Aplican leyes por incumplimiento de medidas ante la COVID- 19

Unas dos mil 163 personas han sido requeridas en Pinar del Río ante el incumplimiento de las acciones adoptadas en Cuba para evitar la propagación de la COVID- 19, enfermedad que ha cobrado decenas de miles de vidas en el mundo.

Lázaro Guzmán Díaz, Fiscal Jefe Provincial, explicó en el programa Jueves de Debate, del telecentro Tele Pinar, que el trabajo conjunto entre el Ministerio del Interior (MININT) y la Fiscalía en los municipios ha permitido aplicar las leyes en cada caso, “de forma individualizada, racional y con energía”.

Precisó que la mayor parte de las personas han recibido una medida profiláctica; en tanto a 772 ciudadanos se les han impuesto multas administrativas en las calles y a 94, realizado advertencias oficiales.

Lo ideal sería que las personas cumplan de forma espontánea lo establecido para esta contingencia; pero no ha sido así en todos los casos, añadió.

Indicó Guzmán Díaz que se ha actuado de manera preventiva para no llevar a los ciudadanos al tribunal, “pues también se puede hacer”.

En ese sentido, especificó que el 55 por ciento de los delitos que hasta hoy se procesan corresponden al de propagación de epidemias – contemplado en el Artículo 187 del Código Penal-, producido por violar cualquiera de las disposiciones frente a la pandemia, ya sean nacionales o locales.

El resto de los delitos corresponden a actividades económicas ilícitas, especulación y acaparamiento.

Por quebrantar las medidas de aislamiento se han aplicado 15 multas por el Artículo 8.3 del Código Penal, con montos que rondan los 750 y dos mil pesos, apuntó, aunque en el Tribunal Municipal de San Luis se sancionó a un ciudadano con punición de siete mil pesos.

También se refirió a dos hechos de ataque a trabajadores del MININT, uno de ellos provocando una herida en la frente al agredido.

Aplicamos tratamiento administrativo diferenciado a las personas que creemos en un momento determinado comenten un error, pero responden positivamente, por ejemplo, por el uso del nasobuco; y los que no lo hacen,  van a los tribunales, detalló.

La COVID- 19 en Cuba ha conllevado a la adopción de medidas que van desde la suspensión de clases en las instituciones educacionales hasta transformaciones en el comercio y la gastronomía, de cara a proteger a los cubanos y frenar el contagio.

De la responsabilidad ciudadana depende en gran medida que la pandemia no cause mayores estragos en la mayor de las Antillas, sobre todo al bienestar de sus habitantes.