Actualizado 15 / 09 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La lenteja, origen, propiedades y características (IV)

La lenteja, origen, propiedades y características (IV)

En la sección de hoy continuaremos comentando acerca de las propiedades y beneficios de las lentejas para la salud humana.

Ácido úrico: cuando existe un exceso de este componente en el organismo hablamos de una patología conocida como gota o hiperucemia, lo cual ocurre cuando se exceden los valores normales de dicho compuesto acumulándose en las articulaciones, dando así un dolor excesivo, hinchazón de dichas estructuras e enrojecimiento.

Los productos que alteran el ácido úrico en el organismo son las carnes rojas y el pescado, al igual que algunos vegetales pero estos aportan una cantidad poco significativa.

Si bien las lentejas aportan una cantidad de purinas al organismo, es casi nulo en comparación con las otras fuentes de proteínas, por lo que es un alimento fundamental, en especial para los pacientes que sufren de hiperucemia o gota.

No se debe tampoco abusar de la ingesta de lentejas, ya que todo en exceso es malo, puedes verlas como tu fuente de proteínas para una de las tres comidas principales del día, de resto enfócate en los vegetales con menos cantidad de purina como lo son: las judías verdes, zanahorias, los champiñones, los pimientos, cebollas, entre otros.

Otros beneficios...

Las lentejas son uno de los alimentos que ayudan a prevenir y tratar el déficit de hierro en el organismo, lo cual es ideal para los vegetarianos, ya que al eliminar la carne animal que es la principal fuente de hierro es muy común que en los primeros meses sufran anemia, pero esto con las lentejas se evita.

En caso de padecer anemia se recomienda que se ingieran también alimentos (frutas principalmente) ricos en vitamina C, debido a que este componente permite que el hierro sea absorbido por el organismo, algo bueno es que las lentejas tienen en su composición esta vitamina.

Muchas de las vitaminas que las lentejas contienen trabajan como antioxidantes en el organismo y evitan la acumulación de radicales libres o toxinas que podría implicar principalmente aparición de patologías degenerativas como el cáncer y hasta puede afectar en la apariencia de la piel, cabello y uñas.

Todos buscamos que a pesar del paso del tiempo nuestra piel luzca radiante, al igual que el cabello y las uñas, estas estructuras se pueden mantener en perfecto estado siempre y cuando consumamos alimentos ricos en vitaminas del Grupo B, que contienen las lentejas.

Ellas activan la regeneración celular, o sea, que las células muertas o dañadas son sustituidas por unas nuevas, de esa forma es que se ven unas estructuras saludables, jóvenes y en el caso del cabello hace que su crecimiento sea más rápido.

LA RECETA DE HOY:

Crema de lentejas:

Ingredientes:

- 200 gramos de lentejas
- 200 gramos de patatas
- 200 ml de leche o nata para cocinar
- pimienta negra molida
- sal

Preparación:


Cocinamos las lentejas y las patatas, lo que haremos en dos cacerolas diferentes, ya que ambos ingredientes tienen cocciones distintas. Si las lentejas que usamos necesitan estar previamente en remojo las dejaremos la noche antes cubiertas con agua, aunque no siempre es necesario, ya que hay lentejas que no lo necesitan, como las pardinas. Normalmente estarán listas entre 45 y 50 minutos si las cocemos a fuego medio en abundante agua con un poco de sal.

En otra cacerola echamos las patatas ya lavadas y peladas y las cubrimos bien de agua, echamos un poco de sal y las ponemos a cocer hasta que nos queden bien tiernas, tiempo que varía sensiblemente según el tipo de patata empleada y su tamaño y grosor. Lo mejor es cortarlas en trozos más pequeños para que queden tiernas en menos tiempo. Una vez estén tiernas las escurrimos bien para que suelten toda el agua sobrante, y hacemos lo mismo también con las lentejas una vez estén cocidas.

Una vez tenemos todo bien escurrido lo pasamos a una olla, agregamos un poco de sal y pimienta negra molida y vertemos la leche o la nata para cocinar, según queramos una crema más espesa, aunque también influye en el contenido calórico de la misma. Ponemos a calentar a fuego medio y removemos para mezclarlo todo, metemos la batidora en la olla y lo batimos todo hasta dejarlo bien fino, y seguimos calentando hasta que tome buena temperatura. Al acabar ya podemos servir nuestra rica crema de lentejas.

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero