Actualizado 20 / 05 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

21ºC
34ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Revelaciones de la feria

Feria del Libro en Pinar del Río. / Foto: María Isabel Perdigón.

Feria del Libro en Pinar del Río. / Foto: María Isabel Perdigón.

Del seis al 10 de marzo Pinar del Río desarrolló su Feria del Libro, dedicada este año al aniversario 60 de la biblioteca provincial, al 30 del Centro Hermanos Loynaz y al escritor Pedro Juan Gutiérrez.

La Feria del Libro es siempre una labor colectiva. Sí, detrás del “espectáculo ferial” un grupo de organismos labora para conquistar el agrado del público.

Auspiciada por el Centro Provincial del Libro, la Dirección de Cultura y el Gobierno en Vueltabajo, para la fecha, otras instituciones y empresas también colaboraron con su materialización. La Empresa de Tabaco, por ejemplo, tuvo a su cargo el montaje de los cepellones; Transpinar asumió la transportación de los materiales literarios y Correos de Cuba ofertó un cuantioso número de ejemplares.

También la máxima figura política en Pinar del Río, Julio César Rodríguez Pimentel, primer secretario del Partido, se implicó personalmente en el suceso días anteriores a la inauguración, para agilizar trámites y apoyar así el pleno desenvolvimiento del evento.

POSITIVO

Los organizadores previeron que la fiesta literaria no se diluyera, entre comestibles y parques de diversiones, como ha sucedido antes en esta y otras provincias. De tal forma, establecieron diferentes espacios por actividades: el área literaria distó de la comestible y de la de conciertos; y ambas de la zona recreativa ubicada en la calle Comandante Gónzales Coro (Cuarteles). Eso fue un punto a favor.

Otro tanto lo aportaron los programas: profesional, histórico, científico e informático en sus sedes Faktoría de Letras, el Museo Provincial de Historia, el Consejo Científico Veterinario y la sala Gedel, respectivamente.

Las presentaciones teóricas abordaron temas vitalicios como la literatura infantil, la contemporaneidad reflejada en las revistas culturales, Pinar del Río a 60 años del triunfo revolucionario o la mujer vueltabajera en el proceso de lucha del pueblo cubano. Igualmente se mostraron las nuevas funcionalidades de nuestro Portal del Ciudadano y los sitios web Pinarte (de la Dirección Provincial de Cultura), el del Centro Hermanos Loynaz y el de la editorial Cauce.

El catálogo artístico convocó a agrupaciones del patio como el Trío Lecuona, los dúos Procuerdas y Fulano de Tal, el Coro Polifónico, Miriela Mijares y Estilo propio, Vocal Universo, Toques del Río y otras muchas que amenizaron el festejo literario.

La decoración la asumió el proyecto Cerarte. La feria estuvo dedicada al aniversario 500 de la ciudad de La Habana, por tanto, el diseño y la ambientación respondieron a ese homenaje. Por eso usted seguro avistó en alambrón las siluetas de la Universidad de La Habana, el Capitolio y otras edificaciones capitalinas, así como columnas y vitrales. No faltó la alusión al Apóstol en la portada, como un símbolo literario de todos los tiempos.

NEGATIVO

En una encuesta realizada por Guerrillero resultó que la mayor inquietud del público asistente fue la escasez de ejemplares.

“La feria me gustó, pero tiene que haber más variedad de libros para niños y no tan caros. Ejemplo, el libro Había una vez que las personas buscan para leerles por las noches a sus hijos, se ha “perdido”… En otras ferias sacan más diversidad”, mencionó uno de los encuestados.

“Debe de haber más cantidad de libros populares para que la población se sienta satisfecha y crear más condiciones, ya que es una vez al año”, manifestó otro.

Yenicet Pupo, directora del Centro Provincial del Libro ofreció los porqués ante dichos criterios.

Sobre el libro Había una vez, uno de los más solicitados de la feria, especificó: “Con los ejemplares que nos dan no se puede satisfacer su alta demanda. Las personas deben entender que ese libro es para toda la provincia. En Pinar del Río vendimos cientos de ejemplares y a los municipios llevaremos algunas decenas.

“El primer día sacamos al menos 200 de ellos y el resto de los días ´un poquito´ para que las personas pudieran comprarlo. Lo pusimos a la venta en más de un quiosco para evitar las colas. Eso hizo que se agotara más rápido. Incluso, regulamos su venta, para ofrecerle a más personas la oportunidad de alcanzarlo”, argumentó.

Yenicet explicó también que, en la feria, más de 58 000 ejemplares fueron vendidos y aunque parece una alta cifra en realidad es menor que en años anteriores.

La insuficiencia de libros es una situación nacional. La directora expresó que el plan editorial de todo el país no se cumplió por carencias de materia prima y la tecnología envejecida de los poligráficos.

Ahondó además en la situación compleja de la distribución. Los poligráficos de Guantánamo y Holguín asumieron la mayor responsabilidad en el plan, pero nuestra provincia, por razones geográficas, queda en la último de esa distribución y muchos de los libros llegan hasta La Habana. Pinar del Río entonces debe asumir el transporte para traerlos desde la capital. Transpinar se encarga de ello, pero también tiene compromisos con unidades subvencionadas como las escuelas, los hospitales y la canasta básica.

REVELANDO EL ROLLO

Resulta importante acotar que, ante el déficit de ejemplares, el Centro Provincial del Libro, muy atinadamente, empleó como estrategia la invitación de editoriales nacionales. De ellas 15 respondieron al llamado y trajeron sus novedades a la palestra vueltabajera.

A pesar de los sinsabores que puede dejar no hallar el libro deseado, es loable reconocer la labor sostenida de libreras, promotores, especialistas y directivos por llenar los espacios vacíos que creó el incompleto plan editorial.

Si revelamos la feria como un rollo de una antigua cámara fotográfica podremos definir dos aspectos váliosos:

Primero: No fue carnaval, fue precisamente Feria del Libro. Así debe ser, y no olvidarse que es un evento en el cual la literatura es protagonista y el resto de las artes la acompañan.

Segundo: Está ganando personalidad, coherencia, organización y ha enriquecido su proyección cultural.

Por eso suscribo las palabras de uno de los encuestados: “Me parece un espacio de creación y festejo, muy disfrutable”.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Periodista del Periódico Guerrillero

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero