Cuba espera por investigación del atentado con arma de fuego contra nuestra embajada en Estados Unidos

Es una obligación de los Estados adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de una misión diplomática acreditada en su país contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

En horas de la madrugada de este jueves 30 de abril de 2020, un individuo desconocido disparó con un arma de fuego contra el edificio de la Embajada de Cuba en los Estados Unidos. No hubo daño para el personal de la misión, el cual se encuentra seguro y protegido, pero sí deterioros materiales para el edificio resultantes del impacto de los disparos, informa el sitio web oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

El individuo, de cuya identidad el gobierno cubano no tiene información, fue detenido por las autoridades locales en el lugar de los hechos y se encuentra bajo custodia, prosigue la nota publicada.

La misión diplomática de Cuba, ubicada en la ciudad de Washington D.C., cuenta con un sistema de protección y seguridad para enfrentar cualquier amenaza contra el personal y las instalaciones.

El gobierno de Cuba espera por la correspondiente investigación de las autoridades estadounidenses sobre la identidad y las motivaciones del autor de esta agresión, así como sobre las circunstancias que rodean al hecho.  El Departamento de Estado está al tanto de lo ocurrido.

Es una obligación de los Estados adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de una misión diplomática acreditada en su país contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad, concluye la nota de prensa.

Según informan varias agencias de prensa, el incidente comenzó alrededor de las 02:00 horas en el exterior de la legación diplomática, en el noroeste de Washington. La policía metropolitana se desplazó al lugar luego de que los vecinos reportaron haber escuchado disparos, agregaron las autoridades.

Imágenes del lugar publicadas en redes sociales mostraron a un grupo de policías en el exterior de la embajada tras los disparos y a investigadores registrando una camioneta SUV estacionada allí. Agentes de la policía metropolitana y del Servicio Secreto de Estados Unidos estaban investigando lo ocurrido.