Actualizado 18 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Carlos Emilio Pelegrín: “las Grandes Ligas no lo es todo”

Carlos Emilio Pelegrín: “las Grandes Ligas no lo es todo”

Con solo 18 años y una impresionante estatura de 1.91 metros, el jardinero central Carlos Emilio Pelegrín, es una de las jóvenes promesas del béisbol pinareño y cubano en la actualidad.

Prueba de ello fue su designación en el listado de 34 jugadores menores de 25 años y sin alcanzar aun las seis Series Nacionales, liberados hace una semana por la Federación Cubana de Béisbol para su posible contratación por clubes de las Grandes Ligas del béisbol estadounidense (MLB).

Sin embargo, el sueño de este bisoño pelotero junto al de muchos que como él vieron una oportunidad para jugar en la mejor liga de este deporte en el mundo de manera legal, quedó truncado hace unos días por la administración del presidente Donal Trump.
La noticia por supuesto, causó en Carlos Emilio un profundo pesar, no obstante, el vueltabajero ya se traza nuevas metas en su prometedora carrera.

“Me enteré por mi papá en cuanto llegué a la casa, a principio no lo quería creer, la verdad es un sueño que quieres cumplir y se desmorona en un momento.

“Ahora pienso jugar aquí en el país y mi principal meta será llegar a la liga japonesa, que es también una gran liga, no me desalienta para seguir superándome, las Grandes Ligas no lo es todo”.

Carlos Emilio, quien comenzó su vida deportiva con apenas nueve años, no lo hizo, sin embargo, en el deporte de las bolas y los strikes.

“En cuarto grado estaba en karate y un profesor que fue a mi barrio, me preguntó si quería jugar pelota, y yo dije le que sí, desde el primer momento tuve el apoyo de mi papá y de mi mamá.

“A principio era malísimo (confiesa entre risas), pero lo mejor que tenía era que me gustaba y que me esforzaba, daba lo mejor de mí”.

Su esfuerzo pronto rindió frutos, siendo recompensado con su inclusión en los equipos Cuba a los Campeonatos Panamericano de Béisbol sub 15, celebrado en 2015 en Aguascalientes, México y juvenil con sede en Panamá, el año pasado.

“Representar a tu país es lo más grande, ponerte las cuatro letras, en mis experiencias internacionales he salido a demostrar lo que he aprendido aquí”.

A la escuela de Iniciación Deportiva Ormani Arenado, Carlos Emilio llegó en noveno grado, desde entonces y hasta hoy cuando cursa el primer año de la carrera de Cultura Física en la Facultad Nancy Uranga, ha sabido llevar a la par los estudios y el deporte.

“Las clases son fuertes, todos los martes, pero primero he puesto siempre los estudios y después el deporte”.

En el camino transitado hasta el momento por este joven pelotero, reconoce el papel indispensable que ha jugado su familia.

“El apoyo de mis padres, de mi hermano que dice que va a ser mejor que yo, de mi abuela y en general de mi familia, siempre me ha permitido seguir adelante”.

A la interrogante de que peloteros le han influenciado no vacila en asegurar que se inspira en la tranquilidad y la paciencia del espirituano Frederich Cepeda a la hora de batear y en el fildeo del pinareño Reinier León.

Consciente de lo difícil que será labrarse un puesto regular en la alineación del equipo SUB 23 que a partir del 20 de abril comienza su VI Serie Nacional, el joven center field se muestra optimista de poder demostrar su calidad en esta nueva categoría a la que arriba.

“Sé que me tengo que esforzar para ganarme un puesto en el sub 23, ese y llegar al equipo Pinar del Río son mis mayores objetivos ahora mismo.

“Técnica y tácticamente todavía me faltan muchas cosas por aprender, estoy verde todavía y todos los días tengo que seguir puliendo algo, se que hay muchos muchachos con calidad pero yo creo que también la tengo así que veremos qué pasa”.

Rapidez, potencia en el tiro y un gran desplazamiento en los jardines caracterizan a Carlos Emilio Pelegrín, este joven jardinero central que con apenas 18 años logra una aceleración el swing de hasta 105 millas por hora, cifra envidiable aun para aquellos jugadores de primera categoría.

A pesar de la decisión de la administración Trump, de terminar el histórico el acuerdo entre la Federación Cubana y la MLB esgrimiendo ardides políticos, para Carlos Emilio Pelegrín y muchos otro jóvenes como él, ello solo refuerza las ganas de sobresalir en el béisbol.

Sobre el Autor

Victor Manuel Blanco González

Victor Manuel Blanco González

Licenciado en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero