Aplausos también para la policía pinareña

Para ellos no existe descanso ni aislamiento. Su labor, tan vital en la sociedad, no les permite quedarse en casa con sus familias. Y es que su misión, ahora más que nunca, es estar donde sea necesario, velando por la salud, la seguridad y el bienestar de los ciudadanos.

Como miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, se mantienen en la primera línea de prevención contra el nuevo coronavirus. Ahora, el verdadero combate consiste en garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias en mercados y tiendas de divisa, centros a los que diariamente acude un gran número de personas en busca de provisiones.

«Hemos llegado a lugares con aglomeraciones y otros con extensas listas, que -según refiere la población-, desde la noche anterior están marcando. En ese momento hacemos trabajo profiláctico y logramos que todo fluya bien y cada cual pueda llevarse el poquito de producto que le toca a su casa», cuenta el Primer Teniente Bilmar Reyes Portú.

Asimismo, para hacerle frente a aquellas indisciplinas que constituyen delitos, han tenido que adoptar otras medidas. «Fundamentalmente estamos aplicando el Decreto 141 2E a personas que hacen caso omiso y todavía no quieren usar el nasobuco de una manera correcta», explica el Primer Teniente.

A la Capitana Jefa de Sector de la Calle Martí, Deisy Díaz Valdés, le ha tocado «velar porque no haya alteraciones del orden y que las personas no compren doble en las colas.  Sabemos el riesgo que corremos y cuánto nos exponemos cada día, pero usamos todos los medios de protección.Además, este es nuestro deber y tratamos de cumplirlo a cabalidad», asevera.

El peso de la ley

Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, en la más occidental de las provincias cubanas, aún hay quienes violan lo establecido y deciden transgredir las normas, a pesar de los reiterados llamados a la disciplina, el orden y la responsabilidad ciudadana.

De ahí que,hasta la fecha, se contabilizan 67 denuncias vinculadas al enfrentamiento del SARS-CoV-2, según declaró a la prensa el Teniente Coronel Maykel Abreu Ramos, jefe del sistema de la PNR en Vueltabajo.

«La mayoría por propagación de epidemias, y el resto relacionadas con otros delitos como actividad económica ilícita, acaparamiento, apropiación indebida e incumplimientos en las normas de protección al consumidor», informó.

«Alrededor de diez denuncias incluyen atentado, desacato a la autoridad o desobediencia. Estas han tenido un peso importante, porque quienes incumplen van a responder por los hechos cometidos ante los tribunales», aclara.

«También en este período hemos actuado de manera preventiva sobre 4113 personas, sobre todopara llamarles la atención y tratar de que entiendan la necesidad de cumplir con las medidas que la dirección del país está emitiendo», acota.

También llevan aplausos

Aunque la lista de indisciplinados en Pinar del Río tenga varias casillas ocupadas, la mayoría del pueblo agradece la presencia de estos hombres y mujeres que con valor y responsabilidad cumplen con su deber, y en estos días se ven mucho más patrullando de noche por los barrios, organizando colas, ayudando a quienes lo necesitan, cerciorándose de que todos están bien.

«Realmente juegan un papel importante en la organización, porque algunas personas se ponen un poco desobedientes y entonces les toca hacer cumplir con el distanciamiento social, el uso del nasobuco y el orden, y eso, indiscutiblemente, nos beneficia a todos», asegura la vueltabajera Miguelina Acanda.

«Su presencia aquí es muy buena porque mantienen el control, evitan que haya alteraciones, garantizan que se respete el espacio establecido, dan una explicación cuando entra el producto y la verdad es que no quieren ni bulla ni nada… y todo el mundo compra, que es lo principal», apunta Gladys Hernández.

«Es admirable su labor, porque al final son los que están en la calle exponiéndose, velando porque se cumpla ley, para que no exista acaparamiento, para que la gente cumpla las normas y disposiciones establecidas en esta etapa», señala Maura Martínez.

«Creo que es muy valioso el trabajo en los puntos de pesquisaje. Es una manera de sentirnos seguros, sobre todo quienes por cuestiones laborales tenemos que trasladarnos de un lugar a otro. Además, agradecemos la preocupación por nuestra salud y nuestra seguridad», dice Ariel Rodríguez

Dentro y fuera

Como parte del trabajo de la PNR, en la provincia también funcionan cuatro puntos de control de carretera para eliminar la entrada y salida del territorio por gusto.

Allí, los agentes del orden son acompañados por autoridades sanitarias de Higiene y Epidemiología, representantes de la Cruz Roja,médicos y enfermeras. De conjunto pesquisan los vehículos que circulan por las vías, y examinan a choferes y viajeros en busca de síntomas propios de enfermedades respiratorias», explica el Capitán Yoel Alberto Pozo Acosta, jefe de tránsito en Vueltabajo.

La medida, pretender evitar la propagación de la COVID-19, por lo que es importante informar al Consejo de Defensa Provincial sobre aquellos ciudadanos que viajan hacia nuestra provincia en funciones que no se corresponden con las indicaciones emitidaspor la máxima dirección del país, añade el Capitán.

Asimismo, desde estos puntos se controla que no transiten innecesariamente carros del sector estatal, y en el caso del transporte de carga, se chequea la documentación del vehículo y de la mercancía que traslada.