Actualizado 05 / 12 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Príncipe del verso improvisado

Príncipe del verso improvisado

A sus 22 años forma parte de la generación más joven que en el país se dedica profesionalmente a defender el punto cubano, y aun-que estudia Derecho en la universidad Hermanos Saíz en Pinar del Río, está convencido de que su vocación es la misma de cuando tenía cuatro años.

«Comencé bien pequeño. Recuerdo que mi abuelo me sentaba en sus pies y me ponía a ver Palmas y cañas. Él fue mi primer y más importante profesor. Claro, mis padres me han apoyado, imagínate que cuando no quería asistir a la escuela por ir a un guateque mi mamá me cubría las espaldas.

«En primer grado, mi papá fue un día a la escuela con un señor que portaba una grabadora, me sacaron del aula y me dijo que le hiciera una décima y se la hice, en aquel momento supongo que haya tenido sus errores. Ese hombre le llevó la grabación a Alexis Díaz Pimienta, que en aquel entonces era subdirector del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado. Él y Waldo Leyva me mandaron a buscar y ahí empecé en los talleres de repentismo hasta que egresé e inicié mi vida como profesional».

PRÍNCIPE DEL PUNTO CUBANO

«El seudónimo de El Principito pinareño me lo pusieron en los talleres, pues tenía mucha chispa y era el más chiquito y el que más se atrevía... Con ese nombre empecé a transitar por estos caminos.

«Yo estudiaba trompeta en la Escuela de Arte y en noveno grado pedí el traslado para una secundaria urbana y allí continué. Los talleres eran en La Habana, iba, recibía las clases y terminábamos siempre con un gran guateque con La Colmenita. Eso lo hice hasta los 12 años.

«Después hubo un silencio en mi carrera. El género se mantuvo detrás de las cortinas, medio apagado. Ahora es que hay un despertar, sobre todo en Matanzas y en Mayabeque.

«Dentro del punto cubano puedo hacer de todo, lo mismo una seguidilla, un pie forzado que cuatro pies forzados en la misma décima, que virarla al revés. Pero lo que más me gusta es el diálogo poético. Me encanta que entre dos poetas tomemos un tema y filosofemos no menos de dos horas.

«Cuando llega alguien a una canturía y se deja envolver por un diálogo poético, te aseguro que se queda. Me ha pasado con los mismos compañeros de la universidad, hay quienes han ido a un guateque y ahora no se pierden uno aunque yo no vaya».

SI DE APRENDER SE TRATA

«Siempre existen personas que te van a exigir el extra, pero lo principal es el estudio autodidacta. Hay que leer mucho. Recuerdo que el primer libro que leí fue Corazón de Edmundo de Amicis, estaba en cuarto grado.

«Después, como uno pasa por etapas mientras crece, en la secundaria me gustaba mucho la literatura de aventuras: Emilio Salgari, Julio Verne... Cada vez que iba a cantar me basaba en lo que leía, porque era mi patrón en ese momento. Ya con la madurez vinieron escritores y poetas como Antonio Machado, que es mi favorito, José Ángel Buesa...

«Pero aprender a improvisar... en eso hay una disyuntiva, incluso entre los mismos repentistas. Por ejemplo, Alexis Díaz Pimienta, a quien admiro mucho y agradezco todo lo que hizo por mí, es el creador de los talleres de repentismo infantil y además del libro Teoría de la improvisación. Primeros pasos para el estudio del repentismo, creo que por lo menos en ese texto está totalmente equivocado y se lo he dicho a él en varias conversaciones.

«Un repentista nace. Conozco a varios que van a los guateques porque les gusta y dieran la vida por hacer una décima, pero no pueden. No es lo mismo ser escritor y tener dos días o un año para hacer una obra que 30 segundos».

PA’ LLEGAR A LA JUVENTUD

«Hemos evolucionado mucho. Antes predominaba el público de la tercera edad en los espacios, pero eso ha cambiado, pues le hemos mostrado a la gente que hay poetas jóvenes y la juventud atrae juventud.

«El repentismo vive su mejor momento en los últimos 10 años. Se hizo un evento como Oralitura Habana, allí pasaron cosas a las que nadie estaba acostumbrado. Hubo una competencia entre repentistas y raperos, eso trajo consigo que los seguidores del rap urbano asistieran al Pabellón Cuba y hubo una votación unánime del jurado y del público a favor de los repentistas. Ahí vio que el género puede llegar como otros.

«Eso es parte de nuevas vertientes, algo llamado neorepentismo. Es más urbanizado, así le llegamos a la juventud. El repentista puede trabajar además con un trovador e improvisar acerca de una canción, como se hace en Matanzas.

«Otra forma es la contralectura, que es cuando el repentista trabaja con un escritor y le responde sobre el poema que lee. Hay un proyecto que se llama Rolex de Alex Díaz Pimienta y Rolando Ávalos, en el que no utilizamos instrumentos, todo es declamado. Quiero traer ese tipo de espectáculos a Pinar del Río. Lo que contribuya a la salud de este género hay que hacerlo».

...Y DÓNDE VER AL POETA

«Las actividades aparecen y a veces a un ritmo tal que tengo que tomarme un tiempo para mí. Habitualmente nos presentamos en Aguas Claras, Leandro Camargo y yo en una actividad con la que estoy muy contento, ya que se llena el lugar. Estamos agradecidos con el apoyo de Cultura y la dirección del centro y principalmente con el público que asiste. Aunque vaya un poeta más reconocido o uno más joven, siempre son fieles. Al Palenque vamos todos los meses. Hay otros lugares en Viñales, pero no son regulares, lo que sí te aseguro es que en Pinar del Río cada mes hacemos no menos de cinco actividades. Y en tiempo de fiestas populares voy a los municipios».

EN UN MAR DE REPENTISTAS

«A todos los respeto, pero de los que están activos en Cuba al que más admiro es a Omar Mirabal, más conocido por el dúo de Jesusito y Omar. Es una institución del repentismo. Fue el alumno predilecto y más aventajado de Naborí, incluso, cuando estaban Chanchito Pereira, Díaz Pimienta, entre otros, él fue quien tomó la bandera y la delantera. Vamos a cerrar el año juntos en Matanzas. Para mí es un privilegio».

UN GÉNERO SUBESTIMADO

«Lo puedo asegurar, pero no es culpa del público, sino de las instituciones y de los que tienen que mostrarlo de una forma diferente. Va en detrimento del género que exista solo un programa en la televisión nacional. Nunca has visto a un repentista en Piso 6. Pienso que necesitamos más espacios en los medios y lucho para que al repentismo se le integren más jóvenes, pues cuando la generación que actual-mente lo sigue ya no esté, para quién vamos a trabajar».

PENSANDO EN EL FUTURO

«Quiero formar la casa del joven repentista en occidente y que cuente con su sede en Pinar. Leandro Camargo y yo trabajamos en eso. También nos gustaría hacer un programa de televisión para demostrar que sí se puede llegar a cualquier público.

«Estoy enrolado en dos proyectos literarios, los que ubico por peldaños. El mayor es a largo plazo, un libro de más peso, con más seriedad en cuanto a la poesía, en él cito a grandes escritores, sobre todo de la España del Siglo de las Luces, lleva un poco de tiempo terminarlo.

El otro, más pequeño, pero es el que más repercusión va a tener en los guateques se llama La magia del momento: 100 décimas improvisadas al calor del guateque. Ahí llevo a las páginas décimas que se me escaparon en un momento, con la fecha, la hora y posiblemente hasta la grabación de ese día, para que la gente pueda ver la reacción del público y del poeta homólogo».

PELOTERO DE CORAZÓN

«Tengo un hermano menor y otro que en realidad es mi primo y todo el mundo piensa que somos hermanos, es Luis Pablo Acosta, el pelotero. Creo que tenemos las profesiones intercambiadas, a mí me gusta más la pelota y a él el repentismo. A veces me dice ‘Juli hazme una décima’ y le hago cuatro o cinco y se las aprende y las dice en los abanderamientos y en los actos como si fuera poeta. En la Eide una vez cantó hasta una seguidilla que le escribí. Y yo, los domingos, cuando no voy a cantar juego con el equipo del cuatro de Viñales, lo que no soy tan bueno como Luis Pablo».

¿QUÉ ES UN REPENTISTA?

¿Qué cosa es un repentista?
Alguien que le muestra al mundo
en la cuerda de un segundo
su gracia de equilibrista.
Astuto protagonista
del «Show improvisación»
porque al subir el telón,
va tan confiado y contento
que hace el guion al momento
preciso de la actuación.

Sobre el Autor

Dainarys Campo Montesino

Dainarys Campo Montesino

Licenciada en Estudios Socioculturales. Ha trabajado como traductora de la versión en inglés del Periódico Guerrillero.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero