papel en el desarrollo socio- económico y político del país, la delimitación de funciones entre él y las demás organizaciones, la necesidad de constante vinculación con las masas, la concepción de unidad, entre otros, mantienen total vigencia. Se reflejan en los documentos normativos y rectores de esta organización política, así como en los objetivos de trabajo aprobados en su Primera Conferencia Nacional, al señalar el camino a transitar en el perfeccionamiento del rol de esta organización de vanguardia en la sociedad socialista. Materializarlos de manera creadora y sistemática constituye el modo más cabal de honrar al revolucionario de talla universal, gigante político y referente emblemático del siglo XX y lo transcurrido del siglo XXI.

Escrito por Mayelín Gorgoy Valdés y Belkis Toledo Arias fidel castro fidel castro fidel castro fidel castro

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero