Aprueba Consejo de Defensa Provincial nuevas restricciones para la trasportación

El Consejo de Defensa Provincial (CDP)  de Pinar del Río adoptó nuevas medidas para controlar la circulación de vehículos estatales y a partir del próximo sábado nueve de mayo comenzarán a aplicarse contravenciones a quienes incumplan, de acuerdo con el Decreto 261.

Para la circulación de todos los carros chapa B banda azul, que incluye empresas mixtas, instituciones religiosas, cooperativas agropecuarias y no agropecuarias, será necesario un permiso.

No lo necesitarán los ómnibus de las empresas de Transporte y Escolares, los medios de TaxisCuba y Cubataxis, ni tienen limitación los carros privados. Para acceder a Guane, Mantua y Sandino deberán tener un permiso especial, mientras la zona de La Ceiba permanezca en cuarentena.

El autorizo, aunque es personal, debe pegarse en el parabrisas del vehículo para facilitar la circulación en la vía y excepto Pinar del Río los trámites de los medios municipales se hacen en sus territorios.

Los carros que tienen el somatón vencido después del 15 de marzo -y sean imprescindibles- tendrán prórroga hasta el 31 de julio.

Aunque la provincia lleva nueve días sin reportar casos positivos a la COVID-19 no podemos confiarnos, destacó el doctor Ariel Godoy, director provincial de Salud Pública, y especificó que “es inadmisible un rebrote de la enfermedad en la provincia y para ello debemos extremar las medidas higiénicas y de aislamiento social”.

En el CDP se hizo un llamado a mantener las medidas de ahorro para disminuir el consumo energético, pues se cumple con los picos eléctricos pero estamos sobrepasados en el consumo.

Basilio Suárez Cabrera, gerente de la sucursal de Cimex en Vueltabajo, informó sobre el aumento del número de clientes que acceden a la tienda virtual Tuenvío.cu. Por ello adoptaron un nuevo sistema de trabajo con la puesta en marcha de un almacén para depositar las mercancías, pero aún no cumplen con las demandas de los clientes.

Se consensuaron otras medidas para mejorar la organización en las colas y garantizar la adquisición de productos a una mayor cantidad de población. Entre ellas sobresale el cambio en los horarios de distribución, mejoramiento de los mecanismos de control y orden en las tiendas así como la ampliación de la red de ventas a todas las comunidades.

Así lo informó Omar Machín Lemus, jefe del Subgrupo de Alimentos de la provincia, quien argumentó que la estrategia incluye la apertura de carpas para vender productos de las cadenas en los diferentes lugares del territorio, en aras de dispersar la mercancía y acercarla a las personas, así como utilizar otros métodos en las colas para garantizar la organización.