Cuba regresa a normalidad gradualmente para recuperarse de Covid-19

El regreso gradual a la normalidad en Cuba, casi tres meses después del primer caso aquí de Covid-19, abarca hoy una etapa inicial estructurada en tres fases con medidas en diversos ámbitos y bajo estrictos protocolos sanitarios.

Las autoridades cubanas explicaron la víspera que esta primera etapa contempla acciones para la recuperación post Covid-19, mientras que la segunda estará dirigida al fortalecimiento económico para enfrentar la crisis prolongada que se producirá a nivel global.

Al respecto, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, explicó en la televisión nacional que la estrategia tiene en cuenta las diferencias en la situación epidemiológica en cada territorio, y el retorno progresivo de la actividad económica.

No obstante, acotó que algunas provincias, como La Habana, podrían demorar más en entrar en las etapas establecidas en el plan debido a su panorama epidemiológico.

Por su parte, el primer ministro cubano, Manuel Marrero, detalló que el distanciamiento físico, el uso obligatorio del nasobuco y el trabajo a distancia y teletrabajo forman parte de las regulaciones que se mantienen.

Otras acciones informadas son el reinicio gradual de los servicios hospitalarios, la prohibición de entrada a los centros laborales de trabajadores con síntomas respiratorios, y la desinfección de manos y superficies.

El Jefe de Gobierno precisó que continuarán las pesquisas activas diarias, al tiempo que destacó el éxito de las mismas que permitieron detectar posibles casos de la enfermedad.

Las medidas incluyen el turismo, que en un primer momento estará disposición del mercado nacional con todas las facilidades existentes para la venta de reservaciones, precisó.

Sin embargo, se mantienen medidas para trabajadores y visitantes dentro de las instalaciones turísticas, donde permanecerá un equipo médico para velar por sintomatologías asociadas a la Covid-19.

Sobre el arribo de turistas internacionales, el primer ministro detalló entre las medidas sanitarias, la aplicación de una prueba PCR y toma de temperatura a su llegada a la frontera así como un test rápido en hoteles.

Sobre la reactivación del transporte, informó que los aeropuertos permanecerán cerrados en el primer momento, aunque se mantienen las operaciones humanitarias y otras excepcionales.

Por su parte, el transporte público urbano, entre municipios y el rural se restablece inicialmente con limitaciones.

En la esfera laboral trascendió que aquellos que no asistan al trabajo por disposición de la autoridad sanitaria, por aislamiento o ingreso, reciben el 100 por ciento del salario.

Marrero agregó que se mantienen las prórrogas de licencias no retribuidas a las madres y la atención diferenciada por parte de los trabajadores sociales hacia las personas calificadas como vulnerables.

Según Marrero, en esta etapa seguirá la atención diferenciada a las casas de niños sin amparo filial, los deambulantes, hogares de ancianos y familias vulnerables.

El objetivo, según las autoridades, es lograr un proceso gradual en sectores como salud, turismo, cuestiones laborales y tributarias, comercio exterior e interior, transporte, educación, deporte y cultura para volver a la normalidad.

Asimismo, evitar un rebrote y desarrollar las capacidades para enfrentarlo y reducir las vulnerabilidades como consecuencia de la enfermedad.