China con tres regiones en guerra contra rebrotes de Covid-19

Los territorios de Hong Kong, Xinjiang y Dalian combaten hoy con medidas de contingencia sus respectivos rebrotes de Covid-19, que en conjunto elevaron a 86 mil 500 los casos confirmados en China desde finales de 2019.

Hong Kong (sur) presenta la situación más compleja, ayer reportó el récord de 118 enfermos en un solo día y además añadió otra muerte.

Ambos saldos aumentaron allí a dos mil 249 la cantidad de contagiados y a 15 los decesos por la neumonía en todo 2020.

El gobierno ordenó el uso obligatorio de mascarillas en público durante las próximas dos semanas y aplica severas disposiciones para garantizar el distanciamiento social en la región administrativa especial.

Pero algunos especialistas recomiendan imponer un toque de queda o decretar cuarentena total porque esta tercera oleada de Covid-19 es más severa, se propaga de forma alarmante y aun se desconoce la fuente de las infecciones.

Mientras, la región uigur autónoma de Xinjiang (noroccidente) este viernes incrementó a 95 los pacientes con la mortífera neumonía mientras chequea la salud de residentes y visitantes de su capital Urumqi, en busca del origen del actual foco infeccioso.

La Comisión Nacional de Salud envió otro grupo de expertos con materiales sanitarios para apoyar las labores de prevención, control epidemiológico y desinfección.

En tanto la ciudad de Dalian, en el noreste de China, somete a pruebas a 190 mil personas después de corroborar un foco en una planta procesadora de mariscos que dejó al menos cinco casos confirmados y 15 asintomáticos desde el miércoles.

A partir de hoy en dos comunidades residenciales rige el máximo nivel de contingencia sanitaria, y las guarderías infantiles y sitios públicos bajo techo interrumpieron las labores.

El gobierno central de China también despachó especialistas hacia Dalian para investigar la situación, pues el primer paciente es trabajador de un área donde se procesa y almacena en frío productos del mar importados y domésticos.

Aparte de los enfermos confirmados, de manera general el estado asiático tiene al menos cuatro mil 656 muertos, 204 pacientes asintomáticos y dos mil 29 casos importados, mayormente entre compatriotas retornados desde el exterior.