El hermano pinareño de Martí

Martín Herrera, el hermano vueltabajero de José Martí es un estudio biográfico de los historiadores Pedro Luis González y Deogracia Hernández, publicado en la colección Raíces de Ediciones Loynaz en Pinar del Río.

La titánica labor martiana en la etapa de 1880 a 1895 representó una acción ejemplar en la concientización patriótica de quienes, por diversas razones, debieron marchar al exterior.

Esa gran masa silenciosa, con sus modestas contribuciones, financió la nueva etapa insurreccional y se convirtió en sostén principal, desde el punto de vista material, de los heroicos mambises que combatían al ejército español dentro de Cuba.

Desde las páginas del periódico Patria y la estructura del Partido Revolucionario Cubano, se fraguó un extraordinario sentir patriótico capaz de superar obstáculos y diferencias entre los jefes independentistas, así como levantar el ánimo revolucionario de los Maceo, Máximo Gómez y otros importantes líderes.

De igual manera, nuevas figuras de menor renombre asumieron roles protagónicos, como es el caso de Martín Herrera Montero, considerado por Martí como el alma del club San Carlos, de los emigrados cubanos en Cayo Hueso.

Natural de San Diego de Núñez (Bahía Honda) se vio forzado al exilio con solo 23 años y desde allí contribuyó sobremanera a la causa independentista encabezada por Martí.

Al terminar la guerra regresó a Cuba y se asentó en San Juan y Martínez, donde pasó sus últimos años en compañía de su esposa América León, sin más fortuna que su corazón y su entusiasmo de siempre.

Es este texto una oportunidad para conocer de cerca a quien estuvo junto al Apóstol en una etapa difícil pero importante de la historia de la Isla. Alguien a quien Martí no solo apreciaba, sino que admiraba y respetaba como a un hermano.