Actualizado 21 / 01 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

16ºC
27ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Renacimiento de Danzaire

Danzaire

Convergencia es el título de la obra que estrenó el fin de semana pasado, en el teatro José Jacinto Milanés, la compañía de danza contemporánea Danzaire y que resultó un espectáculo agradable, en el que el público apreció una propuesta con predominio de los movimientos corporales y de la técnica académica, simbiosis que llevó a los bailarines a la expresión de sentimientos y emociones, y a transmitirlos así a un auditorio ávido de esta manifestación artística.

El coreógrafo José Miguel Castillo Martínez explicó a la prensa que la obra no es ni tan inusual ni tan transgresora, sino frágil, pero a la vez transparente y con el gran propósito de intentar construir un puente entre el escenario y el espectador, en el que ellos transiten con tranquilidad y además, que se reconozcan; porque a pesar de que no hay una dramaturgia que se perciba como una historia exclusiva, sí hay varios momentos en el espectáculo que la definen.

“Son dos generaciones, dos momentos, dos épocas diferentes de bailarines que coinciden, y donde todo el mundo aportó su granito de arena para construir exactamente lo que es Convergencia.

“Más allá de una comunicación, de un hecho artístico puramente escénico, de una dramaturgia concebida para un espectáculo, de esa pura creación, solo se intenta reflejar cómo convergen esas dos etapas. Lo más importante es dejar esa única esencia, en la cual se ponen de manifiesto varios cuerpos que cargan consigo mismo una sola idea que está llena de movimientos e imágenes y que transforma todo el espectáculo en un solo momento que es único, mágico”.

Bajo la dirección general de Yurién Porras Suárez –también bailarín– la compañía, luego de casi desintegrarse, se une ahora para proponerse nuevas metas.

Seis intérpretes, dos maestras, un coreógrafo, el preparador físico y el productor completan el colectivo artístico.

“La idea –afirmó Porras Suárez– fue de todos los integrantes. Es como el renacimiento de Danzaire, ahora con una imagen diferente, con bailarines con otras condiciones, todos graduados de la Escuela Nacional de Arte y el Instituto Superior de Arte.

“Con el espectáculo quisimos contar ese regreso de los bailarines, el rescate y estamos satisfechos con la presentación. Antes venía muy poco público, ahora el primer día se llenó casi el teatro y los demás días tuvimos auditorio. Estoy muy contento con el trabajo de la compañía. Ya estamos invitados a todos los eventos de danza del país”.

Para el público fue una buena opción, más cuando la propuesta escénica mostró calidad en el desempeño artístico, a partir de la unión del movimiento, de las imágenes y las ideas, pero sobre todo pudimos apreciar algunos rostros de bailarinas jóvenes que despuntaron por la limpieza y por la expresividad de los movimientos, tanto que hicieron sentir a los espectadores sus angustias, preocupaciones, anhelos o desvelos. Así lo confesó a esta reportera una señora que ocupaba una de las butacas de la platea.

Sobre el Autor

Ana María Sabat González

Ana María Sabat González

Licenciada en Español y Literatura, periodista de Guerrillero. Ha sido profesora de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca. Se dedica al periodismo desde el año 1996 y aborda en sus trabajos diferentes temáticas sociales y políticas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero