COVID-19 en el mundo: España disminuye la cifra de fallecidos en 24 horas y sufre un ligero incremento en los contagiados

España registró este jueves un total de 213 fallecidos y 754 nuevos contagios. Los primeros significan un descenso de 31 decesos con respecto a la jornada anterior, mientras que los nuevos casos confirmados han experimentado un ligero incremento del 10%.

Las regiones con los peores datos siguen siendo la Comunidad de Madrid y Cataluña, que acumulan el mayor número de positivos y de fallecimientos.

España sigue siendo el cuarto país con más muertes por coronavirus, 26 070, por detrás de EE.UU., Reino Unido e Italia; y el segundo país con más casos confirmados, 221 447, tan solo superado por EE.UU.

A la espera de avanzar en la desescalada

Mientras, el país está pendiente de qué regiones pasarán a la siguiente fase de la desescalada. Después de que el Gobierno aprobara un plan que consta de cuatro fases, que se inició el pasado 4 de mayo con todo el Estado en la fase 0, salvo en cuatro islas, a partir de este 11 de mayo algunos territorios podrían avanzar a la fase 1.

En principio todas las Comunidades Autónomas, salvo Castilla y León y Cataluña, han solicitado al gobierno el pase a la siguiente fase. En el caso de Cataluña lo ha solicitado para 3 de sus nueve departamentos sanitarios, entre los que no está la ciudad de Barcelona. Lo mismo sucede en Castilla y León, que ha pedido desescalar por zonas básicas de salud, para que 26 áreas de su territorio, que engloban a 53 000 habitantes, pudieran ver aliviadas las restricciones.

Los planes han sido presentados por los gobiernos autonómicos. Tras la decisión del gobierno de Pedro Sánchez se sabrá qué regiones el lunes próximo tendrán permitidas reuniones de hasta 10 personas, la apertura de terrazas al 50% de su aforo o la apertura de comercios también con aforo limitado.

El Congreso vota 15 días más de estado de alarma

El Ejecutivo bicolor presidido por Pedro Sánchez logró este miércoles el respaldo del Pleno del Congreso para prorrogar el estado de alarma, en vigor desde el pasado 14 de marzo, hasta el próximo 24 de mayo con 178 votos a favor, 75 en contra y 97 abstenciones.

“Levantar el estado de alarma ahora sería un error absoluto”, sostuvo Sánchez en la tribuna, tras recordar que la medida es “una herramienta legal básica y clave”.

El estado de alarma permite al gobierno ejercer facultades especiales que le permite varias prerrogativas: limitar la circulación, requisar todo tipo de bienes de manera temporal o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad, entre otras. Pero ahora mismo el foco se encuentra en los paquetes económicos de ayuda a pequeñas empresas y autónomos y a trabajadores, ligadas a la vigencia de este estado.

Así, en el ámbito económico y laboral se han aprobado medidas como el pago fraccionado de los impuestos de pymes y autónomos, que descuenta los días del estado de alarma; ha habilitado permisos laborales retribuidos; y ha agilizado la tramitación y las ayudas de expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) como medida para evitar o limitar los despidos en las empresas cuya actividad se vea gravemente disminuida por el confinamiento.

Además, se ha dado luz verde a moratorias para el pago de hipotecas y a ciertas ayudas para hacer frente al pago de los alquileres, y se ha prohibido el corte de los suministros básicos a familias vulnerables.

La OMS desaconsejó levantar las restricciones demasiado pronto y abruptamente

“La pandemia de covid-19 eventualmente retrocederá, pero no puede haber una vuelta atrás a los negocios como siempre”. Imagen ilustrativa.
750750“La pandemia de covid-19 eventualmente retrocederá, pero no puede haber una vuelta atrás a los negocios como siempre”. Imagen ilustrativa.

La pandemia del coronavirus que actualmente vive el mundo se superará, pero cambiará la vida normal de la humanidad, aseveró este miércoles el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“La pandemia de covid-19 eventualmente retrocederá, pero no puede haber una vuelta atrás a los negocios como siempre”, dijo el médico durante una rueda de prensa en línea.

“No podemos seguir apresurándonos para financiar el pánico, dejando de lado la preparación. A medida que trabajamos para responder a esta pandemia, también debemos trabajar más duro para prepararnos para la próxima. Ahora es una oportunidad para sentar las bases de sistemas de salud fuertes en todo el mundo, algo que ha sido ignorado por mucho tiempo”, continuó Ghebreyesus.

Asimismo, desaconsejó levantar las restricciones demasiado abruptamente. “El riesgo de volver al bloqueo sigue siendo muy real si los países no gestionan la transición con mucho cuidado y con un enfoque gradual”, pronunció el jefe de la OMS.