Actualizado 14 / 10 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

22ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

Cuatro falsos mitos de la nutrición muy extendidos

Pollo ripiado o en tiras

Aunque muchas personas son conocedoras de ciertos mitos nutricionales que nunca viene mal dar un repaso a algunos de los mitos más extendidos en el ámbito de la nutrición y el ejercicio físico.

Los mitos suelen nacer de consultar fuentes de información que no están basadas en literatura bibliográfica o que están desactualizadas.

Los carbohidratos engordan y sus variantes

Todavía parece que el macronutriente más odiado por la sociedad a la hora de adelgazar es el hidrato de carbono. Si bien es cierto que vivimos en una sociedad en la que la mayoría de los productos tienen un exceso de azúcares y una alimentación basada en productos poco saludables altos en carbohidratos y grasas, no es cierto que la culpa de todos nuestros males sea de los carbohidratos.

Los carbohidratos por sí solos no nos van a hacer engordar o no adelgazar, en primer lugar hay que tener en cuenta el balance calórico, aunque no solo debemos pensar en el balance calórico, sino también en la procedencia de los nutrientes que proporcionamos a nuestro organismo.

Es necesario tener en cuenta que una kilocaloría no es una kilocaloría y es que no es lo mismo ingerir 200 Kc procedentes de un par de dulces de bollería industrial que 200 Kc procedentes de un par de plátanos.

Aunque la composición nutricional basándonos en los macronutrientes pueda ser similar, el efecto saciante y a nivel digestivo de la comida real no es el mismo que el de los productos industriales. Las frutas, verduras, hortalizas, carnes y en definitiva, los alimentos que encontramos en la naturaleza, son más saciantes y aportan un efecto termogénico mayor en su digestión que los productos industriales.

Comer más veces no acelera nuestro metabolismo

Dentro del mundo de la nutrición, otra de las creencias erróneas es la de que si comemos más veces, adelgazaremos más.

Ahora bien, si una persona está acostumbrada a realizar varias comidas al día, porque así se siente saciada más tiempo y es capaz de controlar mejor el total calórico que debe ingerir durante el día, puede seguir utilizando esta estrategia.

No obstante, no es el hecho de comer varias veces al día lo que le ayuda a perder más grasa, sino el comer menos de lo que su cuerpo gasta a lo largo del día. El ayuno intermitente es una forma de alimentación que tiene bastantes ventajas a nivel de salud pero que no es recomendables utilizar o probar a todo el mundo, ya que, habría que ver exactamente de qué posición partimos a la hora de perder grasa.

Mezclar carbohidratos y proteínas es malo

Desde el punto de vista nutricional, este punto es un disparate. Si pensamos por ejemplo en un alimento como el brócoli, el propio alimento en sí tiene una composición nutricional en la cual encontramos tanto carbohidratos como proteínas, es decir: de cada 100g de brócoli, obtenemos 33Kc, 2.66g de carbohidratos y 3.56g de proteína.

Con lo que, realizar comidas en las que mezclemos carbohidratos con proteínas o grasas, no va a tener ninguna influencia negativa a la hora de perder grasa si es ese nuestro objetivo.

Al igual que este es un mito, todas sus variantes también lo son, como por ejemplo, el hecho de comer fruta antes o después de una comida.

Por eso, a la hora de hacer dieta o balancear nuestra alimentación, lo más recomendable es consultar un especialista y para saber cómo está preparado nuestro cuerpo y lo que requiere en realidad.

LA RECETA DE HOY:

Pollo ripiado o en tiras

Ingredientes:

Un pollo entre un kilo y cuarto y kilo y medio
2 cucharadas de aceite de oliva o vegetal
1/2 taza de vino seco de cocinar o vino blanco
1 cebolla mediana
1/2 cucharada de sal o al gusto
1 cucharada de pimienta o al gusto
2 ó mas dientes de ajo
4 huevos
1/4 taza de pasas
1/4 taza de aceitunas
1/4 taza de alcaparras (al gusto es opcional)
1 hoja de Laurel
1/4 taza de puré de tomate

Instrucciones:

Hierve el pollo hasta que este blando y bien cocinado, escúrrelo y hazlo tiritas. En una sartén pon el pollo, la cebolla y el ajo picadito, pimienta, sal, la hoja de laurel, salsa de tomate y el aceite. Cocínalo por cinco minutos hasta que se sofría bien. Añade el vino seco y los huevos bien batidos, revuelve hasta que el huevo esté cocinado. Agrégale las aceitunas, pasas y alcaparras. Cocina uno o dos minutos más hasta que todo esté bien mezclado.

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero