Actualizado 26 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Vida y milagro de Federico Valdemar: Una obra sobre la belleza transformadora del amor

Obra Vida y milagro de Federico Valdemar, protagonizada por Teatro Pálpito, de la Habana.

Foto: Susana Rodríguez Ortega.

Las Rondas Virgilianas, evento cultural de alcance nacional promovido recientemente por Teatro de la Utopía, depararon gratos momentos a los espectadores pinareños. Uno de ellos consistió en la presentación de la obra Vida y milagro de Federico Valdemar, protagonizada por Teatro Pálpito, de la Habana.

La puesta en escena, dirigida al público infantil, cuenta la historia de Federico, un ratoncito que regenta la vida en una fría y sucia alcantarilla y hace miserable la existencia del resto de los cohabitantes de aquel lugar. Su mala conducta es estimulada por una lata de sardinas maliciosa, llena de resentimientosdesde que los humanos la arrojaron como basura en la cloaca. La lata pretende hacerse con el dominio de la alcantarilla y manipula al resto de los personajes para conseguir su objetivo.

La tristeza se transforma en alegría y lo lúgubre se torna luz cuando Federico reencuentra el amor de su amiga de la infancia, Victoria, con la que emprende una aventura para salvar aquel sitio de la perdición.

Caracterizan la obra sus actuaciones frescas y graciosas, la destreza de los actores en el manejo de los títeres, un diseño escenográfico creativo y una banda sonora original y divertida, concebida en un lenguaje simple que los pequeños son capaces de decodificar.

Teatro Pálpito es una agrupación fundada en 1993 por Ariel Bouza Quintero, su actual director. En su repertorio se enmarcan obras como El pez enamorado, de Frank Daniel Suazo, Sácame del apuro e Historia de una muñeca abandonada de Norge Espinosa, Con ropa de domingo, Puerto de coral, Pesadilla campesina y Un mar para Tatillo de Maikel Chávez; entre otras.

A decir de la crítica especializada “…El doble diálogo con un público infantil y adulto es una de las características que distinguen al grupo, así como la convergencia de generaciones entre sus actores, los cuales se convierten en protagonistas de todo montaje. El texto dramático es el punto de partida, basado en el concepto minimalista del arte e interconectando historias con la vida de los creadores comprometidos en cada proceso. El teatro es concebido pues, como artesanía en su construcción y como un puente de solidaridad entre los habitantes de este mundo”.

Sobre el Autor

Susana Rodríguez Ortega

Susana Rodríguez Ortega

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero