Actualizado 22 / 07 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
35ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Un ángel que canta con el corazón

La cantante Lidis Lamorú, autora del tema popular Don Lagartijo

La cantante Lidis Lamorú, autora del tema popular Don Lagartijo, celebró sus 22 años de carrera artística junto a niños pinareños pertenecientes a las comunidades más intrincadas del municipio cabecera.

Una década fuera de este patio no bastó para que aún cantáramos con ella. Sin importar la edad, por estos días todos fuimos niños otra vez en Pinar del Río, porque la magia que rodea a Lidis Lamorú nos abrazó con la misma intensidad de su música, esa que ha permanecido intacta durante 22 años en el corazón de Cuba.

Infinitos son sus sueños, los cuales siempre ha dedicado a los más pequeños, mientras los infantes se lo devuelven a ella por entero, de la misma forma que esta holguinera, carismática y sencilla, les regala su arte.

RECODOS QUE VISTIERON GALA

La más reciente entrega de la cantautora en tierras pinareñas respondió a un llamado que hicieran el Partido, el Gobierno y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) del municipio cabecera para realizar una gira por los lugares más intrincados de las comunidades del sector agropecuario, ante el cual la respuesta afirmativa fue inmediata.

El encuentro con quienes no tienen la posibilidad de acceder a la cultura de forma más seguida, fue a su vez un regalo para Lidis en sus 22 años de vida artística.

La vieron cantar en Las Taironas, en el reparto Hermanos Cruz, en San Vicente, Las Ovas, Briones Montoto, El Guayabo, Río Sequito, la Casa de Niños sin Amparo Filial, el Partido Municipal en Pinar del Río, Viñales, Puerto Esperanza, el hospital pediátrico Pepe Portilla, el teatro Milanés, en el festival Planeta Azul y en círculos infantiles. No solo niños fueron bendecidos con la oportunidad, sino también la familia entera creció con las melodías de quien defiende lo auténtico.

“He venido regalando mis discos, llena de felicidad, dándolo todo por los infantes que han dejado en mi corazón una huella cultural y artística enorme”.

A Pinar del Río le cantó en estos días las canciones hechas para su país, en tanto cree en lo que escribe y así lo ha defendido: “Con texto inteligente las personas prosperan, yo crezco cada día. Realmente necesito estar cerca de ese público que ha seguido conmigo mis canciones y en estas dos décadas de trabajo para ellos, (vamos para la tercera) me impresiona que no han dejado de acudir a mi llamado musical”.

En esta ocasión los pequeños fueron partícipes de la nueva discografía Luz y corazón, grabada por Bis Music, la cual, según la autora, viene muy calmada, con mucha espiritualidad.

EXCLUSIVA

Encuentra inspiración en los libros y las historias cotidianas. Se siente a veces como “un retoño, luz entre las sombras, sin hechizos ni misterios, solo con la guitarra a cuestas”. Por lo general, sus temas son autobiográficos y no existe alguna madre que no se sienta reflejada en ellos.

Creció escuchando las canciones de Marta Jean Claude, Teresita Fernández, Marta Falcón y María Elena Wals. Quizás por eso respeta la psicología de las edades, ya que “los niños no pueden andar a prisa”, dice.

“Estoy en el equipo de personas que construyen donde existen huecos, para que no se caiga nunca la gente. Y los niños son esos: transparencia y honestidad; ellos son contigo tal cual eres”.

Sin embargo, Lidis está conformando otro disco muy peculiar que estará destinado a los adultos, y ha comentado en exclusiva para Guerrillero:

“Se va a llamar Alma desnuda y es mi corazón cantando. Yoel Martí Montero ha sido el director artístico durante estos últimos seis años de vida matrimonial, pero es también binomio autoral de parte de las canciones que los niños conocen. Y precisamente en ese disco está esa unión y ese amor. Viene cargadito de sorpresas porque quiero que el público que lleva 21 años siguiendo las huellas de Lidis Lamorú cantando para niños, conozca que también tengo exigencias como mamá, esposa, hija, hermana y artista”.

REPARTIENDO AMOR

Algo tiene Lamorú que la quieren tanto, quizás el hecho de que su música es perfecta para integrar a los niños a la sociedad que queremos o el buen ritmo de sus composiciones, pero lo cierto es que ella levanta de los asientos, retumba en las tablas y se repite en las voces diminutas.

“Este pueblo no ha dejado de cantar ni uno solo de mis temas, eso me da la luz para seguir y me convence de que aún no puedo escribir la última canción, Pinar del Río me lo ha demostrado.

“La disponibilidad de servicios de los niños de esta tierra es diferente. Son muy alegres, dispuestos a brindar, con una capacidad de desprendimiento inmensa, dan lo que tienen con mucho amor y generosidad. El espíritu colectivista y la disciplina me ha gustado mucho, aquí hay una hermandad, una armonía que uno lo percibe y lo incorpora al corazón”.

De historiadora y psicóloga de profesiones, debutó en la armonía, “creo que escogí bien el espacio en el que me he desenvuelto en estos 22 años, primero porque me sirven los conocimientos que adquirí en las carreras anteriores para poder escribirle al niño, sin subestimar su inteligencia y poder hablarle de temas disímiles, para estar bien relacionados y fusionarnos.

“Nuestro trabajo es mal llamado un arte menor, pero yo estoy agradecida de que estas canciones sirvan de bálsamo para el crecimiento de los niños, de bastón idóneo, de hombro y sostén para que los padres, la familia en general, al consumir la obra permitan que ellos estén a tono con su tiempo.

“He respetado muchísimo la psicología de las edades, en mi obra está plasmada desde una nana hasta todo lo que pueda existir en torno a género y ritmo, tanto foráneo como cubano.

“Los niños que ya saben leer y escribir te hablan de lo que le transmites y no puedes minimizar su inteligencia. Decía Martí que los niños son los mejores maestros, puesto que de ahí es de donde debemos beber, son sin dudas una fuente inagotable”. A ellos, su razón de ser, a los que en esta oportunidad no bailaron y cantaron con ella y a los que sí lo hicieron les envío su mensaje. “Me alegra muchísimo saber que cuento con su amistad sana y sincera, gracias una vez más por permitir que mi guitarra, mis canciones y yo podamos existir”.

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero