Actualizado 14 / 10 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La Serie de las decepciones

Guantes de boxeo

Foto: Radio Rebelde.

El resultado de la Serie Nacional de Boxeo ya se ha hecho eco: un quinto lugar para Pinar del Río. Es cierto que, para la cantidad de provincias que discuten la supremacía en el torneo, quedar entre los seis primeros puestos es una buena actuación.

Pero aun así, lo preocupante es que de seis ediciones anteriores, Vueltabajo ganó tres coronas, máximo vencedor histórico y, por si fuera poco, en el período que se celebraban las peleas a cinco rounds.

La Serie de las decepciones cerró con sus primeros puestos repartidos entre Camagüey, Guantánamo, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus, respectivamente. Digo la de las decepciones porque, ante un inesperado quinto lugar, ausencias sentidas por el plantel pinareño y alguna que otra “fuerza” del arbitraje, la recién concluida lid del boxeo cubano dejó mucho que desear y golpeó el orgullo del pugilismo vueltabajero, según confesiones de Carmelo Hernández, comisionado provincial.

Este año se tuvo que prescindir de varios atletas por dificultades de salud: José Manuel Izaguirre (57 kg) con problemas de dengue, Yasiel Despaigne (75 kg) por una lesión en el codo y el campeón olímpico Roniel Iglesias con molestias en una mano; pero eso no lo dice todo.

El púgil Osnay Bencomo (81 kg) marchaba invicto hasta su segundo tope. La siguiente pelea no fue diferente, mandó a la lona a su adversario. Pero un conteo de protección casi “sin ganas” por parte del árbitro, dejó ver el comienzo de una polémica contienda con un final amargo y desleal: 1-2, revés para Bencomo.

También la decisión, por parte de sus entrenadores, de bajar desde los 60 a los 57 kilos a Lázaro Álvarez con menos de un mes para la competencia, fue crucial.

Nuevos ingresos se prevén para la preselección nacional, de las manos de Osnay Bencomo y Yusmel Abrahantes, este último valorado como una promesa del boxeo cubano, y quien es tres veces campeón nacional, dos en la categoría escolar y una juvenil y recientemente oro en un torneo de menores celebrado en Polonia.

Resaltar el papel de los refuerzos, en especial al matancero Andy Cruz que terminó invicto en el certamen y ratificó por qué muchos le consideran el mejor “libra por libra” del país.

Se debe trabajar duro como hasta la fecha. Pinar del Río ostenta el primer lugar en el campeonato nacional juvenil y el cuarto puesto en los escolares. Pero no debe ser un secreto para nadie que lo resultados del boxeo para la provincia peligran.

Las condiciones de vida y entrenamiento con las que cuentan los boxeadores de la Academia Provincial de Boxeo son precarias. Esta institución fue inaugurada en el año 1990 y desde entonces, no ha recibido ningún tipo de reparación o mantenimiento en lo más mínimo de su infraestructura.

Este inconveniente no constituye una excusa pero sí un verdadero problema. Las malas condiciones generales en la llamada “finquita” contribuyen a la desmotivación, influyen en el rendimiento y pueden provocar problemas de salud a los atletas.

¿Es meritorio entonces el quinto lugar en la Serie Nacional de Boxeo? Sí, por su puesto. El ímpetu de los atletas y el esfuerzo de sus entrenadores debe ser el resultado más grande del torneo. De esa manera, Vueltabajo seguirá obteniendo medallas olímpicas y mundiales para sus vitrinas, traídas por alumnos que tiraron sus primeros golpes en los cuadriláteros del principal centro de entrenamiento del boxeo pinareño.

Sobre el Autor

Eliecer López González

Eliecer López González

Estudiante de Periodismo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero