Actualizado 17 / 11 / 2018

buscar en guerrillero

Facebook Twitter Youtube  Rss 

21ºC
31ºC
Estado del tiempo en Pinar del Río

La zanahoria, origen, propiedades y beneficios

Una de las hortalizas más coloridas y usadas en el mundo es la zanahoria, cuyo nombre científico es Daucus carota. Pertenece a la familia de las Umbelíferas, compuesta por 200 géneros y 2 500 especies. Al parecer, las primeras zanahorias se cultivaron hace muchos años en la zona del Mediterráneo, pero se trataba de una variedad de color amarilla o púrpura muy distinta a la que se conoce en la actualidad.

Origen y particularidades de la zanahoria

Gracias a pinturas e históricos documentos, se sabe que las zanahorias existen por lo menos desde hace 5 000 años. Y no siempre fueron consideradas un alimento. En un inicio, las zanahorias eran cultivadas con fines medicinales y se utilizaban para tratar varias enfermedades.

La zanahoria que se ve hoy día, pudo haber nacido en Holanda, durante el siglo XVII. Desde allí se extendió por muchos territorios hasta convertirse en una de las hortalizas de mayor producción en Estados Unidos, Asia y Europa.

El ciclo de la planta se completa en dos años. En una fase inicial, de 12 meses, brotan las hojas y la raíz, y luego comienza el crecimiento del tallo y la floración.

Existe un tipo de zanahoria que se desarrolla de forma silvestre, y otro que es sembrado con extremo cuidado para obtener un producto sano, rico y con calidad de exportación.

Es común encontrar zanahorias de raíz corta y forma redondeada, cilíndrica o alargada, que surgen de las plantaciones tempranas, y otras largas con terminación puntiaguda. Sin embargo, las más comunes son gruesas, de tamaño intermedio, con una tonalidad anaranjada intensa, que se debe al betacaroteno y a la pro vitamina A.

Características de la zanahoria

La parte comestible de la zanahoria es la raíz principal o tubérculo. Aunque suele darse mejor en climas fríos, progresa muy bien en regiones tropicales y subtropicales.

Suele medir entre 15 y 20 centímetros y pesar entre 100 y 250 gramos. Hay zanahorias amarillas, blancas y rojas, pero la más popular es la anaranjada.

La mata tiene hojas parecidas a las de los helechos, y flores blancas o púrpura, con cinco pétalos y cinco estambres. Cuenta con unos tallos largos y apretados que alcanzan los 60 centímetros o más, pero lo que se ingiere es la raíz ancha de corteza exterior y núcleo interior que guarda los nutrientes y el azúcar que le confieren su gusto tan particular.

LA RECETA DE HOY:

Croquetas de zanahoria

Ingredientes:

  • cebolla
  • 250gr de zanahoria
  • 300ml leche desnatada
  • 50g harina integral
  • aceite de oliva
  • huevo
  • pan rallado
  • sal

Preparación:

Comenzamos rallando la cebolla y la zanahoria con un rallador. En una sartén caliente echamos tres cucharadas de aceite de oliva y agregamos la cebolla rallada y sal, para que se poche antes. Removemos durante cinco minutos.

Una vez tengamos la cebolla pochada (cocer en agua hirviendo o en caldo), agregamos la zanahoria rallada. Pochamos las verduras. A continuación, incorporamos los 50 gramos de harina integral. Rehogamos las verduras con la harina durante cinco minutos.

Con la harina ya tostada, apartamos del fuego y añadimos los 300 ml de leche fría. Removemos y seguimos elaborando la bechamel. Podemos añadir nuez moscada si queremos. Volvemos al fuego y removemos hasta que la bechamel esté hecha.

Vertimos la masa en una fuente amplia y ponemos el papel film para taparla. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Luego la meteremos en la nevera durante unas horas.

Con el pan rallado vamos dando forma a las futuras croquetas. Las freímos con aceite abundante y bastante caliente.

Sobre el Autor

Idalma Menéndez Febles

Idalma Menéndez Febles

Graduada del Instituto Superior pedagógico Rafael María de Mendive

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Red 2.0

Aplicación móvil
Extensión para su navegador

Periódico Guerrillero