Avanza Pinar del Río en el Tercer Perfeccionamiento de la Educación

Pinar del Río avanza en el Tercer Perfeccionamiento que se desarrolla en el sistema de Educación en Cuba, en especial en lo relacionado en cómo concebir la organización de la escuela, para que sea más flexible, democrática y participativa.

En reciente visita de representantes de las Direcciones Municipal (DME) y Provincial (DPE) de Educación a los centros involucrados en el experimento, la cual realizan todos los meses, se avaló que se progresa más hacia lo interno; de hecho el horario docente, la realización de las actividades y el sistema de acciones se realizan a partir de la consulta con los trabajadores, la familia, estudiantes y los factores comunitarios.

María Caridad Rivera González, subdirectora de Educación en Pinar del Río, aseguró que prosperan menos en cómo lograr una mayor participación de los agentes y agencias comunitarias y de la familia en las actividades que tienen que ver con el proceso docente educativo, y con el trabajo político y cultural.

“Las causas no descansan en la disposición de la familia, ni de los agentes, sino en que la escuela no gestiona de manera suficiente ese nivel de participación.

“El director del centro rector, en este caso de la secundaria Carlos Ulloa, representa a las demás escuelas en la reunión de coordinación que todos los meses realiza el presidente del consejo popular con toda su estructura y representantes de organismos, organizaciones y empresas.

“Ese constituye el momento para realizar las coordinaciones con las agencias y agentes comunitarios y para solicitar los niveles de intervención que requieren, y además para saber en cuáles actividades de esas entidades la escuela tiene que tener un nivel de participación”.

El consejo popular Hermanos Cruz, que es uno de los cinco escogidos en el país para experimentar el tercer perfeccionamiento del sistema nacional de Educación, que se realiza en Cuba, tiene una ruta académica perfecta, porque tiene centros escolares de las diferentes enseñanzas.

Se involucran en la experiencia un círculo infantil, tres escuelas primarias, una secundaria básica, un preuniversitario, el politécnico Primero de Mayo y la escuela especial 28 de Enero, que aunque no pertenece al Hermanos Cruz es la que garantiza los recursos y el apoyo para la preparación a los maestros y la atención a aquellos niños con necesidades educativas especiales.