Actualizado 18 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Neysa Beatriz, una criolla en Europa

Neysa Beatriz

La cantante pinareña contó a Guerrillero su experiencia en Europa luego de regresar de su gira internacional por Alemania, Austria y República Checa.

Viajó con el proyecto Pasión de Buenavista creado por un empresario alemán hace nueve años para difundir la música tradicional cubana, con el objetivo de rescatarla y comercializarla.

Pasión de Buenavista posee como agrupación de base a Pelayo y su Iyá, radicada en Matanzas. Una orquesta que trabaja el son, la guaracha, los ritmos tradicionales; que tiene integrantes jóvenes, pero también creadores de experiencia.

El propio Pelayo, su director, “fue cantante de Adalberto Álvarez y su Son durante cinco años, es un excelente artista, con amplios conocimientos, sonero por excelencia”, cuenta Neysa.

Ella tuvo un trabajo anterior con la orquesta Mi son entero; que nació del vínculo entre el Centro Nacional de Música Popular y el Instituto Nacional de la Música. Compuesta por profesionales de Bayamo, Ciego de Ávila, Cienfuegos, Matanzas, Holguín… con una trayectoria al bregar del son cubano.

Allí conoció inicialmente a Pelayo y surgió el camino que la condujo a Pasión de Buenavista.

“La gira fue una experiencia muy rica, musicalmente única. El nombre de Pasión viene porque no solo presentamos la música en los grandes teatros de Alemania, sino también en los pequeños teatros de las localidades y a veces llegamos hasta la misma montaña”, explica.

Tras su primera vez en Europa sintió caer las barreras del idioma, porque “la música tiene un solo lenguaje”. Cantó en español y la letra fluyó hasta el público como un cauce.

“Tuvimos 25 conciertos en Alemania, tres en Austria y uno en la República Checa. Las presentaciones siempre estaban repletas, cargadas de buena energía. Nos recibían con muchísimo agrado y respeto; los aplausos eran prácticamente eufóricos y eso vale, porque cuando tú cantas un Hasta siempre Comandante e interpretas un Manisero o una Guajira guantanamera y ves esa acogida tú piensas: `¡Guao!, estamos por buen camino, la música cubana tiene todavía muchísimo que dar y mostrar al mundo`”.

Neysa reconoce que esa armonía es nuestro legado, aún más en momentos en los que urge rescatar la tradición. Alega que “Cuba no es solamente tabaco, ron y mulata. Cuba también es música”.

Ella disfruta el género canción, pero igualmente canta bolero, son, guaracha, rumba, balada. Este año, estará festejando el aniversario 20 de su carrera y confiesa que quisiera concebir un concierto o un recital para celebrarlo en su tierra.

Por el momento, usted puede deleitarse con su interpretación el cuarto viernes de cada mes en La Sitiera, a las 10 de la noche. Se presenta junto al grupo Internos, con un amplio repertorio que implica música cubana e internacional. Además, actúa los sábados en el centro cultural Luces de Ciudad.

Pero a finales de este año regresará a Europa, nuevamente con el proyecto Pasión de Buenavista. Esta vez, su itinerario la llevará a varias naciones de ese continente ¿Qué tesoros culturales del Viejo Mundo avistará Neysa? Seguro nos contará a su regreso. Como artista, la enorgullece conquistar a su público con la sazón melódica de nuestra tradición.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Periodista del Periódico Guerrillero

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero