China estrecha el cerco a brote de Covid-19 en Beijing

China abrió hoy otra semana de enfrentamiento a la Covid-19 con énfasis en el brote en Beijing, que suma 318 enfermos y preocupa por la continuidad de focos infecciosos incluso en la vecina provincia de Hebei.

Desde el primer caso reportado el pasado día 11, la capital chequeó la salud a casi ocho millones de personas, 35,7 por ciento de su población; y se propone ampliar la cifra con una reducción en el costo de las pruebas y la habilitación de más sitios para realizarlas.

Ahora la ciudad tiene capacidad para procesar a diario al menos 458 mil muestras, que las toma en 144 instituciones sanitarias y dos laboratorios rodantes desplegados en los distritos de Xicheng y Chaoyang.

Pero la preocupación mayor sigue en el distrito de Fengtai y ahora con la declaración de altísimo riesgo al área donde se expende carne de res y cordero en el mercado Xinfadi, por donde estalló el actual brote.

Antes solo la sección de mariscos de esa plaza comercial estaba bajo la lupa pues se halló al coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, en una tabla para procesar salmón, lo cual conllevó al retiro de ese y otros productos del mar de la venta pública en todo Beijing.

De momento el gobierno local elevó a 28 los días de cuarentena y ordenó pruebas de ácido nucleido y de anticuerpos a los enfermos en Fengtai, además de exigir a los vendedores del Xinfadi certificados que avalen la inocuidad de sus mercancías, sobre todo los mariscos importados.

Mientras, la provincia de Hebei aisló por completo y sin tiempo determinado al condado de Anxin porque registra un foco de 13 enfermos vinculados con el Xinfadi.

La medida implica la limitación de acceso a las comunidades residenciales, cese de actividades en exteriores y salida de solo un miembro de cada familia para compras de alimentos.

Para reforzar el combate a la Covid-19, la Asamblea Popular Nacional de China (Parlamento) debate la modificación de la ley penal para sancionar a quienes incumplan con las disposiciones de prevención y control epidemiológico.

La enmienda plantea castigos si alguien se niega a aceptar las medidas, transporta de manera ilegal a enfermos fuera de las áreas infectadas y participa en el comercio de animales salvajes, asociado al surgimiento del SARS-CoV-2.

Según la Comisión Nacional de la Salud, el estado asiático ahora tiene al menos cuatro mil 648 muertos, 84 pacientes asintomáticos y 85 mil 202 confirmados de Covid-19, de ellos mil 907 son mayormente compatriotas retornados desde el exterior.