Actualizado 15 / 02 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Gigantesca concentración popular respalda la Revolución Bolivariana

Gigantesca concentración popular respalda la Revolución Bolivariana

Ante una gigantesca concentración popular que se movilizó para patentizarle su apoyo, el presidente venezolano Nicolás Maduro firmó el memorando mediante el cual rompió relaciones diplomáticas, políticas y económicas con Estados Unidos, cuya administración había reconocido momentos antes la golpista autoproclamación de Juan Guaidó, también ilegalmente nombrado titular de la Asamblea Nacional en desacato, como presunto e ilegal mandatario de Venezuela.

Aquí hay dignidad. Basta de intervencionismo (...) Pido el apoyo de todo el pueblo a esta decisión soberana y necesaria, muy necesaria, dijo Maduro, luego de explicar que tomaba la medida en su calidad de presidente y jefe de Gobierno y en respeto a los principios que juró, y frente a lo que fue denunciado como un golpe de Estado para imponer un gobierno títere en el país.

Poco antes, un intervencionista e irrespetuoso mensaje en Twitter del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, manifestaba el apoyo de la Casa Blanca a Guaidó. «Hoy, he reconocido oficialmente al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaido, como presidente interino de Venezuela», escribió el magnate estadounidense.

Pretenden elegir y designar al presidente de Venezuela por «vías extraconstitucionales, denunció Maduro ante las masas, que le expresaron otra vez su respaldo, una movilización que se multiplicó en otros estados de la nación.

¡Así es que se gobierna!, corearon los manifestantes luego de que el Presidente, quien se dirigía a la muchedumbre desde el Balcón del Pueblo del palacio de gobierno de Miraflores, diera 72 horas al personal diplomático y consular de Estados Unidos para que se retirara del país.

Maduro reiteró sus llamados a la paz al tiempo que exhortó a no bajar la guardia en un contexto que calificó como una batalla histórica. Nervios de acero, calma y cordura, y máxima movilización permanente; movilización de pueblo combatiente, proclamó Maduro, quien también destacó la importancia de mantener la unión cívico-militar y encomió la lealtad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a la que pidió mantener su apoyo, lo que fue reiterado de inmediato, desde su cuenta en Twitter, por el ministro de Defensa Vladimir Padrino con este mensaje: «El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la nación. Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley. La FANB defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía nacional».

El acto realizado frente al Palacio de Miraflores tuvo como antecedente una gigantesca caminata popular que el mandatario consideró una marcha de patriotismo, y cuyo escaso reflejo en los grandes medios internacionales fue criticado por Maduro, al dar cuenta del silencio informativo que rodeó esa movilización.

No ocurrió lo mismo con la marcha opositora en medio de la cual Juan Guaidó efectuó su ilegal e inválida autoproclamación.

La manera en que Estados Unidos lo reconoció, mediante las declaraciones del vicepresidente Mike Pence, la víspera, ratificó que todo formaba parte de una operación golpista que contaba, además, con las frustradas acciones violentas que esos sectores de la oposición venezolana, obedeciendo a EE. UU., habían previsto para este miércoles.

El frustrado robo de armamentos a un galpón militar, el lunes, era parte del golpe, en virtud del cual también se pretendía orquestar una autoagresión, usando personas vestidas como miembros de la FANB, quienes dispararían contra la marcha opositora, denunció el ministro Jorge Rodríguez el martes.

Ese propio día, Pence alentaba a seguir adelante, no obstante, con los planes golpistas y, en un video publicado en su cuenta oficial de Twitter, manifestaba que «Estados Unidos respalda la valiente decisión de Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional de ustedes, de hacer uso de los poderes constitucionales de ese organismo de declarar a Nicolás Maduro como un usurpador y convocar al establecimiento de un gobierno de transición».

La solidaridad de la hermana República Plurinacional de Bolivia llegó en un tuit de su presidente Evo Morales: «Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y el hermano @NicolasMaduro, en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de #Sudamérica. Nunca más vamos a ser patio trasero de #EEUU».

Rusia no revocará su reconocimiento a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, dijeron autoridades de ese país citadas por Telesur, y en Twitter, el secretario general del partido español Podemos, Pablo Iglesias, aseguraba que «A Trump y a sus aliados no les interesa la democracia y los derechos humanos en Venezuela, les interesa su petróleo». También expresó su apoyo desde España Izquierda Unida; y en una llamada telefónica, el presidente de Turquía Tayip Erdogan.

Mientras, medios de prensa señalaban que los gobiernos de Colombia, Chile, Canadá, Perú, Brasil, Argentina y Ecuador (la mayoría miembros del llamado Grupo de Lima), siguiendo los pasos de Washington, habían dado su apoyo al golpista autoproclamado presidente.

Según mensajes en Twitter de funcionarios mexicanos, ese Gobierno mantiene su reconocimiento a Maduro, así como el resto de los países del mundo, pueblos y movimientos de solidaridad que respetan la soberanía venezolana y el Derecho Internacional.

Sobre el Autor

Juventud Rebelde

Juventud Rebelde

Diario de la Juventud Cubana con noticias actualizadas de deporte, cultura, nacionales e internacionales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero