Actualizado 20 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Yancarlos Perugorría, hacedor de sueños infantiles

Yancarlos Perugorría, hacedor de sueños infantiles

El ilustrador pinareño Yancarlos Perugorría recibió el premio y la mención Raúl Martínez en la categoría de Ilustración que convoca anualmente el Instituto Cubano del Libro, por su obra en Los cuentos tienen familia, de la editorial Gente Nueva y Más allá del papel, de la Casa Editora Abril, respectivamente.

Hasta la fecha, sus imágenes enriquecen cerca de 60 libros en Cuba, Argentina, México y Ecuador. Le han sido otorgados el reconocimiento La puerta de papel y los premios en ilustración La Rosa Blanca en cuatro ocasiones, que otorga la sección de literatura infantil de la Uneac, y La Edad de Oro, por la Editorial Gente Nueva, en dos.

ilustraciones

SOBRE SUS INICIOS, CUENTA:

“Yo empecé a ilustrar recién graduado (se refiere a la escuela de instructores de arte Federico Engels, donde estudió Artes Plásticas), tenía varias inquietudes, pero no estaba haciendo nada y alguien me orientó que me acercara a la editorial Cauce y mostrara mis trabajos.

“Allí conocí a Nelson Simón (escritor y editor) y a Carlos Fuentes (editor), ellos me hicieron una prueba con un libro de Nersys Felipe titulado Me contaron los duendes. Era una prueba de fuego, porque un libro una vez que queda hecho es para siempre.

“En mi centro de estudios incursioné en talleres de escultura, pintura, dibujo, en menor medida de grabado, pero nunca recibí un curso sobre ilustración, por eso digo que en ese camino soy autodidacta. Aprendí el oficio con mucho trabajo; a través del criterio de los profesionales del mundo editorial.

“En la presentación de ese primer libro, cuando vi a tantas personas acercándose para mirar las imágenes, leer el texto, incluso a pedirme un autógrafo –imagínate, en la vida, nadie se me había acercado para que le firmara nada!–, quedé enamorado de la profesión. Ese fue un inicio romántico. A partir de entonces han transcurridos 12 años”.

Es un artista exigente consigo mismo, que le dedica a su trabajo 10 horas al día. “En este momento estoy igual que cuando empecé, aprendiendo cada vez. Me siento y descubro que no tengo nada resuelto, dominado o vencido”, por eso crea diariamente con una rutina inalterable, siempre motivado por los niños.

Perugorría asume la ilustración como un ejercicio vital en el que confluyen la espontaneidad de las formas y la libertad expresiva del hacedor.

“La ilustración me permite desenvolverme con mayor soltura. Ella me da las herramientas para desarrollar mi creatividad y la posibilidad de llegar a más personas y que ellas interactúen conmigo.

“Los libros son como cuadros. Haces un trabajo que se multiplica por miles, perdura por años y la gente se apropia de ellos. Ahí radica la magia de la ilustración”.

Yancarlos tiene un estilo contemporáneo abocado a las nuevas tecnologías, que prepondera las texturas y el color en llamativos contrastes, dentro de una composición muchas veces depurada y limpia respecto al diseño del texto.

“Trabajo con softwares que me permiten emular técnicas como el óleo, la cartulina, la acuarela, en función de que el trabajo parezca manual y se aleje de lo digital”, explica.

Al decir de la historiadora del arte Eliset García Deulofeu “la filosofía de Yancarlos dentro de la imagen es descubrir hasta dónde puede explorar y crear. Lo absurdo y la metáfora se convierten en savia que alimenta su discurso: desautomatiza la finalidad del objeto y le imprime un nuevo sentido incongruente con la realidad. El gusto por el detalle y la conformación de la imagen cual plano en el cine con encuadres inusitados apuntan a la experimentación con la forma”.

Su premio Raúl Martínez llega con un libro muy especial, cuyo texto pertenece al escritor Alberto Peraza. Los cuentos tienen familia narra la historia de su hija –la pequeña Nayla– él y su esposa. “Cuando empezamos a preparar un proyecto para presentarlo a un concurso de la editorial Gente Nueva, Peraza, para motivarme más cambió el nombre de la niña de los poemas y puso el de mi hija, por lo que tuvo que rescribir los versos respetando la rima”. Igualmente expresa que es reconfortante recibir el galardón por un libro tan personal debido al tema y las condiciones que llevaron a crearlo.

Sin embargo, los lauros que de verdad lo conmueven son los que provienen de las personas. “Mi realización profesional no está en un premio ni en un reconocimiento, está en un papá que se comunica conmigo a través de las redes sociales y me dice... 'A mi niño le encanta tu trabajo, anoche de un tirón nos leímos tu libro–. No existe compensación monetaria que se asemeje a ese placer”, afirma.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Periodista del Periódico Guerrillero

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero