Actualizado 17 / 11 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Juan Carlos incombustible a los 50

Foto: Carlos Bauta

Rara vez la constitución física de un atleta le permite practicar varios deportes durante su carrera y quienes lo hacen, casi nunca exhiben resultados prominentes en más de una disciplina.

Existen, por supuesto, excepciones como la de Juan Carlos Cortada, quien luego de iniciar una carrera que lo llevó a ser doble campeón y cinco veces subtitular nacional de remo, tocó la gloria como atleta paralímpico de judo.

Bronce en la cita de Beijing 2008, este palmero que ya pasa de los 50 abriles, jamás pensó que luego de su trayectoria por el deporte convencional, sus mayores proezas llegarían como atleta discapacitado.

Alto, fornido, con espejuelos de mucho aumento que dejan entrever su limitación, me recibe en la sala de su casa con un fuerte apretón de manos.

Ante mi tengo a una mole de más de 200 libras, tez negra y hablar pausado pero elocuente. Grabadora en mano, comienzo a interrogarlo.

¿Cómo fueron tus inicios en el deporte?

"Estando en la secundaria el profesor Gabriel García me captó por mi somatotipo para ser atleta de remo. Hasta ese momento practicaba algunos deportes pero de forma empírica, todos los profesores me buscaban, no porque fuera bueno sino por mi tamaño".

¿Era el remo el deporte en el que querías hacer carrera?

"Entré en remo pensando en la posibilidad de cambiarme a otra disciplina si no tenía resultados satisfactorios, pero en solo seis meses fui subcampeón nacional. Después volví a serlo y conseguí par de medallas más de bronce, eso me animó a seguir.

"En poco tiempo me llamaron para la preselección juvenil, y en el 83 tuve mi primer evento internacional en Sofía, Bulgaria".

¿Por qué dejas esa disciplina cuando comenzaba a irte tan bien?

"Tuve una diferencia con mi entrenador y me bajaron del equipo nacional por un año.

"Durante ese tiempo me mantuve entrenando en la provincia y le gané al bote que había competido en Moscú 80. Sin embargo, no me volvieron a subir por lo que decidí que no tenía nada más que hacer en ese deporte".

¿Qué pasó con tu carrera después que tomas esa decisión?

"En el tercer año de la licenciatura en Cultura Física me invitan al equipo nacional de judo de la modalidad convencional, allí estuve por dos años como invitado compitiendo en los 95 kilogramos. Al cabo de ese tiempo me proponen subirme a 100, pero ya en esa categoría había figuras establecidas, por eso decidí también dejar el judo y regresar a Pinar del Río".

¿Es entonces que te acercas al deporte para discapacitados?

"Un entrenador de la Eide apodado "Clavícula" me preguntó un día si no había pensado en la posibilidad de hacerme las pruebas y competir como atleta discapacitado.

"Al principio me sentí un poco apenado por mi limitación, pero vi que ahí estaban personas con más afectaciones visuales que yo, así que fui a mi primer evento nacional en Villa Clara en 1999, gané todos mis combates por ippon y me precaptaron para el equipo nacional.

"No pude ir a los Juegos Paralímpicos de Sidney porque ya estaban clasificados los hombres que representarían a Cuba".

A partir del 2001 te conviertes ya en la principal figura del país en los 100 kilogramos, participando regularmente en eventos foráneos de mucho nivel.

"Sí, a partir de ahí vinieron mis mejores resultados competitivos con el oro en la Copa del Mundo de Brasil 2001.

"En el 2002 seguí con muy buen paso, pues estuve en la Copa del mundo de Italia en la que obtuve plata individual y oro por equipos".

El mundial del 2002 te dio la clasificación paralímpica para Atenas '04. ¿Qué te impidió ir a esos juegos?

"Entrenando para ese torneo sufrí un desgarramiento del bíceps femoral, por lo que el médico me prohibió ir. Por mí fue otro atleta que obtuvo un metal de bronce".

¿Qué hiciste para volver a recuperar tu puesto en el seleccionado nacional luego de esa lesión?

"Estuve de reposo por algún tiempo y luego comencé a entrenar en la provincia. En el 2005 gané el torneo nacional y eso me permitió regresar".

El 2007 volvió a ser un año muy bueno en tu carrera.

"Participé en el mundial de la especialidad efectuado en Río de Janeiro donde consigo plata individual y oro por equipos. Unos meses después, también en esa ciudad, se efectuaron los Parapanamericanos en los que culminé en el segundo puesto individual".

La presea alcanzada en Río te permitió lograr el cupo a los Paralímpicos de Beijing '08, el torneo de más nivel en tu carrera.

"Iba con pronósticos discretos, no era favorito para obtener medallas, competí en la tercera fecha y gané mis primeros combates por ippon pero en la pelea por la plata me quedé libre con el ushimata y caí, el árbitro marcó ippon.

"Me molesté conmigo mismo porque sentí que podía haber ganado el enfrentamiento. Mi rival hizo una fiesta, pues comprendió que había ganado por un error mío y no por mérito de él.

"Mis compañeros me calmaron diciéndome que tenía que concentrarme en obtener el bronce, así lo hice y en 51 segundos pude propinarle ippon con ushimata a mi contrario, la misma técnica con la que caí en semifinales.

"Disfruté mucho el resultado, eran mis primeros juegos paralímpicos, aunque sentí no haber logrado mejorar el color".

Concluyes la Paralimpiada con 43 años, una edad en la que muchos comienzan a pensar en el retiro del deporte activo. ¿Qué pasó con tu carrera después de Beijing '08?

"Después me dije que había terminado. El peso se convirtió en mi mayor enemigo, me costaba mantenerlo durante siete, ocho o nueve meses. Sin embargo, continué, y en el 2010 estuve en el mundial de Turquía, allí quedé séptimo tras perder mis dos primeros combates.

"Seguí presentado problemas de sobrepeso pero gracias al apoyo de mis compañeros y la consideración de mis entrenadores que me alentaron a continuar compitiendo, pude asistir a Guadalajara 2011, alcanzar la medalla de bronce y la clasificación paralímpica, algo que reconozco me costó mucho trabajo".

A los 47 años los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 se presentaban como un torneo muy fuerte para ti.

"Me hice un compromiso personal de que lograría el peso para ir a ese torneo, se lo prometí a mi familia y a mis niños que constantemente me decían que sí podía, pero imagínate eran ya 47 años.

"Perdí mi primer combate, pero creo que para mí el mérito ese año estaba en ir y competir, esa era mi principal meta".

En el 2013 llega la hora del retiro oficial. ¿Cómo afrontaste ese momento?

"Me retiré consciente del esfuerzo que había realizado, quizás algunos no estén contentos con mi carrera, pero solo yo sé lo difícil que fue mantener las dietas, las cargas físicas, la lejanía de la familia por meses y años".

Te alejas del judo pero continúas activo practicando otros deportes.

"Me alejé del judo porque muchos consideraron que ya estaba viejo, pedí que me dejaran competir en más de 100 kilogramos para que el peso no fuera un inconveniente, pero no lo aceptaron".

Desde hace algún tiempo sé que otro deporte ocupa tu atención.

"Por mi somatotipo se me acercaron algunas personas y me propusieron practicar atletismo, me dijeron que en Cuba no había lanzadores con mis condiciones físicas.

"Ya en dos torneos nacionales he obtenido un bronce en impulsión de la bala y un cuarto lugar en el disco".

¿Cuál de los deportes que has practicado te ha dado mayor satisfacción?

"El judo, porque a pesar de que no tuve los mejores resultados en categorías infantiles, como atleta discapacitado sí alcancé mis metas, ese es el que más me ha llegado.

"Para ello no puedo dejar de agradecer a todos los entrenadores que tuve en mi vida en especial a "Pupi", ya fallecido, que aún sin ser licenciado me enseñó a practicarlo por eso gran parte de lo que he sido se lo tengo que agradecer a él".

¿Orgulloso de haber alcanzado tus mayores resultados como atleta paralímpico?

"Las personas en el barrio, en la calle me dicen profe; otros me llaman campeón, es un orgullo que reconozcan mi trabajo, mi sacrificio.

"Hay individuos que cambian después de obtener algunas cosas en la vida, eso no me ha pasado a mí, yo creo que la gente te quiere más cuando sigues siendo el mismo".

Sobre el Autor

Victor Manuel Blanco González

Victor Manuel Blanco González

Licenciado en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero