Actualizado 20 / 10 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Periodismo cubano: ¿cuál es el camino a seguir?

Entrevista online sobre periodismo

El día de la prensa cubana se aproxima y es un momento perfecto para hablar de periodismo en Cuba. Motivados por el tema invitamos a un grupo de periodistas de nuestros medios provinciales para compartir sus experiencias y criterios con los usuarios.

Los retos que enfrenta hoy la profesión, cómo hacer productos más creativos, elementos a mejorar y las herramientas adecuadas para hacer que cada vez más se parezca a la sociedad.Esos son los temas que guiarán el debate.

Lamentablemente no pudimos realizar la entrevista a la hora acordada por problemas con la base de datos de nuestro sitio, nos disculpamos por ello. A continuación les ofrecemos las respuestas a las preguntas llegadas a la redacción.

Yeni Díaz: ¿Creen ustedes que la sociedad cubana se sienta reflejada en el periodismo que se hace hoy?

Loraine Morales Pino, periodistaLoraine Morales Pino, periodista. / Foto: María Isabel Perdigón

Loraine Morales Pino, periodista: Hay quienes se confiesan seguidores de nuestros medios o agradecen nuestra labor, y hay quienes permanecen inconformes. Creo que esto parte de la subjetividad de quienes reciben nuestros trabajos a diario. Si bien es cierto que el periodismo debe adentrarse más en la sociedad en aras de ser mejor reflejo del pueblo, de sus conflictos cotidianos, preocupaciones y anhelos, también desde las redacciones se pretende escudriñar cuanto se pueda la realidad para parecernos más a nuestros lectores. Quizás nos queda mucho por lograr, pero siempre va a haber seguidores y detractores. Es lo que nos reta a crecer.

Susel Cabrera: ¿Qué se le puede mejorar al periodismo cubano?

Belkys Pérez Cruz, Jefa del Departamento Informativo de Tele PinarBelkys Pérez Cruz, Jefa del Departamento Informativo de Tele Pinar. / Foto: María Isabel Perdigón

Belkys Pérez Cruz, Jefa del Departamento Informativo de Tele Pinar: Muchísimas cosas hay por mejorar y sobre todo cambiar, comenzando por hacer un periodismo que se parezca a la sociedad, con los matices que tiene y las exigencias actuales, a partir también de renovar el discurso de los medios de manera ética, creativa, y crítica. Para lograrlo entre otras cosas hay que fortalecer las agendas a partir de la creación de equipos de investigación, grupos de creación, discusiones colectivas a partir también de que nos proyectemos de manera diferente respecto a la participación ciudadana, cómo se vinculan los medios y sus audiencias. Yo pienso que tenemos que hacer más por la superación y fundamentalmente por la auto superación, adecuar las rutinas productivas del medio y sobre todo, utilizar herramientas científicas para que los medios de prensa desempeñen una labor más eficiente en el contexto social actual y a la vez poder enfrentar retos por venir. Considero que también debemos empaparnos más de las narrativas contemporáneas de manera que el mensaje además de útil, sea estéticamente agradable.

Yusniel Madera: Con el desarrollo tecnológico que hay en el mundo y cómo se emplea en función del periodismo, ¿no creen que el ejercicio de la profesión en Cuba se quede detrás?

Edmundo Alemany, Jefe de Redacción de GuerrilleroEdmundo Alemany, Jefe de Redacción de Guerrillero. / Foto: María Isabel Perdigón

Edmundo Alemany Gutiérrez, jefe de Redacción de Guerrillero: Sin dudas, el desarrollo tecnológico ayuda a la inmediatez, contribuye a reflejar mejor cada acontecimiento, pero el ejercicio de la profesión no tiene que ver directamente con más o menos tecnología "de punta"...Tiene que ver con la calidad y consagración del periodista y de todos los que laboran en un medio...Dicho de otra forma, se pueden tener los mejores adelantos y no saber hacer periodismo...Y en Cuba hay muy buenos periodistas, con más o menos equipos para reflejar lo que acontece.

Ernesto González: En comparación con el periodismo que se hacía hace 15 o 20 años, ¿cuál es más certero, el de ahora o el de antes?

Susana Rodríguez, periodista de Guerrillero es entrevistada por Yoslaine Sánchez, periodista de Tele PinarSusana Rodríguez, periodista de Guerrillero es entrevistada por Yoslaine Sánchez, periodista de Tele Pinar. / Foto: María Isabel Perdigón

Susana Rodríguez Ortega, periodista: En sus inicios, Guerrillero fue un periódico diario. Las puertas de la redacción nunca cerraban y el trabajo podía prolongarse hasta la madrugada, en jornadas de fatiga, que unían como a familia al colectivo laboral. El periódico se escribía con letras de plomo, en curiosas máquinas llamadas linotipos y se imprimía en una vetusta rotativa, que algunas veces se rompía, poniendo nerviosos a los técnicos. En esos momentos la imaginación se aguzaba y se hacía magia en el taller, pero el periódico no dejaba de salir. Las cámaras eran analógicas y no había computadoras como hoy, sino ruidosas máquinas de escribir y las grabadoras eran enormes, pesadas y escasas. No por ser la tecnología más obsoleta era menos ingenioso el periodismo que se hacía entonces. En una entrevista que realicé al fotógrafo Marcelino Gómez, me comentaba que una vez salió a cubrir un ciclón en motocicleta, con la cámara envuelta en una jaba de nylon para que no se dañara con la lluvia. Pienso que mucho hemos de aprender de aquellos bisoños reporteros, que a base de improvisación, aprendieron a hacer periodismo y contaron la historia de su tiempo.

Carmen A. Hernández: Durante muchos años la mayoría de los pinareños que estudiaban periodismo se quedaban ejerciéndolo en La Habana. Afortunadamente hace algunos años la universidad de nuestra provincia comenzó a graduar jóvenes de esta profesión. ¿Qué le han aportado al periodismo pinareño, creen que su futuro esté en buenas manos? ¿Por qué cerró la carrera, hay posibilidades de que vuelva a abrir?

Ernesto Osorio, Director de GuerrilleroErnesto Osorio, Director de Guerrillero. / Foto: María Isabel Perdigón

Ernesto Osorio Roque, director de Guerrillero: Es cierto que durante mucho tiempo los graduados en la Universidad de La Habana terminaban sus estudios y preferían quedarse en la capital. Encontraban opciones de trabajo más atractivas y el país no hizo cumplir como debía la ley del servicio social. En Pinar del Río tuvimos que reorientar a muchos profesionales hacia el Periodismo y con esa opción logramos mantener nuestros medios de comunicación. Afortunadamente se abrió la carrera de Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, que en sus inicios presentó problemas con su claustro de profesores, pero todo se fue mejorando y se fueron graduando un número importante de jóvenes que hoy son de suma importancia en nuestros medios y que representan el futuro para nuestro periodismo. Por ejemplo hoy más del 20 por ciento de nuestra fuerza periodística son jóvenes recién graduados y con ellos creemos que estamos haciendo un semanario impreso y una versión digital que tienen aceptación entre los lectores, aunque no nos engañamos porque sabemos que tenemos muchas cuestiones por mejorar.

Belkys Pérez Cruz, jefa del Departamento Informativo de Tele Pinar: Los inicios de la carrera de periodismo en Pinar del Río se remontan al 2009, obedecieron a la carencia de graduados, quienes una vez concluidos sus estudios en la Universidad de la Habana como afirmas, no regresaban a los medios locales, lo que provocó la desprofesionalización del entorno mediático vueltabajero, unido al incremento del promedio de edad en el sector. Siete años después, los estudios de la especialidad se cerraron oficialmente en la provincia, pues la escasa demanda de profesionales para los próximos tiempos no justificaba mantener la carrera aquí, por lo que otra vez quedó en manos de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana, la responsabilidad de formar periodistas y en la de los egresados, regresar a los medios de prensa pinareños.

La llegada de los jóvenes que se formaron llenó de frescura y nuevas ideas nuestras redacciones, al menos en el caso de Tele Pinar ha sido así. La preparación académica de estos egresados les posibilita asumir los retos del periodismo contemporáneo y proponer nuevas maneras de hacer. Los trabajos de diploma de muchos de ellos, realizados en los medios locales, dejaron recomendaciones para la organización de nuestras rutinas productivas, para el mejor empleo de los géneros periodísticos y sobre todo, hay que decir que esos muchachos, mujeres todas en el caso del telecentro, han incorporado nuevas dinámicas en la realización audiovisual, a partir de la misma preparación que recibieron y tienen incorporados los saberes que hacen hoy más fácil el tránsito al multimedio.

Dayana Fuentes: ¿Por qué en muchas ocasiones hay temas de los que comenta y opina la población, y los periodistas ni emiten criterios ni analizan el fenómeno?

Ariel Torres Amador, periodistaAriel Torres Amador, periodista. / Foto: María Isabel Perdigón

Ariel Torres Amador, periodista: Dayana, con mucho gusto respondo su pregunta y me alegra que sea algo como esto, porque al final muchos de nuestros lectores comentan este tema, y no saben a ciencia cierta cómo se trabaja puertas adentro. Primeramente debe saber varias cosas. En el periódico Guerrillero, por ejemplo, que es donde trabajo,  existe un consejo y una política editorial (en la que no se censura ningún tema, todos son bienvenidos, especialmente los críticos). De forma quincenal todos los periodistas nos reunimos junto al consejo de dirección, y se procede a lo que llamamos “planificación del trabajo”. En esta reunión cada uno de nosotros propone los temas de su interés a tratar, explicando el cómo, el porqué y el género en el que se va a desarrollar. A la par vienen aparejados algunos otros trabajos que nos designa el Comité Provincial del Partido en el territorio por intereses específicos (sean trabajos buenos o críticos), así como algunos materiales investigativos a realizar a “cuatro manos” o por equipos sobre asuntos sensibles para el pinareño de a pie. Dentro de este marco también se analizan de forma muy seria los comentarios, las bolas y el qué dirán de la población, asunto en el que todos aportamos y ponemos nuestra sapiencia y nuestro granito de arena. Le explico esto, pues debe saber que ningún tema escapa al “radar” que cada periodista lleva consigo. Nosotros también somos humanos, tenemos y padecemos de los mismos problemas, y como usted, “andamos” en la calle diariamente. Cualquier trabajo periodístico lleva consigo un sondeo preliminar para conocer detalles que den pie a una investigación mayor, y esto debe acentuarse cuando se trata de comentarios y bolas, porque muchas veces “el león no es tan fiero como lo pintan” y el periodista corre el riesgo de como decimos en el oficio “irse con la de trapo”. En este sentido espero que usted coincida, ¿no cree? En este asunto, los géneros más propensos para el tratamiento de esos temas son el comentario y el reportaje. No obstante, a criterio personal pienso que Guerrillero sí refleja la realidad del pinareño y muestra de ello son las publicaciones que cada viernes usted puede leer – quizás de forma más certera – en la página tres del semanario o la página web en su sección de opinión. Siendo ya específico, muestra de la atención que otorgamos a los temas que nos preocupan a nosotros, los ciudadanos de “a pie”, pudiera recomendarle que leyera un el último material crítico de este servidor y la periodista Magda Iris Chirolde titulado “Pero la culpa es de la tierra”. Otros serían “¿¡Horarios!? Cierres, inventarios y cuadres de caja”; “Y caemos en la trampa”; “Sin otro remedio que convivir”, todos también de la mano de este servidor. Además títulos como “El valor de la ineficiencia” de Yolanda Molina Pérez, “La odisea del viajero” de Vania López Díaz, “La agonía de la oferta-demanda” de Anelys Alberto Peña y tantos otros pudieran dar respuesta a su pregunta. Espero esté satisfecha con lo explicado anteriormente.

Alejandro García: Si la función de un periodista es decir lo que sucede, hablar con la verdad, ¿por qué hay personas que dicen no creer en la veracidad de lo que se publica en los medios?

Edmundo Alemany Gutiérrez, jefe de Redacción de Guerrillero: La respuesta a esa interrogante daría para una tesis de una maestría y puede que hasta para un doctorado, pero, en síntesis, esto sucede porque no pocos consideran que a la prensa cubana (en sentido general) le falta reflejar mucho más lo que acontece a diario y no solo lo que sale de las reuniones, congresos, balance del trabajo de un año y todos los etc. La población quiere saber por qué falta esto o aquello, o por qué si los planes se sobrecumplen no hay en las placitas y tiendas lo que se necesita para alimentarse o vestirse...y si no se le dan más datos, más explicaciones, es difícil que crean en lo que refleja la prensa.

Laura E. Machado: De la radio, televisión y los periódicos, ¿cuál creen ustedes que sea el medio que mejor es recibido por la gente y por qué?

Loraine Morales Pino, periodista: La aceptación del formato por parte de las audiencias depende de la rutina del receptor. Hay a quienes les gusta el audiovisual y sin embargo, no tienen tiempo de sentarse frente a la tele en los horarios establecidos para la programación informativa y recurren a la radio para mantenerse informados. Hay quienes prefieren leer o incluso hemos conocido a lectores que en municipios en los cuales creíamos que no tenían acceso a las nuevas tecnologías se confesaron seguidores de nuestro sitio web.

Zorileidys Pimentel Miranda, periodistaZorileidys Pimentel Miranda, periodista. / Foto: María Isabel Perdigón

Zorileidys Pimentel Miranda, periodista: La preferencia por cada medio depende del gusto de cada persona, hay quienes prefieren lo audiovisual porque, como dicen, “vista hace fe”, por el contrario, hay quienes disfrutan amanecer soñando a través de la magia de la radio y otros que les gusta la prensa plana porque pueden comprarla y leerla en el momento que mejor les sea. También en los nuevos tiempos, los sitios web han ganado en visibilidad y en preferencia por parte de los públicos. Pero más allá de cuál sea el preferido, lo importante es que en cada medio los periodistas y directivos nos esforcemos por hacer un periodismo más apegado a nuestros públicos y en el cual se vean reflejados. Así lograremos que todos los receptores se sientan atraídos por nuestros trabajos. 

Heydi Álvarez: Hace alrededor de una semana salió en el noticiero un comentario de Talía González, en el que decía que en Cuba habían redacciones de bostezos. ¿Coinciden con ese criterio, y en caso de que sí a qué creen que se deba?

Ernesto Osorio, director de Guerrillero: No tengo elementos para afirmar que existan redacciones en Cuba que inviten al bostezo. Sí creemos que debemos afianzar nuestro trabajo para alcanzar un periodismo de más calidad. Tenemos que ser más creíbles, estar más al lado de los problemas que sufre el pueblo, precisamente eso es lo que intentamos hacer en Guerrillero, una publicación que me ha correspondido dirigir por más de 19 años.

Edmundo Alemany Gutiérrez, jefe de Redacción de Guerrillero: Quizás esa colega, por estar en un medio nacional y con posibilidades de visitar muchas provincias, pueda asegurar que hay redacciones de bostezos, pero ese no es el caso de las redacciones que conozco de nuestra provincia. En Pinar del Río se hace periodismo sin bostezos, aunque nos falte mucho camino por andar en cuanto a llevarle a la población todo lo que necesita o quiere saber.

El periodismo de bostezos es ese vacío o sin interés alguno para la mayoría de la población, y ese, repito, no es el caso del que se hace en Pinar del Río. Nos falta llevar mucho más a los medios el protagonismo de los que hacen por Pinar del Río y por Cuba, ya sean historias de vida como los resultados del trabajo en todos los sectores. También está el reto de sacar a la luz las manchas de nuestro sol. No se puede temer a sacar esas manchas, se trata de hacerlo de forma tal que sirva de ejemplo de lo que no se debe hacer o de lo que provoca hacer algo mal.

Claudia Martínez: Desde hace ya un tiempo han surgido varios medios no oficiales, que atrapan por la manera fresca de comunicar, el atractivo de los temas e incluso por dar a conocer noticias primero que en los medios oficiales. ¿Qué estrategia tienen para evitar perder seguidores y que esos medios ganen en credibilidad?

Belkys Pérez Cruz, jefa del Departamento Informativo de Tele Pinar: Yo creo que nos corresponde ganar en dinamismo, apropiarnos de narrativas más contemporáneas y sobre todo que nuestras agendas se parezcan más a la cotidianidad. El panorama actual del sector audiovisual está experimentando un complejo proceso de transformación impulsado por la tecnología digital, ahora la convergencia y la interactividad son dos factores que definen un nuevo sentido a los productos comunicativos. Teniendo en cuenta todo eso Tele Pinar trabaja a partir de un nuevo modelo de gestión de contenidos para lo que se reajustan agendas y rutinas productivas en función de un periodismo más proactivo y cercano a la gente. En ese camino transitamos en este intento por gestionar nuestros contenidos de una manera diferente, a partir de apostar de manera decidida y consensuada, por la presencia activa y relevante en el ámbito de la convergencia tecnológica

Carlos Benítez: En el mundo se habla mucho de periodismo ciudadano, pues cada quien desde su teléfono puede reportar en vivo un suceso. ¿Creen que en Cuba pueda tomar auge con la apertura de las redes WiFi y el nauta hogar? ¿Sería algo a favor o en contra del periodismo?

Susana Rodríguez Ortega, periodista: El desarrollo de las nuevas tecnologías de la Información y las Comunicaciones han traído aparejado el advenimiento del periodismo ciudadano, donde es el público el protagonista y autor de las noticias y no así los medios de prensa establecidos. Desde su ordenador o celular, una persona corriente, puede seguir el curso de un acontecimiento de cualquier orden y socializarlo en las redes sociales o páginas personales, en dinámica de actualización constante de la noticia, que a decir de los especialistas “está alterando el concepto clásico de periodicidad”. En tal sentido, el periodismo ciudadano, constituye un reto para el ejercicio de los medios tradicionales, constreñidos a reinventarse a sí mismos para no perder seguidores, para no ahogarse en el océano de informaciones que se genera en los escenarios online. Aunque el progreso de las telecomunicaciones en Cuba no es aún notorio, cada día más personas intentan asumir el rol de comunicadores, dando a conocer sucesos que ocurren en su comunidad, compitiendo de cierta forma con la prontitud y eficacia de la prensa oficial. Creo que la competencia podría ser beneficiosa si nos motivase a crear productos más serios, profundos, críticos, con un tipo de análisis y seguimiento que trascienda el horizonte de la mera información superficial.

