El deporte en Minas de Matahambre en primera línea de combate contra la COVID-19

El deporte en el municipio de Minas de Matahambre se encuentra en primera línea de combate frente a la propagación de la COVID-19 y en función de proteger a los grupos de mayor riesgo en este territorio del norte de la provincia Pinar del Río.

Para Violeta Ledesma, presidenta del Consejo Popular de Matahambre, la ayuda que prestan los trabajadores de Dirección Municipal de Deportes y del Combinado de Minas es fundamental en estos tiempos; la directiva aclaró que este fue el primer organismo en dar el paso al frente y ponerse al servicio de la lucha contra la pandemia en el territorio.

Además, dijo que no es solo las diferentes funciones que cumplen como la mensajería en los comedores del Sistema de Atención a la Familia (SAF) o en el Hogar de Ancianos, sino la forma en que la hacen, la humanidad que desprenden, la disposición y el buen criterio de los propios abuelos acerca de esta relación.

Se refirió a que más de 100 ancianos del poblado minero se benefician con estas modalidades de ayuda, que incluye también el llevar a los domicilios los productos pertenecientes a la tarjeta de abastecimiento o los medicamentos en la farmacia, al tiempo que aseveró que junto a los representantes del sector deportivo en estas labores se encuentran otros del Transporte, Geominera y hasta voluntarios.

Por su parte, José Luis Timirao García, director municipal de Deportes, declaró que 120 trabajadores del sector están reubicados en la mensajería en sus diferentes modalidades y a esto se suma que cuatro profesionales están en el acueducto de Pons y cinco en los dos puntos de control de entrada al territorio minero.

Afirmó que todos los que integran la plantilla del Combinado número uno en el poblado cabecera, con la inclusión de su directora, cumplen esa función en la actualidad y que en otras localidades pertenecientes a Matahambre se doblan funciones como mensajero de los SAF y de los alimentos de las bodegas o en la entrega de medicamentos.

Ángel Estrabao Velázquez, entrenador de fútbol en el Combinado uno de Matahambre, todos los días recorre alrededor de dos kilómetros en su bicicleta como mensajero del comedor que asiste a los adultos mayores acogidos al bienestar social.

Cuenta que por esta vía aporta a la lucha necesaria contra el coronavirus y que aunque los dos ancianos que atiende se encuentran distantes entre sí y tiene que desplazarse cierta distancia considerable, lo hace bien contento y consciente del agradecimiento de las dos personas.

También está el caso de Evelyn González, jefa de la Cátedra de Educación Física en el propio combinado, quien asiste a dos miembros del Hogar de Ancianos de Minas como mensajera con los alimentos, tarea para la que utiliza vasijas de su casa; asimismo, la experimentada profesional relata la alegría de estos mayores cuando la ven llegar a sus moradas y comenta la estrecha relación surgida en tan poco tiempo con sus asistidos.

Otro ejemplo es el de Osmel Ondal Carmona, capitán de la novena de Minas de Matahambre que obtuvo el título en la Serie Provincial de béisbol en 2018, así como actual entrenador en Minas, que en la actualidad está de mensajero de tres familias de la comunidad integradas por adultos.

Con esa encomienda, el joven entrega a diario los productos como el pan y otros alimentos, medicamentos o el alcohol cuando se expende; menciona lo difícil de este empleo, pues debe estar casi de domingo a domingo en colas extensas; sin embargo, se siente orgulloso de esta labor.

María Magdalena Páez y su esposo, de 74 y 76 años de edad, respectivamente, no dudaron en agradecer a la Revolución por la comodidad de recibir a domicilio sus medicinas y productos alimenticios, beneficio del que están conscientes que gozan otras familias en el municipio y país.