Actualizado 12 / 11 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La oportunidad al talento literario

Algunos de los títulos incluidos en el catálogo de la editorial este año

Algunos de los títulos incluidos en el catálogo de la editorial este año

Bajo el sello de Ediciones Loynaz se han publicado en Pinar del Río más de 200 títulos en casi 30 años. Desde su fundación, en 1991, tienen el mérito en el país de ser la editorial que más ha promovido la obra de Dulce María Loynaz y sus hermanos.

Hasta el 2000 solo habían producido 70 libros. En ese año, cuando se crean las ediciones territoriales en todas las provincias, gracias a la idea del Comandante en Jefe, recibieron los equipos y la tecnología para hacer todo el proceso que lleva un libro, a la vez que surgió un capital humano que no poseían: editores, correctores y diseñadores.

Es por eso que hoy realizan una labor más completa. Aparte de los trabajadores fijos, contratan a filólogos; historiadores del arte; graduados del Instituto de Diseño, todo un equipo que trabaja también para otras editoriales del país y en el extranjero.

Este año tienen su plan regular cumplido y se afanan por no perder su objeto social: hacer visible la obra de autores inéditos del patio.
Según Luis Enrique Rodríguez Ortega (Kike), director de la «Loynaz», desde hace siete años vienen aumentando sus niveles de producción, algo que antaño era solo una utopía.

«Antes se editaban solo 10 libros al año, en la actualidad salimos a buscar los recursos. Cultura nos compra papel, la universidad paga la impresión y nosotros hacemos todo el trabajo», refiere Kike.

Pero, ¿cómo se hace un libro?, ¿quién puede publicar? Son preguntas que a veces parecen tener una respuesta estereotipada por la mayoría y como consecuencia el talento se trunca o se pierde en el camino.

«Lo primero que debe hacer un autor inédito es ir a las casas de Cultura, donde existen asesores literarios muy prepara-dos. Allí recibe el asesoramiento y cuando se determina que el libro es bueno, se entrega un ejemplar impreso y digital. Luego lo estudia un comité de lectores. Esa es una vía.

«La otra es el concurso, que es la opción expedita. Está el Loynaz que es muy prestigioso, pero de coordinación con Cultura estamos potenciando el Baragaño, con menos nivel y solo para pinareños; también está Chicuelo que es de literatura infantil. En todos los casos a los ganadores se les publica el libro», argumenta.

EL PROCESO

El primer paso para la eventual publicación es que lectores especializados anónimos den al menos tres lecturas al texto y lo valoren de positivo o negativo, luego se aprueba y se ubica por género hasta hacer un balance en el consejo editorial, conformado por miembros de la Uneac en un 90 por ciento.

Después empieza el papeleo, los cálculos de costo, la documentación y argumentación que hay que enviar a la capital del país.

«En octubre siempre nos toca ir a La Habana a discutir el plan. Hay años en que debemos hacer rediciones, publicar a jóvenes, a mujeres, miembros de la Uneac, al país que se dedique la feria..., entonces esperamos a que hagan el balance de género en Cuba para conocer si todo fue aprobado.

«Tenemos un plan regular, que es el que nos aprueban y hacemos aquí completa-mente; hay uno especial que son libros de alta demanda, como por ejemplo, Pedro Juan Gutiérrez, Dulce María Loynaz, escritores de impacto o clásicos; y está el fondo de población, de menor tirada pero muy necesario para la cultura. El sueño nuestro es llegar al 19 de febrero, aniversario 30 del Centro de Promoción, con los planes ya terminados», concluye.

Este año resalta entre sus producciones la colección Laurel de poesía, con 11 títulos que incluyen a autores reconocidos como Alberto Peraza y nuevos talentos como Linda Gilsa Blanco.

En el caso de Raíces, dedicada a la Historia, sobresale Ciudad de Pinar del Río, origen y evolución de los historiadores Juan Carlos Rodríguez y Enrique Giniebra.

Otras colecciones también tienen representatividad como Sophia dedicada al ensayo, Brujitas y Chicuelo para los más pequeños y otros textos sobre teatro, cocina, ciencia, además de una coedición con el Instituto de Historia y otra con la revista Verde Olivo.

En este 2019 el catálogo refleja a autores reconocidos como Flor Loynaz y Nersys Felipe, al igual que figuras de otras provincias, entre ellas Sindo Pacheco e Ismael Sené.

Los 24 libros del plan regular ya están, los demás dependen de otro financiamiento y de la disponibilidad del poligráfico. Por el momento laboran para que los escritores pinareños sigan siendo la razón de ser de la editorial.

Sobre el Autor

Dainarys Campo Montesino

Dainarys Campo Montesino

Licenciada en Estudios Socioculturales. Ha trabajado como traductora de la versión en inglés del Periódico Guerrillero.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero