Actualizado 25 / 09 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

22ºC
32ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Ovación a la mujer

Ovación a la mujer

Irina y Federico son personajes reales, nacidos en épocas diferentes. Él fue un poeta español de la generación del 27. Ella es pintora en la actualidad cubana.

Él escribió en 1921 en su poema Con la frente en el suelo: “Mujer, flor que se abre en el jardín/ las rosas son como tu carne virgen/ con su fragancia inefable y sutil/ y su nostalgia de lo triste”.

Ella dispone sobre el lienzo mediano una figura femenina de aliento autorreferencial. Emplea colores apastelados que refuerzan la delicadeza del trazo y el concepto.

En su tiempo, él esbozó sobre el papel bajo el titulo Casida de la mujer tendida: “Verte desnuda es recordar la tierra/ la tierra lisa, limpia de caballos/ La tierra sin un junco, forma pura/ cerrada al porvenir: confín de plata”.

Ella pinta una dama con miriñaque y fastuosos tejidos de encajes o una “nereida” criolla. Su obra puntualiza en ambientes oníricos símbolos que traducen la sexualidad de la mujer y su contexto. Vincula su modelo a la naturaleza, también fértil. Granada lo vio nacer; fue contemporáneo del modelo de mujer vanguardista. Ella es miembro de la Uneac, madre y pinareña.

Sobre él escribió la crítica: “En la literatura de Lorca no sobresale la figura de heroína ni de patriota; representa más bien, a la mujer común, ignorada, invisible, opacada, pero que en su interior es un volcán de deseos, es `la sangre que bombea la vida misma`. La figura femenina es recreada simbólicamente como la tierra, la luna, la muerte o la tentación”.

Mientras Irina, “se las ingenia para que todo parezca suave, fresco, alucinante, como en el mundo candoroso de la niñez. No le interesan las reflexiones duras y agresivas acerca del universo femenino, porque elige sublimar los conflictos propios de la mujer trocando sus desvelos en satisfacción, sin que esto implique sometimiento”.

Federico e Irina son puntos alineados en una cronología caprichosa. Nada tienen en común, y en apariencia les une agosto. Él quedó inmortalizado un día 18, porque al ser asesinado 82 años atrás, dejó una obra prolífera para la literatura y el teatro. Ella escribe su nombre con el pincel y la paleta en algunas de las más prestigiadas colecciones de arte a nivel internacional, y lo hace desde Vueltabajo.

Sobre el Autor

Yanetsy Ariste

Yanetsy Ariste

Licenciada en Historia del Arte. Especialista de Comunicación externa de Radio Guamá.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero