Actualizado 24 / 08 / 2019

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Twitter Youtube  Rss 

23ºC
33ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

El pimiento, origen, propiedades, beneficios y contraindicaciones (IV)

El pimiento, origen, propiedades, beneficios y contraindicaciones (IV)

Propiedades del pimiento

Los pimientos poseen una serie de propiedades beneficiosas para la salud consecuencia de su composición. Son alimentos ricos en fibra, enfolatos, en vitaminas y antioxidantes, sobre todo en vitamina C.

Poseen capsaicina, de acción antibiotica, analgesica y estimulante de la mucosa gástrica y de la vesícula biliar.

Y los rojos además contienen licopeno de acción anticancerígena. Ricos en fibra

Por su alto contenido en agua, bajo aporte calórico y graso, pueden ser considerados como un alimento muy apto para formar parte de dietas hipocalóricas, siempre y cuando se utilice el método de cocinado idóneo (asados).

Y como es rico en fibra hace que el consumo de esta hortaliza de sensación de saciedad, siendo muy útil en dietas de control de peso.

La fibra previene y mejora el estreñimiento al tener propiedades laxantes.

Contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en individuos que padecen diabetes.

Es capaz de reducir enfermedades relacionadas con el tracto gastrointestinal, como es el cáncer de intestino grueso.

Estimulan la secreción gástrica

El pimiento dulce es muy bueno para personas con estómago delicado, en cambio las variedades picantes pueden resultar irritantes, además de ser muy laxantes en aquellas personas que sean propensas a padecer diarreas. Las propiedades de la capsaicina

La capsaicina, un componente característico en los pimientos variedad picante, presenta un doble efecto: de un lado tiene acción antibiótica natural bastante eficaz, de ahí que los alimentos preparados con guindillas se conserven mejor; del otro lado, presentan efecto analgésico (al parecer reducen la disponibilidad del mensajero químico del dolor, denominados sustancia P) que se utiliza en tratamiento postoperatorio tras amputaciones y en caso de artritis.

Además, también forma parte de bálsamos para pieles irritadas por soriasis y herpes.

Al contrario de lo que se creía hasta hace poco, el pimiento picante no es perjudicial en personas con problemas de estómago en general, ya que una cantidad moderada favorece la digestión al estimular la mucosa estomacal y la función de la vesícula biliar.

Rico en antioxidantes

Son una buena fuente de sustancias antioxidantes como la vitamina C, E, provitamina A y de otros carotenoides como la capsantina, que son muy beneficiosas para la salud al bloquear el efecto dañino de los radicales libres.

Los antioxidantes también son capaces de bloquear los radicales libres que modifican al mal colesterol, ayudando así a reducir el riesgo cardiovascular y cerebrovascular.

Los de color rojo son muy ricos en vitamina C. De hecho contienen más del doble de la que se encuentra en frutas como las naranjas, fresas y kiwi. Tal es así que 60 gramos de pimientos contienen la cantidad diaria recomendada de vitamina C.

Ricos en folatos

Esta hortaliza es aconsejable para dietas de mujeres embarazadas, gracias a su contenido en folatos.

Una deficiencia de esta vitamina puede dar origen a espina bífida en el recién nacido. También los requerimientos de folatos están aumentados en niños en etapas de crecimiento, luego su inclusión en la dieta habitual de estos es una buena forma de prevenir deficiencias.

Acción diurética

Por su riqueza en potasio y baja proporción de sodio, el pimiento presenta acción diurética lo que hace que se facilite la eliminación de líquidos en el organismo.

Todo esto hace que su consumo sea muy beneficioso en casos de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales, retención de líquidos y oliguria.

Por otra parte, ese aumento en la producción de orina favorece la eliminación no solo de líquidos sino también de sustancias de deshecho disueltas en ellas como la urea, ácido úrico, etcétera.

LA RECETA DE HOY:

Tostadas de bonito con pimientos asados y cebolla dulce

Ingredientes:

4 rodajas pequeñas de bonito

4 rebanadas de pan de hogaza

1 pimiento rojo

1 pimiento verde de asar

2 cebollas

2 cucharadas de azúcar

1 cucharada de vinagre

aceite de oliva y sal

Preparación:

Para asar los pimientos colócalos en una placa de horno, espolvoréale sal gruesa y añade un chorrito de aceite de oliva. Calienta el horno a 200ºC y asa los pimientos durante 40 minutos.

Dejálos enfriar y pélalos. Una vez enfriados y pelados los cortaremos en tiras.

La cebolla dulce: corta las cebollas en juliana y póchalas con un poco de aceite de oliva. Cuando comiencen a dorarse, añade dos cucharadas de azúcar y una pizca de sal. Deja caramelizar, añade el vinagre y deja reducir.

Introduce las rebanadas de pan en el horno.

Mientras se termina de tostar el pan, cocina las rodajas de bonito en una sartén muy caliente con unas gotas de aceite de oliva. Procura que queden bien jugosas en su interior.

Sobre las rebanadas de pan tostado disponemos las tiras de pimientos asados. Sobre estas, el bonito y, finalmente, la cebolla dulce.

Un buen consejillo:

Un buen truco para pelar los pimientos asados con facilidad consiste en introducirlos, una vez horneados, en un recipiente con agua y hielo. El brusco contraste de temperaturas provocará que la piel del pimiento se desprenda de su carne.

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero