Actualizado 22 / 04 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Anay García: alegría hecha básquetbol

Anay García: alegría hecha básquetbol

Anay García. / Foto: Victor Manuel Blanco.

Si bien no rebasa aún los 24 abriles, Anay García es desde hace unos cinco años, puntal en el equipo femenino de baloncesto Pinar del Río, con el que se coronó en varias oportunidades como Campeona Nacional.

Impresionante estatura y una excelente capacidad para capturar rebotes, caracterizan a esta sanjuanera, quien desde hace varias temporadas forma parte también del equipo Cuba.

Sin embargo, y amén de sus excelentes capacidades como atleta, aún no es titular indiscutible en la selección de las cuatro letras, algo para lo cual trabaja incesantemente.

Siempre risueña, Anay se confiesa amante de la moda y el baile, hobbies que le acompañan en los pocos espacios libres que le permite su vida como atleta profesional.

Sobre su aún joven carrera, las metas y sueños que le acompañan así como la actualidad del baloncesto pinareño y cubano, conversó con ella Guerrillero.

¿Con qué edad comenzaste a practicar baloncesto?

“Desde los 9 años, me incliné por el baloncesto gracias a una profesora que se llama Mayte, ya después fue Reinaldo Perdomo “el poti” quien me llevó a amarlo más.

“A principio me quisieron en varios deportes como el atletismo, el voleibol, el judo y como niño al fin quería estar en todos, pero me decidí por el baloncesto”.

¿Cómo recuerdas tus inicios en la EIDE?

“Empecé a los 10 años allí, esa etapa fue muy dura para mí, pensé en algunos momentos en dejar el deporte pero siempre he tenido el apoyo de mis padres y mis entrenadores Reinaldo Perdomo, Odalys Cala y Olga Elena Hernández, que fueron quienes me formaron en esa época”.

¿Alcanzaste resultados significativos durante esa primera etapa de tu carrera?

“Yo siendo escolar ya competía en categorías los juveniles, y sí, recuerdo que gané un oro con Olga Elena en Escolares Nacionales y un bronce en los juveniles con el “Poti”.

¿Cuándo llegas a la primera categoría del baloncesto femenino en Pinar del Río?

“Con los equipos de primera categoría aquí en Pinar comencé a los 16 años, en aquel tiempo todavía no era regular, era fundamentalmente de cambio, a partir de los 19 años es que tengo más desempeño y me captan entonces para el equipo nacional”.

¿Ese cambio como lo asimilaste?

“Bueno realmente ya me había adaptado porque hace unos años atrás en la primera categoría había un nivel muy alto, o sea cuando llegabas allí veías casi a las mismas jugadoras a las que te enfrentabas en la Liga Superior, pero sí fue sorprendente.

“Las muchachas de aquí de Pinar que estaban en ese momento en el Equipo Nacional, Arlenis Romero, Areltis Povea, Tahimí Fernández, Anisleidy Galindo, me ayudaron mucho a que yo tomara el camino correcto, nunca me abandonaron, tengo que agradecerles mucho a ellas el apoyo, porque yo era la más pequeñita”.

¿Cuándo integras por primera vez la Selección Nacional Femenina de Cuba?

“En el 2013 si no me equivoco a un tope de preparación en China, yo acababa de entrar al equipo, fue una gran experiencia, jugar al lado de las mejores atletas del país en ese momento, en el que te repito había un gran nivel todavía, un baloncesto muy limpio, así que traté de cumplir todas las expectativas y coger los rebotes que era mi principal función”.

¿En lo sucesivo en que otros eventos has participado con el equipo Cuba?

“Bueno después tuve la oportunidad de estar en el Centrobasquet femenino en 2014 en México donde alcanzamos el oro con ese mismo equipo con el que fui a China.

“También en el FIBA Américas de 2017, un torneo donde asistieron jugadoras de varios países que tenían mucha experiencia, allí uno de los equipos más jóvenes era el nuestro, no tuvimos la posibilidad de la clasificar, pero yo tuve una buena actuación, dicho incluso por el profesor Alberto Zabala, creo que cumplí mi papel a pesar de que como selección no cumplimos el objetivo.

“Desde ese entonces se me han dado posibilidades de ir a topes amistosos que ha tenido Cuba con otros países”.

¿Qué crees que te falta para ser titular indiscutible en el equipo Cuba?

“Creo que necesito un poco más de confianza en mí, ser un poco más decidida porque realmente a veces soy un poco melancólica, las cosas malas me golpean, ser más fuerte, aprender a vivir con las cosas que suceden, que estas no me venzan”.

¿Por qué no estuviste en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla?

“Tuve muchos problemas personales, sufrí en ese tiempo la pérdida de mi mamá, cuando algo así sucede realmente uno se pierde por completo, en esa época yo estaba en República Dominicana en un contrato de trabajo.

“Me destruí un poco y lo dejé todo atrás, ir a los centroamericanos hubiese sido uno de mis sueños y también de mi madre, pero estoy orgullosa de haber estado a su lado en el momento de su partida”.

Mencionabas tu contratación en Dominicana y sé que también estuviste por Argentina. ¿Cuánto te han aportado esas dos experiencias?

“En Argentina estuve con el equipo Libertad de Sunchale, en una liga en la que hay muchas jugadoras experimentadas, fue una gran experiencia, el nivel era muy alto, en Dominicana jugué para Leñeras de Santo Domingo, allí yo era de las más experimentadas estaba como se dice por encima del nivel, pero me sentí muy bien.

“El ir a esas ligas te aporta mucho porque aparte de que te mantienes jugando por buena parte del año aprendes mucho, haces nuevas amistades, te da mucha experiencia”.

¿Hay por ahí alguna oferta sobre la mesa para volver a jugar en estas ligas u otras ligas?

“Hasta ahora lo único que he sabido es que quizás vuelva a la Liga Dominicana, nos han dicho que hay varias jugadoras seleccionadas para ir allá y dentro de esas puedo estar yo, pudiera ser en agosto o quizás antes”.

¿Con el equipo nacional que se viene este año?

“Este año tenemos la clasificación al Pre Mundial, que creo será en Haití entre septiembre u octubre, debo estar en ese equipo, me siento preparada, y la nueva dirección técnica confía en mí”.

Tuviste la oportunidad de vivir una época muy buena para el baloncesto pinareño entre 2013 y 2016, con la coronación en cuatro ocasiones consecutivas de Pinar en la LSB femenina. ¿Cómo recuerdas esa etapa?

“Realmente fue uno de los mejores tiempos que he vivido, se lloraba se gozaba, era un equipo unido, éramos el tren de Cuba, nadie nos podía hacer frente, espero con las muchachitas nuevas volver a vivir esa época”.

¿Crees con esa nueva generación que eso pueda pasar a corto plazo?

“Todo está en que el equipo se lo proponga, realmente me he dado cuenta de que si seguimos con esa disposición y unión que tenemos, creo que este año podemos incluso discutir el oro, pero todo está en proponérselo”.

¿Profesionalmente con que sueña Anay García?

“Mi sueño es ir a un mundial, o unos juegos centro o panamericanos, pero principalmente aun mundial que es donde está los atletas de más nivel, el atleta que no piense en estar en unos juegos así no es atleta”.

¿Cómo valoras el nivel actual del baloncesto femenino cubano?

“Realmente ahora mismo el nivel es bajo, tenemos atletas con muchos deseos de jugar, que tienen talento, las he visto en la LSB pero hay que trabajar bastante, tanto en los equipos nacionales como en provincia, porque hay muchas dificultades, muchos errores”.

Con una carrera en pleno ascenso, Anay García es una de las promesas del básquet femenino en Pinar del Río y Cuba, de su mano llegarán seguramente muchos éxitos para esa disciplina en los años por venir.

Sobre el Autor

Victor Manuel Blanco González

Victor Manuel Blanco González

Licenciado en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero