Actualizado 13 / 10 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Antología, una medicina para el alma

Antología

Antología es uno de los programas más populares de la emisora provincial Radio Guamá. Sale al aire los domingos de 6:00 a 7:58 minutos de la tarde. Cuenta con más de 500 clubes de oyentes diseminados por numerosas zonas de la geografía nacional e internacional. Por estos días arribó a su décimo quinto aniversario y lo celebró en Viñales, a cine lleno, con más de 300 participantes.

Juan Antonio Rodríguez, su director y guionista, comentó a Guerrillero cómo surgió:

«A inicios del verano en el 2004 nos convocó la dirección de programación de la radio para preparar un proyecto musical que sustituyera al programa Recuerdos que no tenía la audiencia que pretendían. Acepté el reto y puse como condiciones mantener la música de la Década Prodigiosa, abrir un poco la política musical y que los oyentes fueran escogiendo lo que querían escuchar.

«Junto a Frank González, en ese entonces director de programación de la Dirección Provincial de Radio, hicimos unas encuestas para buscar el nombre y llegamos a la conclusión que sería Antología, que no es más que un compendio de música, versos, cosas bellas.

«Después las secciones fueron dando un giro. En uno de los concursos resultó premiada un pilar importante del programa, Mamá Gloria (Gloria Cruz Lago) y al conocerla me propuso hacer los clubes de oyentes.

«Con el tiempo se nos unieron muchas personas. Hicimos una planificación para grabar en los municipios y en localidades de difícil acceso. En cada lugar al que llegábamos le preguntábamos a las personas qué querían escuchar. Así comenzó a latir Antología y todavía hoy, después de 15 años, demuestra que tiene vida».

Juan Antonio prescribe su preferencia por este proyecto entre todos los que dirige, porque fue creado enteramente por él y le permite abrirse a la gente. Más que un programa de radio, considera, se ha convertido en un proyecto sociocultural. Próximo a su jubilación, confiesa que mientras exista amor en el corazón de la audiencia, Antología no termina.

EL PILAR

Mamá Gloria es una oyente peculiar; pudiera decirse que es el contrafuerte del colectivo radial del programa. Coordina los clubes de amigos, pone al servicio su teléfono para los reportes de sintonía, ella misma los recoge y luego renvía las cartas al programa. Además, tiene en su casa, ubicada en el número 16 interior de la calle Gustavo Lores, el sitial Antología de Sueños en el que están recogidos los reconocimientos ganados por el programa.

«Yo hago esto de corazón», sonríe y me cuenta un poquito de su historia:

«Lo escucho desde la primera salida al aire. Viví la Década Prodigiosa y como a veces comento: ‘mi vida es una canción’, por eso me gustó tanto. En aquellas primeras emisiones duraba 58 minutos, se transmitía a las cinco y media de la mañana y se reponía a las seis de la tarde. En la madrugaba sentía que estaba hecho para mí. A las seis, reunía mi sección sindical en mi casa y compartíamos un té para oírlo», dice.

«En el 2006 nos congregamos en Radio Guamá los primeros nueve clubes -los fundadores- la mayoría era del municipio Pinar, de los repartos Vélez, Hermanos Cruz… también había una representación de Las Ovas, Consolación del Sur y La Coloma. No nos conocíamos y fue una fiesta.

«Nuestra primera interacción la hicimos con la Casa de Niños sin Amparo Filial. Juan Antonio la bautizó como la ‘Casa de los Niños con más Amparo Filial’. Allí les celebramos los 15 a los adolescentes, cosíamos su ropa, hacíamos diferentes cosas para ellos.

«Todos los meses en un municipio concebíamos un balance para saber qué iba bien y en qué teníamos que mejorar. Juan Antonio me decía ‘la Generala’, porque he servido de puente entre la audiencia y el colectivo. Convertimos el programa en una presentación de los oyentes y para los oyentes.

¿Y por qué le dicen Mamá Gloria?

«Muchacha, es que yo era la vieja entre el colectivo y ellos comenzaron a llamarme así. Luego nadie dejó de decirme Mamá Gloria».

Usted siempre está atenta a la radio, pero Antología ganó su preferencia. ¿Qué tiene de especial?

Ella me da tres razones de peso:

«Fue el primer programa en sacar la radio de las cabinas, ha creado una red de amistad y apoyo con los clubes y ha estado en los momentos más difíciles de la provincia provocados por las adversas situaciones climatológicas».

Cuenta que, en el 2008, cuando los huracanes Gustav e Ike arrasaron la región, formaron valijas y las llevaron ellos mismos a los oyentes. Pusieron fibras y levantaron paredes. Más tarde, en el 2016, crearon una cuenta bancaria de más 7 000 pesos para donar a los damnificados del Irma. El tornado que azotó a La Habana este año tampoco fue la excepción.

OTRAS OPINIONES

Elsa Delgado es una de tantos oyentes que el domingo a las seis de la tarde no se pierde Antología.

«Como se trasmite a la hora de cocinar, tengo el radio en la cocina para escucharlo.

«Viví en La Habana 16 años. Cuando regresé a Pinar, mi provincia de nacimiento, sintonicé la emisora provincial buscando la programación que más me pudiera gustar. Así lo encontré y no por azar ocupa el primer lugar en la emisora Radio Guamá, que ya tiene 50 años de una programación variada.

«Antología nos ha dado la oportunidad de conocer y compartir con compañeros de toda la provincia. Los clubes con su voluntariedad, celebran encuentros alegres y respetuosos. Con su aporte, se premia también a los ganadores de los concursos que el propio programa convoca. Estos certámenes no son solo para ganar, sino para motivarnos a participar y a investigar.

«Es romántico, informativo, tiene una formidable dirección, un colectivo ejemplar, y qué decir de sus colaboradores. Es muestra de solidaridad y humanismo por su preocupación por los enfermos y sus muchas atenciones con sus oyentes.

«En sus dos horas al aire, no se te hace agotador ni aburrido. Ha cumplido 15 años y seguros estamos que serán muchos más», afirma.

MOTIVOS PARA ESCUCHARLO

Sitial de Honor de Antologia

Antología ha sabido ganarse adeptos de todas las edades, no solo a las personas más longevas. La música de la Década Prodigiosa no pasa de moda, pero los métodos que ha trazado para llegar a su audiencia tampoco.

Hoy es un programa que «se remanga la camisa» y ayuda al más necesitado. Festeja sus logros. Conversa abiertamente sobre sus carencias para hacerse más efectivo. Y se adecua a las nuevas tecnologías y las redes sociales, más allá de su plataforma tradicional.

Quienes lo escuchan, declaran sentirse acompañados ya sea en la intimidad del hogar o desde la cama de un centro de Salud, porque sin duda, Antología es una gran familia.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Periodista del Periódico Guerrillero

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero