Actualizado 22 / 04 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Pasión por el teatro

Úrsula Martínez

Úrsula Martínez. / Foto: Yanetsy Ariste.

Úrsula Martínez celebra sus 50 años dedicados a la actuación en las tablas pinareñas.

Su formación profesional fue empírica. Una prueba de aptitud le posibilitó el acceso al mundo del espectáculo. Rememora con placer, aquel septiembre de 1969 que marcó el inició de su profesión como actriz.

Sí, cuenta que por aquellos años muy buenos profesores (artistas y directores como Virginia Grutter, José Antonio Rodríguez, Berta Martínez) venían a la provincia para atender a los autores de la escena, invitados a trabajar en las agrupaciones. Cada ensayo era una clase por el conocimiento y la emoción que desbordaba. Ella se nutrió de esas experiencias para aprender mejor su oficio.

La crianza de sus hijos la hizo en pleno quehacer escénico, acompañada de su esposo, el actor y dramaturgo Carlos Ramos. Los niños asistían a todos los ensayos de sus padres y hasta sabían de memoria los textos. Por eso, hoy no pierde la oportunidad de recogerse en casa y disfrutar de la familia como no pudo antes, debido a los compromisos laborales.

Aunque comenzó actuando para niños en el grupo La Edad de Oro, le gusta el teatro para todos los públicos. No obstante, luego de jubilarse ha vuelto a su inicial destinatario. Ahora integra el proyecto infantil Titiriparques en Pinar del Río, donde pone en práctica la narración oral y promociona la obra de los escritores del patio, junto a las actrices Mery Márquez y Filomena Morales.

Como presidenta de la Filial de Artes Escénicas de la Uneac en Pinar del Río, desarrolla una labor para el teatro todo. Bajo su gestión nació el Taller de la crítica teatral abierto a obras en proceso, con la presencia de expertos, donde la confrontación entre actores, dramaturgos, directores y críticos es puntual.

Advierte que las agrupaciones pinareñas están en curso a la desaparición porque no cuentan con una cantera de la cual nutrirse. Así que aboga por la fundación de un aula en la provincia para la formación de actores.

Sobre la actuación dice:

“Te remueve toda, es una especie de trance. Dejas de ser tú para ser el personaje de la obra. Y en escena, sabes que no puedes acercarte mucho al proscenio porque te caes al foso, pero ese personaje que interpretas habla y hace por ti. Se te adentra tanto que tienes que cambiarte la piel para poder asumir otro.

“Por el teatro hay que sentir pasión”, afirma con certeza y dulzura al mismo tiempo. “El teatro no es trabajo, es algo que disfrutas”, agrega. Quizás esa pasión que la induce hoy y siempre la haga soñar con personajes enérgicos como la Luz Marina de Aire Frío o la Bernarda Alba de Lorca.

Esta mujer apacible, abnegada, se ha entregado entera a la creación por cinco décadas en los escenarios más inesperados, porque entiende que “un artista debe ser sincero, siempre consecuente con su obra y necesita ser verdadero con lo que crea y con lo que hace”.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Especialista de Comunicación externa de Radio Guamá.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero