Cuba lamenta hoy una víctima mortal y arrecia lucha contra la COVID-19

Luego de 13 días consecutivos sin tener que lamentar víctimas fatales, Cuba informó este sábado de un fallecido, el número 87 desde que el 11 de marzo, justo hace cuatro meses, la COVID-19 hizo su entrada en la Antilla Mayor.

Al comparecer en la conferencia de prensa que a diario ofrece el Ministerio de Salud Pública para la actualización sobre la situación epidemiológica en Cuba y el mundo, el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, compartió la triste nueva y ofreció las más sentidas condolencias a familiares y amigos de este connacional, habanero de 68 años y contacto de caso confirmado.

El parte con cierre a las 12 de la noche del viernes 10 de julio da cuenta, además, de tres mil 339 muestras analizadas durante la jornada, de las cuales siete dieron positivas, para un acumulado de dos mil 420 casos confirmados desde el comienzo de este combate tenaz de la ciencia cubana y de todo el pueblo contra la pandemia.

De esos siete nuevos casos, el experto informó que todos son cubanos, cuatro de ellos infectados en el exterior y a quienes desde su llegada se mantuvo bajo estricta vigilancia, en cuarentena, en cumplimiento de los protocolos vigentes, imprescindibles y eficaces para frenar el avance de un virus altamente contagioso y letal.

Dos de esos viajeros son de La Habana, uno de Villa Clara y otro de Santiago de Cuba y a ellos se suman, como casos confirmados positivos en la jornada anterior tres capitalinos más, pertenecientes a los municipios de Centro Habana, La Habana del Este y Cerro.

A una pregunta de la Agencia Cubana de Noticias sobre cuándo puede hablarse de un rebrote, el doctor Durán explicó que aunque la palabra no es nueva, sí que ha tomado fuerza en estos tiempos de coronavirus y refiere lo acontecido en varios países, en especial de Europa.

Y es que, luego de lograrse una reducción considerable y la consiguiente relajación o eliminación de restricciones, el número de casos confirmados e, incluso, de fallecidos, ha vuelto a aumentar y esto ha obligado a retomar no pocas de esas medidas en algunos lugares, explicó.

Así se le llama cuando el comportamiento real rebasa los niveles previstos, señaló el experto y fue enfático al declarar que en Cuba, donde esto es objeto de permanente análisis y seguimiento diario, no se ha producido ningún incremento fuera de lo esperado para este momento.

Cierto es, no obstante, que hemos estado informando de una cifra de casos confirmados algo mayor que en días anteriores, pero esto obedece a focos, eventos -hoy por hoy dos en La Habana-, que son enfrentados con acciones de todo tipo,

Entre estas mencionó las medidas restrictivas en esas áreas, el aumento de las pesquisas, el estudio de manzanas completas, en busca, sobre todo, de los asintomáticos, que son los más peligrosos como fuente de trasmisión.

Todo lo que a nivel mundial ha probado ser eficaz se está haciendo: pesquisaje, aislamiento y estudio de los sospechosos y sus contactos, ingreso y tratamiento de los diagnosticados positivos, con la mira puesta en el enfrentamiento y control, recalcó el doctor Durán y exhortó a la población a mantener la percepción de riesgo y a no descuidar las medidas de protección.