Actualizado 17 / 06 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

¿Por qué es importante la crítica de arte?

¿Por qué es importante la crítica de arte?

La crítica de arte es un comentario, una reseña o un ensayo escrito por un especialista sobre una obra o un fenómeno artístico. Unida al mercado y a la academia, privilegia al artista en comparación a otros autores y dentro de su contexto.

La doctora Graziela Pogolotti dijo: “La crítica tiene entre nosotros un sentido negativo… Esa opinión bastante difundida, oculta el verdadero sentido de la labor que corresponde a un crítico, limita su actividad y no tiene en cuenta el papel que le toca, situado entre el autor, la obra creada y el público, el de hoy y el de mañana”.

Y es que su función no es precisamente “despedazar” y “matar” la creación. Existen juicios a favor de la obra de arte que la prestigian, explicando sus valores. Incluso, cuando el ejercicio crítico niega esos valores y reprueba la obra, pretende generar un gusto estético y estimular el ingenio de los artistas en la búsqueda de originales formas de expresión.

El escritor, filósofo y enciclopedista francés, Denis Diderot (1713- 1784), considerado el padre de la crítica de arte, precisó desde 1759 los aspectos centrales de esta práctica:

“…es un nuevo (en aquel entonces) género ligado a la actividad artística, que supone la existencia de una industria periodística y unos lectores entre los que la publicación se difunde, un género que anima al comentario y al intercambio de opiniones fundamentalmente para difundir no solo el conocimiento de esta o aquella obra, de este o aquel artista, sino también su interpretación; y a la vez las supuestas teorías explícitas o implícitas sobre las que esa interpretación se apoya”.

Por eso, la crítica debe entenderse también como un proceso comunicativo en el que intervienen emisor, contenido, canal, receptor y efecto.

El emisor es el especialista: teórico, investigador…; el contenido es el mensaje, en este caso la crítica de arte en sí; el canal es el medio a través del cual se transmite el mensaje, entiéndase prensa plana televisiva o digital y publicación (revista) especializada; el receptor claramente es la audiencia que leerá el artículo y el efecto se asocia a la sugestión que el mensaje sobre la obra transmitió o no.

No existe un manual reducido para el oficio crítico. Prestigiosas figuras de las letras cubanas como Adelaida de Juan estimaba la interpretación y el juicio de valor según el destinatario y los soportes en los cuales sería publicado. Un texto escrito para el periódico debía ser más claro y conciso en su lenguaje, para que los lectores no entrenados pudiesen comprenderlo.

Un texto publicado en una revista especializada podía permitirse un lenguaje más técnico y enriquecido en tropos.

En cambio, el periodista, investigador y curador Israel Castellanos León, en una de sus reseñas concluyó que la esencia de la crítica se resume a un estilo especializado y asequible al mismo tiempo, al margen del soporte en el que aparezca: ya sea un catálogo, un periódico o la revista más elitista.

“Esclarecer, promover y testimoniar son tres posibles atributos de la crítica que bien vale considerar para poder reconocer su importancia en un mundo en que la información deviene hecho imprescindible de supervivencia y conocimiento”, subrayó el ensayista, profesor, bailarín y coreógrafo habanero Ramiro Guerra; y aunque hablaba del campo danzario, sus palabras pueden suscribirse a cualquier manifestación.

¿De qué crítica debemos cuidarnos como lectores?... La aserción más oportuna la hallé revisando distintos libros y ensayos. Fue el criterio de Orlando Hernández que vio la luz en una edición de la revista La Gaceta de Cuba del 2004. Han pasado cerca de 15 años y todavía está vigente:

“Me molesta la jerga tecnicista y el bizantinismo en que tan a menudo se enfrasca la crítica de arte, su exceso de conceptualización, de teorización, de generalidades y su poca confianza en la sencillez de expresión y en el sentido común, que oculta a menudo un vergonzoso vacío de criterios propios, de inteligencia, de sensibilidad real. Este lenguaje de capilla, retórico, falsamente teórico y escasamente sensible, constituye por su ilegibilidad un obstáculo para el acercamiento del público al fenómeno artístico y para la comprensión de sus mensajes”.

El crítico de arte es también un artista, ¿por qué no? A fin de cuentas reinterpreta una obra y crea otra. La crítica es un subgénero literario. Pero ante todo, el crítico es un comunicador, un “traductor” del arte para la sociedad. La crítica impulsa y promociona los procesos artísticos. Y el arte, como es sabido, tiene una función social.

En Pinar del Río hoy existen dos secciones que aglutinan a críticos e investigadores: una pertenece a la Filial Provincial de la Uneac, otra, a la Asociación Hermanos Saíz. Sin embargo, la provincia necesita más espacios dedicados a la crítica. Sus revistas especializadas se desfasan en los poligráficos y los artículos suelen ser atemporales. No existen boletines que circulen con periodicidad y adiestren a los públicos sobre la apreciación del arte…

¿Por qué llamo la atención sobre ello?

Porque sin la crítica nadie se cuestionaría lo legitimado por las salas expositivas y los teatros. ¿Te gusta? ¿No te gusta una obra? Si no eres un especialista ¿quién encamina tu razón?¿quién te sugiere qué ver/escuchar y qué no? ¿No entiendes la obra?¿No conoces al artista?...el crítico puede ayudarte.

Digo más, el crítico puede contribuir a educar el gusto de las personas y a acercar el arte a los públicos.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Periodista del Periódico Guerrillero

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero