Actualizado 17 / 10 / 2017

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

23ºC
30ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Líneas con olor a tinta

Pablo se siente realizado personalmente, en tanto hace lo que le gusta, pero no está satisfecho con el resultado, aspira a hacerlo con mejor calidad

Pablo se siente realizado personalmente, en tanto hace lo que le gusta, pero no está satisfecho con el resultado, aspira a hacerlo con mejor calidad. / Foto de la autora

Pablo deambula con una cámara fotográfica en las manos. Quien le ve piensa que es un cronista social que callejea en busca de historias, pero no, no trabaja para cazarlas, pues su trabajo es diferente, nada que ver con escribir.

Su arte es otro, algo así como educar, crear, ascender. Se apoya en su cámara amiga para devolver a sus espectadores un producto marcado por la belleza y la sencillez, el mismo que en su interior destella el esfuerzo de quien pretende ser más que un experto.

Aunque captar imágenes en el lente no es su formación, la veta le viene por las artes plásticas, especialidad que cursó a inicios de este siglo, siendo egresado de la primera graduación de la Escuela de Instructores de Arte en la provincia.

Ahora con 31 años, trabaja desde el 2008 como especialista de dicha manifestación en el Departamento de Desarrollo Artístico de la dirección de Extensión universitaria, en la sede central de la universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca, pero entre sus quehaceres también se encuentra impartir talleres vinculados a la materia y captar en instantáneas los momentos significativos de la institución.

VARIOS CAMINOS QUE CONDUCEN AL ARTE

Pablo Torres Rodríguez confiesa haber dejado el dibujo y la pintura (acciones predilectas) para dedicarse al diseño de imágenes digitales y a la fotografía.

“Me he consagrado a esta rama porque su resultado se ve con más rapidez, no es lo mismo el tiempo que demoro en hacer una pintura o un dibujo, al de una fotografía realizada al instante y basada en métodos tecnológicos”.

Su obra gira además sobre el diseño gráfico e informacional. trabajó en un proyecto de promoción de actividades desde la Dirección Provincial de Cultura, colaboró con el Grupo de Comunicación Institucional de la provincia y ha ilustrado dos números de la revista La Gaveta, específicamente sobre los hermanos Saíz.

Sin embargo, su pasión por la pintura no la deja a un lado, de vez en cuando busca el deleite en los trazos con olor a tinta. “Es que me gusta la exploración, la experimentación, desde el punto de vista de la forma, el diseño, la parte abstracta del dibujo, la figurativa, sobre todo con líneas.

“Durante mi etapa como estudiante trabajé la pintura al óleo, pero me surgió una alergia a los olores fuertes y tuve que optar por el acrílico como instrumento, una vez aquí en la universidad empezó a escasear el tiempo, por lo que me dediqué a las aguadas, a la acuarela. Después trabajé el agua tinta hasta que me incliné por el dibujo a líneas, figurativo, que no llega a lo abstracto, finalmente comienzo en la fotografía, pero aún dibujo”.

INSPIRACIONES

Torres Rodríguez tiene como referentes las obras de Ernesto García Peña y de Servando Cabrera Moreno, específicamente por el movimiento impreso y por los colores utilizados, así como el uso de líneas perfectas. “Me gusta crear esa sensación en las imágenes y que sean atractivas, puede que no logre la factura, pero lo intento”, afirma.

Aun cuando no piensa por ahora en una muestra personal, por considerar su obra todavía prematura, sí ha participado en varias exposiciones colectivas.

Sobre las inspiraciones confiesa: “en el dibujo me gusta mucho la figura femenina, trabajar el desnudo, en la fotografía también incursiono en ello, generalmente son ideas que me llegan y quiero plasmarlas lo más rápido posible, hago un boceto y empiezo a crear, lo mismo hago en la foto.

“Parto siempre de algo que me inspire, de algún elemento llegado así, como por arte de magia, por lo que veo o me dicen, entonces me atrevo a ilustrarlo, con cierto matiz de arte”.

El sueño de Pablo es llegar a su doctorado, hoy trabaja en su tesis de maestría en Ciencias de la Educación Superior, la cual viene por una gestión del movimiento de artistas aficionados (MAA) para las artes plásticas.

“Escojo esta manifestación porque somos la primera universidad a nivel nacional avalada con cinco primeros premios en los últimos festivales y dos gran premio en el festival anterior, estamos a la cabeza, pero la divulgación que tiene la especialidad dentro del MAA y la comunidad universitaria es muy pobre, por tanto busco un grupo de acciones encaminadas a desarrollar una estrategia de gestión para captar, desarrollar y promover las artes plásticas en los estudiantes”.

Pudiera decirse que es Pablo, más allá de fotógrafo, dibujante y pintor, y entre todas las profesiones, el elegido que llega para transmitir el arte e instruir a sus discípulos con cierto enfoque de sabiduría.

Sobre el Autor

Heidy Pérez Barrera

Heidy Pérez Barrera

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Pinar del Río, Hermanos Saíz Montes de Oca.

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero