Biomodulina T: medicamento cubano para prevenir la COVID-19

Cuba posee un inmunomodulador biológico denominado Biomodulina T, el cual se aplica hoy de modo preventivo a personas vulnerables para combatir el virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

El medicamento -producido en el Centro Nacional de Biopreparados (BioCen) tiene resultados comprobados en el aumento de las defensas de los organismos y las evidencias científicas apuntan a que durante una infección de Covid-19, provee linfocitos T para combatir la enfermedad.

Dicho fármaco puede ser aplicado de manera preventiva tanto en adultos mayores como en el personal de salud con riesgo de contagio de la enfermedad, en aquellos con contactos sospechosos de Covid-19 o en personas inmunodeprimidas.

De acuerdo con el diario digital cubano Guerrillero, aplicar este medicamento de manera profiláctica ayudará a estimular el sistema inmune de las personas pertenecientes a estos grupos vulnerables de manera que no se infecten o, si lo hacen, su respuesta al virus sea mejor y presenten menos complicaciones.

Este producto se basa en extracto de timo bovino, no es hemoderivado y se utiliza desde hace muchos años en Cuba para estados de disfunción inmunológica como las infecciones respiratorias a repetición en el adulto mayor, y también ayuda a mejorar el sistema inmune de pacientes con morbilidades como la Diabetes Mellitus.

Se inyecta por vía intramuscular o endovenosa, no tiene casi reportes de reacciones adversas por lo que es muy seguro y estudios recientes evidencian que aumenta la proliferacióin de células de defensa como los Linfocitos T y ayudan a que estas produzcan interferones, que tienen una actividad antiviral importante.

La Biomodulina T es un producto registrado en Cuba desde 1994 y fue inscrito inicialmente por un laboratorio del Hospital Naval Luis Díaz Soto, aunque el BioCen lo produce y desarrolla desde 2008.

Por otra parte, el director nacional de Epidemiología del ministerio de Salud Pública, Francisco Durán informó en conferencia de prensa que Cuba dispone del medicamento conocido como Ivermectin, un antiparasitario que estudian contra la Covid-19.

De comprobarse la efectividad como tratamiento en pacientes contagiados con la Covid-19, Cuba no dudaría en emplearlo, afirmó Durán.

El Ivermectin se usa fundamentalmente para combatir los piojos, pero ha sido efectivo «in vitro» contra enfermedades como el dengue, la gripe y el zika; aunque por estar pendiente de las pruebas en humanos, no es posible dar todavía resultados conclusivos.

Durán refirió un estudio realizado por la Universidad de Monash, de la ciudad de Melbourne, en Australia, que en ensayos con cultivos celulares demostró que el fármaco es capaz de matar en 48 horas al coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia que asola a gran parte del mundo.

‘Hemos descubierto que incluso una sola dosis podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que, además, a las 24 horas se produce una reducción realmente significativa’, expresó Kylie Wagstaff, autora principal del estudio, citada por The Sidney Herald.