Marian Barrios: Se sabe que en Cuba los medios de prensa son presupuestados, y también se conoce las necesidades que enfrenta el país, en gran medida por el bloqueo económico. Por todo ello los profesionales de la prensa son de los menos remunerados, y al mismo tiempo en sus manos descansa en gran medida el futuro de la nación, es conocido por todos el valor de la prensa nombrada como el quinto poder. En ese sentido ¿no sería válido permitir que cada media gestionara parte de sus ingresos, tanto por la publicación de anuncios, oferta de determinados servicios, etc, lo cual les daría cierta independencia y contribuiría a mejorar las condiciones materiales en que trabajan los periodistas?

Belkys Pérez Cruz, jefa del Departamento Informativo de Tele Pinar: Saludos Marian. El país aprobó recientemente una política de comunicación que permitirá una gestión diferente de los medios. Todo lo que dices es cierto, hoy es preciso modernizar los medios, cambiar parte de su infraestructura y buscar ingresos con varias alternativas que no se pueden centrarse solo en la generación de publicidad, porque hay ejemplos como el de la BBC o Televisión española, que ya no se sustentan sobre ese ingreso. En ese sentido Tele Pinar ha diseñado un modelo de gestión que incluye otras variantes de ingresos, además del que recibimos del presupuesto del estado cubano. Por lo menos ya tenemos pensado qué hacer, ahora habrá que esperar a que se implemente la política con su marco regulatorio para saber qué posibilidades tendremos.

Iván Sánchez: Teniendo en cuenta las diferentes condiciones materiales en las que se ejerce el periodismo en Cuba y otros países, cuando se habla de calidad, ¿en qué nivel está nuestro país en comparación con el resto?

Daima Cardoso Valdés, Subdirectora de GuerrilleroDaima Cardoso Valdés, Subdirectora de Guerrillero. / Foto: María Isabel Perdigón

Daima Cardoso Valdés, subdirectora de Guerrillero: Bueno el nivel en que está Cuba desde el punto de vista de las condiciones materiales con respecto a otros países no lo puedo asegurar, ni establecer un límite, pero sí puedo hablar de las condiciones profesionales que tienen nuestros periodistas hoy. Pues el grueso mayor es graduado de la academia, y a pesar de que hay  reorientados en el sistema de prensa, son profesionales con muchos años de experiencia que han aportado con su buen hacer. Es cierto que no todos los periódicos por ejemplo tienen una buena infraestructura,  que no todos tienen una base tecnológica fuerte, pero se ha aprobado un financiamiento para modernizar el sistema de prensa en Cuba, que ya tiene los primeros atisbos en la televisión. Con toda probabilidad los años venideros serán mejores materialmente.

Cristian Valdés: Con el auge de internet el periodismo digital ha ganado muchísima importancia, en ese sentido ¿creen que es suficiente lo que se hace en nuestro país?

Loraine Morales Pino, periodista: Soy de quienes confían en la calidad y profesionalidad de nuestro gremio. Desde las redacciones se ha demostrado cuánto se puede lograr en coberturas especiales como la muerte del Comandante Fidel, los desfiles por el Primero de Mayo, el acto por el 26 de Julio y más reciente ayer las elecciones. Considero que lo que impide una mayor inmediatez son las limitaciones tecnológicas que existen en muchas redacciones, las cuales continúan trabajando con rutinas ortodoxas que no se atemperan a los nuevos tiempos, pero que es una situación que está por cambiar. Sin embargo, a pesar de las limitantes, la innovación y perspicacia de los periodistas nos ayuda a realizar un trabajo digno y de calidad.

Layma Rodríguez: Con la importancia que tiene lo visual, pues es ese primer impacto lo que atrapa, ¿por qué no se ha mejorado la estética de los periódicos, desde el diseño, uso de colores, calidad del papel, etc.?

Edmundo Alemany Gutiérrez, jefe de Redacción de Guerrillero: Esta en marcha un programa de reanimación de las publicaciones cubanas que comprende todo lo que hoy está desfasado, desde la presentación hasta la cantidad de páginas y la calidad del papel...Es un programa que debe empezar a dar frutos en menos de dos años, según nos han informado.

Sobre el Autor

Dayelín Machín Martínez

Dayelín Machín Martínez

Licenciada en Periodismo en la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca de Pinar del Río, Cuba

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero