Logo

Peculiaridades de las voces de otras lenguas

Las voces de otros idiomas no adaptadas al español y utilizadas en nuestra lengua respetaran su ortografía original. En la escritura, es conveniente distinguirlas mediante el uso de procedimientos gráficos como las comillas, la letra cursiva, etc. Ejemplos: affaire, lady, whisky.

Los nombres propios de otras lenguas no hispanizados se escriben como en la lengua originaria -no es necesario distinguirlos Gráficamente-, y tampoco están sujetos a las reglas de la ortografía española.
Ejemplos: Washington, Perth, Botticelli, etc.

Las palabras de origen extranjero adaptadas a la pronunciación y a la grafía española desde fecha más o menos antigua, deben seguir todas las reglas ortográficas.
Ejemplos: Basilea, brandi, Burdeos, chalé, Londres.

Por otra parte, en ciertos nombres propios españoles, el influjo de tradiciones peculiares, la propia evolución fonéticohistórica o el trueque de letras en siglos pasados (como b/v, j/g/x, y/i o c/z) mantiene a veces grafías peculiares.
Ejemplos: Balbuena, Rivera, Mexía, Ximénez o Giménez, Ybarra, Zelaya, etc., (junto a los más habituales Valbuena, Ribera, Mejía, Jiménez, Ibarra
o Celaya).

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Más artículos de este autor

Guerrillero © Todos los derechos reservados.