Actualizado 15 / 11 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

¿Cómo hacer un huerto en casa?

Huerto en casa

Tener un pequeño huerto en casa permite cosechar algunos alimentos sin necesidad de comprarlos, y al mismo tiempo se convierte en un pasatiempo para la familia, en el que sus miembros pueden trabajar juntos, por una alimentación más sana y saludable.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó en 2014 un manual de auto instrucción titulado Una huerta para todos, en el que ofrece consejos a quienes quieran disfrutar sus beneficios.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta, en primer lugar el espacio y si tiene una porción de patio o jardín idónea deberá acondicionarla o buscar materiales que le ayuden en su propósito.

Es necesario mantener el suelo o sustrato libre de malezas, ya que compiten con las plantas por los nutrientes y pueden hospedar plagas y enfermedades; asimismo se debe procurar que la tierra sea rica en minerales y materia orgánica, con buen drenaje y aireación.

Sembrar directamente en la tierra o en macetas, pensadas para cada planta, dependerá en gran medida del espacio; lo que sí es recomendable empezar con cultivos fáciles como acelga, lechuga y zanahoria, ya que si la superficie es escasa estas ocupan poco espacio.

Con vistas a que no se gasten siempre los mismos nutrientes del suelo, la FAO recomienda la rotación de cultivos, es decir, cambiar el tipo de hortalizas cada temporada, propósito que se puede hacer con siembra intercalada, al cultivar dos o más especies en hileras alternas.

Las plantas que vaya a plantar puede obtenerlas de varias maneras; por ejemplo, en el caso de la acelga, luego de comprada en el mercado cortar su tallo y ponerlo en agua durante unos días para luego pasarlo a tierra. Lo mismo se hace con la lechuga o la piña.

Obtener semillas también es factible y para ello se extraen de la mejor planta, flor o fruto, se lavan con agua limpia con vistas a eliminar los restos de pulpa o de tierra, y se ponen a secar, a la sombra, sobre papel periódico por dos o tres días.

La manera más sencilla de cultivarlas es sembrándolas en un pomo plástico, el cual según el manual publicado por la FAO debe estar lleno de tierra y compost a partes iguales; y en caso de tener acceso a cascarilla de arroz, reemplace el 25 por ciento del compost por
esta.

Se deben tapar las semillas y regarlas cada tres días hasta que tengan la fortaleza suficiente para ser trasplantadas a un lugar más amplio; aunque también puede sembrarlas directamente en el suelo, ya sea al distribuirlas sobre toda la superficie (al voleo), al colocarlas en hileras (en línea), o en pequeños huecos distanciados con varias unidades a la vez (a golpes).

La mayor parte de las hortalizas se multiplican por semillas, aunque algunas se reproducen más fácilmente a través de bulbos, tubérculos, tallos u otras partes de la planta; ejemplo el ajo, que lo hace por dientes o bulbos.

Cuidar el huerto conlleva regarlo con precaución pues el exceso de agua hace que los nutrientes del suelo se vayan al fondo y queden fuera del alcance de las raíces, además de que facilita el desarrollo de enfermedades.

Por el contrario, a falta de este líquido las raíces crecen sólo en la superficie y no pueden aprovechar bien los nutrientes del suelo; y las plantas quedarán pequeñas y darán poco rendimiento, según explica el manual de auto instrucción de la FAO.

La cantidad necesaria de agua dependerá de las condiciones del lugar y del sembrado, pero mientras más profundas sean las raíces se precisa de riegos menos frecuentes aunque con abundancia; y también es importante hacerlo en la mañana, así, durante el día, el sol y el aire evaporan el agua de sobra.

Con el fin de que las plantas crezcan saludables deberá ir eliminando la maleza, tener controladas las plagas y fertilizar la tierra para aportar nutrientes; uno de los abonos más recomendados en Internet y fáciles de hacer se obtiene por la mezcla de borra de café, cáscara de plátano fruta y cascarón de huevo.

Estos son solo algunos de los primeros pasos imprescindibles para comenzar un huerto en casa, cierto que lleva tiempo y dedicación pero con los días verá el fruto de su trabajo.

Las guías alimentarias para la población cubana mayor de dos años de edad, publicadas por el Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos, perteneciente al Ministerio de Salud Pública, recomiendan consumir vegetales y frutas frescas todos los días, ya que aportan fundamentalmente vitaminas, fibra dietética y fitoquímicos.

Para una dieta saludable hay que priorizar las frutas en su forma natural y ensaladas crudas, así como seleccionar preferentemente aquellos vegetales de color verde oscuro y los amarillos o anaranjados, sugiere el documento.

Tener un huerto, por pequeño que sea el espacio disponible, posibilita obtener plantas y frutos que contribuirán al mejoramiento de la salud y a llevar un estilo de vida más económico y sustentable.

Sobre el Autor

ACN

ACN

Agencia Cubana de Noticias ACN, Genera, procesa y ofrece informaciones, comentarios y reportajes en soportes como texto, imagen, audio, entre otros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero