Creatividad al servicio de la ciencia

Dos cabinas prototipo para emplear en intubación y extubación de pacientes fueron donadas por el proyecto de creación artística Rosell Estudios, perteneciente a la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (Bfc) de Pinar del Río, al hospital clínico quirúrgico León Cuervo Rubio.

Heidi Ileana Carbó Rodríguez, subdirectora de aseguramiento médico, recibió a nombre de la institución los implementos, señaló que, aunque no los han usado nunca, si les interesa incorporar a la práctica todos los utensilios que contribuyan a la protección del personal que trabaja directamente con los contagiados por la COVID-19.

Creatividad al servicio de la ciencia
Foto: Jaliosky Ajete

Recalcó el efecto sicológico que tiene contar con tales medios, pues refuerza la confianza de los especialistas en el momento de realizar cualquier manipulación, asimismo se comprometió a guardar evidencia gráfica del proceso de implementación, por pedido de Enrique Rosell Morales, diseñador industrial que hizo la entrega para que la retroalimentación les permita, de ser necesario, ejecutar las correcciones pertinentes.

Creatividad al servicio de la ciencia
Foto: Jaliosky Ajete

Las cabinas confeccionadas con acrílico son de fácil limpieza y esterilización, aseguró su creador y con el empleo de ellas se contiene dentro de las mismas cualquier fluido que expulse el paciente durante la manipulación, evitando así el contagio de quienes le atienden.

Rosell señaló, además, que son muchos los talleres con potencialidades similares a las del proyecto que representa, y podrían de acuerdo a las necesidades incursionar en la producción de otros medios, no solo ahora para el enfrentamiento a la pandemia, sino en tiempos futuros como solución permanente.

La doctora Carbó Rodríguez agradeció el donativo y en forma general a todos los que se acercan a la institución para apoyar con distintos recursos; al respecto refirió que al encontrarse en cuarentena el hospital, la alimentación de trabajadores y enfermos depende de las opciones que tengan ellos para ofertarles, porque no se permite la entrada de comida elaborada en otro sitio.

Destacó la entrega del colectivo y que hasta el momento ningún trabajador ha renunciado a la responsabilidad, pese a los riesgos que implica y las difíciles condiciones en que laboran, pues el empleo de ventiladores y aires acondicionados está contraindicado y con el calor el agotamiento por los vestuarios sanitarios es mayor.

Rosell dio a conocer que en próximos días entregarán otra cabina al hospital pediátrico Pepe Portilla, están en condiciones de producir más y perfeccionar el diseño que tomó como partida algunas de las ideas que por estos días se comparten en redes sociales para contribuir a evitar el contagio de trabajadores de la Salud.

Este ejemplo de creatividad al servicio de la ciencia es una muestra más de que unidos venceremos.