Actualizado 12 / 11 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Cirilo Villaverde y su obra cumbre

Cirilo Villaverde, autor de Cecilia Valdés / Foto: tomada de Internet.

Cirilo Villaverde, autor de Cecilia Valdés / Foto: tomada de Internet.

Octubre es un mes de relevantes acontecimientos históricos desde el propio inicio en que comenzó a nacer la nacionalidad cubana: Cristóbal Colón llegó al continente americano el día 12 de octubre de 1492, protagonizando uno de los mayores hitos de la historia, el cual enmarcó una nueva etapa en la conmutación poblacional.

Este décimo mes, es el tránsito en que los astros sitúan a libra y escorpio en un mismo sendero, para tener que elegir entre las raíces y los días el presente y el futuro de un otoño que en vez de recaer empezó a florecer de entre las sombras con los vítores de una rebeldía naciente. Un poco más de tres siglos pasaron para que naciera Cirilo Villaverde de la Paz el 28 de octubre de 1812 en el ingenio Santiago en San Diego de Núñez, Pinar del Río, y destacara tanto como intelectual como patriota separatista del régimen español, en que prevalecía la esclavitud en Cuba en el siglo XIX. En plena infancia, Villaverde vivió los amargos sufrimientos del hombre bajo este régimen social, así lo describió: “...vi que el látigo estaba siempre suspendido sobre la cabeza de este, como el solo argumento y el solo estímulo para hacerle trabajar y someterle a los horrores de la esclavitud. Vi que se aplicaban castigos injustos y atroces por toda cosa y a todas horas; que jamás la averiguación del tanto de la culpa precedía a la aplicación de la pena…. el trato era inicuo, sin motivo que le aplacara ni freno que le moderase; que apelaba el esclavo a la fuga o al suicidio en horca, como el único medio para liberarse de ese mal que no tenía cura ni intermitencia...”. Este sentimiento le hizo sentir nostalgia de sus orígenes y no quiso quedarse anclado en él, entonces voló al futuro racional. Se desenvolvió en múltiples facetas del conocimiento y a favor de Cuba. Al graduarse de Bachiller en derecho ejerció el magisterio y el periodismo y colaboró con Narciso López, patriota destacado. Posteriormente desempeñó la dirección del periódico separatista La Verdad, cuyas páginas recogieron sus alegatos en favor de la libertad de Cuba. Supo enmendar la inclinación de las ideas anexionistas para cooperar por la emancipación al estallar la Guerra por la Independencia en 1868. La muestra se evidenció al ser acusado de conspiración por el gobierno español y condenado a 10 años de cárcel. Pronto escaparía escondido en la bodega de una goleta hacia los Estados Unidos, lugar en el que encontró refugio en más de una ocasión. Y fue octubre el que definiera su onomástico y su desenlace 82 años después, para que dejara en su trayectoria una obra literaria que trascendió en un tiempo de luz y de nacimiento de la nación cubana, que hoy hace historia. Considerado el más importante escritor de la época en Cuba en la que destaca la novela Cecilia Valdés o Loma del Ángel, obra cumbre de la literatura hispanoamericana del siglo XIX; en la que se refleja con exactitud uno de los rasgos fundamentales de la sociedad cubana: el mestizaje, como un desafió al rechazo vergonzante de la clase en el poder, hasta alcanzar la presencia del negro en la vida social por la mezcolanza de las sangres, dando origen al mulato criollo.

En su haber aparecen las obras: El espetón de oro; Teresa; La joven de la flecha de oro; El guajiro; La tejedora de sombreros de yarey y Dos amores, entre otras. Este mes de octubre la luna transita por el elemento de agua, ciclo de cumpleaños escorpiónico y envuelto con un aura de dinamismo y fuerza en la decisión para dejarse llevar por el corazón. Y aunque fue un mes también fatídico para Villaverde, quien lejos de su tierra, no dejó de pertenecer a la Junta Revolucionaria establecida en Nueva York para apoyar la causa de los compatriotas en Cuba. Falleció el 23 de octubre de 1894 en Nueva York, por lo que no pudo ver el triunfo de las armas mambisas sobre las españolas, porque la muerte lo sorprendió lejos de su Patria. Fue enterrado en la necrópolis de quien dio inicio a los infortunios y satisfacciones de hacerlo sentir cubano: Cristóbal Colón.

Sobre el Autor

Fermín Sánchez Bustamante

Fermín Sánchez Bustamante

Graduado del Instituto Superior Pedagógico en Pinar del Río, Cuba. Diplomado en Periodismo Internacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero